En su verso como invitado en tema Where Ya At de Future, Drake rapea que no va a permitir que la comunidad donde vive sea un impedimento a la hora de hacer fiestas: “I’ll buy the neighbors house if they complain about the noise.” Resulta que puede haber algo de verdad en esto, pues de acuerdo con el website Trulia, el pasado junio (un mes antes del lanzamiento de Where Ya At), Drake compró la propiedad contigua a su complejo de Hidden Hills, California por $2.85 millones de dólares. Tiene un área aproximada de 1.5 kilómetros cuadrados y cuatro dormitorios, cinco baños, así como un plan de piso abierto, pisos de madera, techos altos… así como múltiples chimeneas y una cocina gourmet de última línea.

Al parecer, desde que se mudó al lugar en el año 2012, los rumores dicen que Drake ha tenido que enfrentar varias quejas por el ruido que se genera en su propiedad de $7.7 millones de dólares. Uno de sus vecinos es Kanye West, de quien Drake dice que tiene una piscina más pequeña que la de él, pero no creemos que vaya a quejarse por el ruido. El blog Trulia tiene más detalles sobre la propiedad, incluyendo algunas imágenes, que incluye el patio trasero con piscina, la cocina con mármol blanco, el comedor, la sala y algunas habitaciones. Como trivia, hay un baño con jacuzzi y un piano para entretener a los invitados. Ah, y un establo para caballos. Todo muy modesto, en caso de que quiera invitar a Rihanna a quedarse alguna vez.

Escuchemos el tema Where Ya At en donde escuchamos a Drake hablando sobre la compra de la casa junto a Future:

Despues de leer, ¿qué te pareció?