CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

EE.UU.: Atlanta le da el último adiós a Rayshard Brooks; Trump amenaza con “10 años de cárcel” a quienes derriben estatuas

Los portadores del féretro llevan los restos de Rayshard Brooks a la Iglesia Bautista Ebenezer para su servicio funerario en Atlanta. Fotografía: Joe Raedle/Getty
Words mor.bo

Desde el mes pasado, los Estados Unidos viven lo que parecen ser las más intensas protestas en décadas, que se han convertido en las más importantes de ese país desde el año 1968, cuando Martin Luther King, Jr. encabezó el movimiento por los derechos civiles en la nación norteamericana. Luego del asesinato de George Floyd, y gracias a años de racismo y violencia sistémicos por manos de la policía y de las instituciones del Estado, durante los últimos días, se han visto llamados a la abolición de las fuerzas policiales, mientras que más y más oficiales parecen ser arrestados por violencia exacerbada.

Luego de que en los últimos días las protestas se calmaran, estas arreciaron luego del asesinato de una nueva víctima a manos de la policía: Rayshard Brooks, quien recibió dos disparos en la espalda en Atlanta. En California, un hombre afroamericano fue encontrado colgado de árboles: Robert Fuller, y aunque las autoridades parecieron en un principio descartarlo como “suicidio”, su familias indican que puede haber sido víctima de un asesinato racial, mejor conocidos como linchamientos, en muertes que recuerdan a las muertes de esclavos en los Estados Unidos décadas atrás. Así que la situación parece estar tomando un tono más peligroso, con enfrentamientos armados entre ultra derecha y ultra izquierda, e, incluso, rumores de asesinatos.

A continuación, les ofrecemos un resumen de lo ocurrido en las últimas horas en los Estados Unidos.

