NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH
CLOSE

Contemporary Store

   

Regístrate en nuestra store y obtén un 20% OFF en nuestra merch exclusiva.

Ir a la store 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Politics

EE.UU.: Amy Coney Barrett asume como jueza de la Corte Suprema a una semana de la elecciones

Amy Coney Barrett tomando juramento como nueva jueza de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos. Fotografía: EFE
Words Carlos Turmero

Finalmente y luego de ser un tema de discusión entre las altas esferas del gobierno de Estados Unidos, a tan solo una semana de las elecciones presidenciales en el país, Amy Coney Barrett realizó este lunes por la noche su juramento como nueva jueza de la Corte Suprema después de que el Senado aprobara su nominación por 52 votos a 48. Este nombramiento consolida la mayoría republicana para los próximos años en la institución más importante del país con seis jueces conservadores frente a tan solo tres progresistas, lo que supone una victoria para Donald Trump.

“Trabajaré sin ningún temor ni favor. Lo haré con independencia tanto de los poderes políticos como de mis propias preferencias”, aseguró Coney Barrett tras jurar el cargo vitalicio en un breve discurso en la Casa Blanca en el que agradeció al presidente su apoyo. “Amo la Constitución y la República Democrática que garantiza y me voy a encargar de preservarla”, añadió. Barrett será el magistrado número 115 y quinta mujer que trabajará en los 231 años de historia de la corte.

Por su parte, Trump aseguró desde el jardín de la Casa Blanca antes que Barrett jurara como jueza ante el magistrado del máximo tribunal Clarence Thomas, que este era un día “trascendental para Estados Unidos, para la constitución estadounidense y para un estado de derecho justo e imparcial”.

Vale la pena destacar que el nombramiento de Barrett ha sido uno de los más rápidos que se recuerdan en a historia de la nación. Ante la posibilidad de perder las elecciones (y el Senado), teniendo en cuenta los datos de las encuestas en este punto de la carrera, Trump y los republicanos aceleraron el proceso y, el 26 de septiembre, antes incluso de que la jueza Ruth Bader Ginsburg tuviera su funeral, el presidente nominó a Amy Coney Barrett para sustituir a la recordada jurista.

Pero viajando un poco más en el tiempo, puntualmente al año 2016, en el que gracias al control del Senado, los republicanos bloquearon la confirmación de un juez progresista en el último año de Obama, por lo que no no quisieron arriesgarse a una victoria de Joe Biden que frustrara los planes de colocar a Barrett en la máxima instancia judicial del país.

Barret, una conservadora de 48 años con opiniones contrarias al aborto, se suma a otros dos magistrados (Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh) nombrados por Trump durante su mandato. “Este es un momento histórico y revolucionario”, dijo hace cuatro días el senador republicano Lindsey Graham, presidente del comité relativo al nombramiento. “Lo hemos conseguido”. El último presidente de EE.UU. que logró nombrar a tantos jueces fue Ronald Reagan, pero durante ocho años.

Los demócratas han advertido que la confirmación de Barrett pone en peligro la protección de la atención médica y la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio. Argumentan que el proceso de confirmación se apresuró y acusó a los republicanos de hipocresía al avanzar con la nominación después de bloquear la consideración del candidato a la Corte Suprema del expresidente Obama, Merrick Garland, en 2016.

Las opiniones judiciales de la jueza Barrett, basadas en una muestra sustancial de los cientos de casos que ha considerado en sus tres años en la corte federal de apelaciones de Chicago, están marcadas por el cuidado, la claridad y el compromiso con los métodos interpretativos utilizados por el juez Antonin Scalia, el gigante de la jurisprudencia conservadora para quien trabajó como asistente legal de 1998 a 1999, según reseña The New York Times.

Esta nueva mayoría de los republicanos en la Corte Suprema pone en duda sentencias históricas sobre el acceso al aborto, los derechos de los inmigrantes o de la comunidad LGTBQI+. 

MOR.BO es un medio independiente creado por un colectivo de periodistas. Nuestra independencia y autonomía editorial nos permite ofrecer reportes y análisis intrépidos. Tienes el poder de apoyarnos en estos tiempos económicos volátiles y ayudar al financiamiento de nuestra plataforma con una pequeña contribución. Apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1. También puedes contribuir adquiriendo nuestra merch exclusiva en nuestra Contemporary Store.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 2
    Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
NIGHT MODE DAY MODE