  • El presidente Donald Trump publicó tweets el día de hoy en donde pidió un duro castigo para los manifestantes que atacan las estatuas y dijo que estaba autorizando al gobierno federal para hacerlo cumplir. Trump citó una ley destinada a proteger los monumentos en los EE.UU. y parecía pedir que la ley existente se aplicara más ampliamente. “He autorizado al Gobierno Federal a arrestar a cualquiera que vandalice o destruya cualquier monumento, estatua u otra propiedad federal en los EE.UU. con hasta 10 años de prisión, según la Ley de Preservación de los Monumentos de los Veteranos, o cualquier otra ley que pueda ser pertinente”, escribió. “Esta acción se toma con efecto inmediato, pero también puede ser usada retroactivamente para la destrucción o vandalismo ya causado. ¡No habrá excepciones!” El lunes por la noche, los manifestantes fuera de la Casa Blanca trataron de derribar una estatua del presidente Andrew Jackson, quien en el siglo 19 obligó a miles de nativos americanos a abandonar sus tierras ancestrales en marchas forzadas mortales. Los manifestantes fueron detenidos por agentes de policía, y varios fueron arrestados.
  • Amigos y familiares de Rayshard Brooks comenzaron a llegar hoy a la histórica iglesia de Atlanta que fue el púlpito del reverendo Martin Luther King Jr. para el funeral del hombre negro cuyo asesinato por un policía blanco en un estacionamiento de comida rápida, y que avivó las protestas en todo Estados Unidos por la injusticia racial. La hija de King, la reverenda Bernice King, tiene previsto pronunciar unas palabras en el servicio privado, junto con un amigo de Brooks, su suegra y el pastor principal de la Iglesia Bautista Ebenezer, el reverendo Raphael Warnock. “Rayshard Brooks no sólo estaba huyendo de la policía. Estaba huyendo de un sistema que hace esclavos a la gente. Un sistema que no le da a la gente común que ha cometido errores una segunda oportunidad, una verdadera oportunidad de redención”, dijo Warnock, un candidato demócrata al Senado, en un extracto publicado antes del servicio.
  • Un nuevo informe publicado hoy por Amnistía Internacional destaca que las fuerzas policiales de todos los Estados Unidos cometieron violaciones generalizadas y atroces de los derechos humanos contra personas que protestaban por los asesinatos ilegales de personas de raza negra y pedían una reforma policial, al tiempo que lanzaba un mapa interactivo de incidentes de violencia policial y una nueva campaña que pedía cambios sistémicos en la policía. “El análisis es claro: cuando los activistas y partidarios del movimiento Black Lives Matter salieron a las calles en ciudades y pueblos de todo Estados Unidos para exigir pacíficamente el fin del racismo sistémico y la violencia policial, se encontraron con una respuesta militarizada y con más violencia policial”, dijo Brian Castner, asesor superior de crisis sobre armas y operaciones militares de Amnistía Internacional.
  • Las autoridades de Seattle, alarmadas por dos tiroteos de fin de semana, planean empezar a desmantelar seis manzanas de calles en una parte de la ciudad ocupada por activistas que protestan contra la brutalidad policial y la desigualdad racial en todo Estados Unidos. Un adolescente fue asesinado y al menos otras dos personas resultaron heridas en los tiroteos en lo que se conoce como la zona de Protesta Organizada del Capitolio (CHOP). La alcaldesa de Seattle, Jenny Durkan, dijo que las autoridades de la ciudad estaban trabajando para poner fin a la zona CHOP y que el Departamento de Policía de Seattle (SPD) pronto se mudaría de nuevo a un edificio de la comisaría que sus fuerzas habían abandonado en gran medida en la zona. “El SPD regresará al Precinto Este. Lo haremos pacíficamente y en un futuro cercano”, dijo Durkan en una conferencia de prensa el lunes. De hecho, la policía de Seattle está investigando otro tiroteo que ocurrió cerca de la zona de protesta “ocupada” de la ciudad. El tiroteo ocurrió alrededor de las 5 a.m. del martes en el barrio de Capitol Hill al este del centro. Un portavoz del Centro Médico Harborview dijo que las heridas del hombre no eran mortales. La policía no dio a conocer inmediatamente más información.
  • El hombre de Florida acusado del asesinato de Oluwatoyin “Toyin” Salau, una manifestante de 19 años de edad de Black Lives Matter, admitió haberla matado a ella y a otra mujer, dijo la policía en los documentos del tribunal que se publicaron en los medios de comunicación locales. Aaron Glee, de 49 años,fue acusado de secuestro, asesinato y agresión sexual en las muertes de Salau y de Vicki Sims, de 75 años: “Glee admitió voluntariamente ante los agentes que le custodiaban que había asesinado a dos mujeres en Tallahassee”, rezaban los documentos del tribunal. “También llemó por teléfono a su madre e hizo las mismas admisiones”. Salau, una joven negra que ayudó a dirigir las protestas contra la brutalidad policial en su comunidad, había hablado anteriormente de ser víctima de una agresión sexual. Según los investigadores de los documentos del tribunal, Glee secuestró a Salau durante tres a cinco días, violándola y luego matándola, después de que desapareciera el 6 de junio.
  • Una candidata republicana que se presenta al Congreso afirmó que el asesinato de George Floyd fue un engaño. La Dra. Winnie Heartstrong, que se presenta para representar al primer distrito del Congreso de Missouri, compartió la teoría en Internet la semana pasada, que negó que Floyd muriera el 25 de mayo en Minneapolis. Escribió en Twitter que Floyd, el hombre negro desarmado que murió bajo la custodia de la policía de Minneapolis y que encendió las manifestaciones contra el racismo en todo el mundo, había en cambio “muerto en 2016”. En un aparente intento de denunciar esas manifestaciones, la Dra. Heartstrong escribió que “Las imágenes de George Floyd que vimos en la cámara el 25 de mayo de 2020 fueron creadas utilizando la tecnología deepfake – composiciones digitales de dos o más personas reales”. Esas afirmaciones, que la candidata republicana y “académica” ha tratado de probar con un informe en internet, no tienen base en la verdad.
  • Los demócratas del Senado enviaron una carta al líder de la mayoría Mitch McConnell el día de hoy, señalando que bloquearán el proyecto de reforma policial del senador republicano Tim Scott, describiendo la legislación como “lamentablemente inadecuada”. El líder de la minoría del Senado Chuck Schumer y los senadores Cory Booker y Kamala Harris escribieron, “Este proyecto de ley no es salvable y necesitamos conversaciones bipartitas para llegar a un punto de partida constructivo”. Los senadores republicanos necesitan que siete de sus colegas demócratas voten con ellos sobre la moción de proceder para que el proyecto de ley Scott avance, así que los demócratas tienen la capacidad de bloquear la legislación si están unidos en oposición a ella. McConnell pidió a los demócratas que voten a favor de la moción para proceder y permitir que los desacuerdos sobre el proyecto de ley se resuelvan mediante el debate y las enmiendas, pero la última carta deja claro que los senadores demócratas creen que hay demasiados problemas con la legislación para avanzar. “Este es un serio desafío que requiere soluciones serias”, dice la carta de los tres senadores.
  • El FBI inició una investigación para identificar quien dejó una soga en forma de horca en el garaje de Bubba Wallace, el único conductor negro del circuito automovilista NASCAR, tras el descubrimiento de un segundo tramo de cuerda en otra pista de carreras de EE.UU. Se encontró una ‘soga improvisada’ colgada de un árbol en el Sonoma Raceway de California, otro circuito utilizado en el calendario de la Nascar, que tiene connotaciones significativamente ofensivas para la comunidad negra como símbolo de opresión, esclavitud y muerte. Wallace fue atacado el domingo con un truco similar, con una soga encontrada en el puesto de su garaje antes de la carrera aplazada en Talladega Superspeedway, a la que calificó de “despreciable acto de racismo” y prometió seguir luchando en la batalla por la igualdad racial. La maniobra fue una respuesta a la exitosa campaña de Wallace para prohibir la bandera confederada en este deporte, dado lo que representa para los afroamericanos.
  • Un repartidor francés que murió después de ser arrestado en París suplicó, “Me estoy asfixiando” varias veces mientras la policía lo mantenía en el suelo. Recientemente se publicaron en Internet imágenes de Cédric Chouviat, de 42 años de edad, diciendo que no podía respirar siete veces en 22 segundos mientras los agentes lo sujetaban al suelo. Cuatro policías están siendo interrogados por “homicidio involuntario” a causa del arresto cerca de la Torre Eiffel en enero, que se hace eco de la muerte de George Floyd en los Estados Unidos y que ha provocado protestas en todo el mundo y manifestaciones de Black Lives Matter. Después de que los videos fueron reportados el martes, la familia de Chouviat apeló al presidente Emmanuel Macron para que ordenara la suspensión de los cuatro oficiales. También exigieron que se “prohíba permanentemente” a la policía el uso del estrangulamiento y de la sujeción en posición prona, es decir, que se obligue a una persona a ponerse boca abajo en el suelo para ser esposada. “Pedimos calma. Francia no es los Estados Unidos, pero Francia se está convirtiendo en algo parecido a los Estados Unidos”, dijo William Bourdon, uno de los abogados de la familia Chouviat en una conferencia de prensa. Arié Alimi, otro abogado de la familia, añadió: “Es la restricción propensa y el estrangulamiento lo que mató a Cédric Chouviat. Hoy en día, todo el mundo sabe que estas técnicas matan”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde