CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Coronavirus Perspectives

Coronavirus: Ocupación de camas en Chile alcanza el 78%; México llega a los 40.000 contagios

Un hombre camina frente a locales comerciales cerrados en las calles de Sao Paulo. Fotografía: EFE
Words mor.bo

Nuevamente traemos el resumen de las noticias que se han generado en las últimas 24 horas con respecto a la pandemia del coronavirus, la cual al momento de esta redacción registra un total de 4.490.958 casos confirmados en todo el mundo, de los cuales 2.499.715 se encuentran activos, 47.715 están en estado crítico, 301.558 fallecidos y 1.690.669 se han recuperado de manera satisfactoria.

Comenzamos como siempre con Chile, en donde la situación de los contagios parece haber aumentado considerablemente en los últimos días: el Ministerio de Salud informó hoy que se contabilizaron 2.659 casos nuevos, de los cuales 2.301 son sintomáticos y 358 asintomáticos. Según reportó la subsecretaria de Salud, Paula Daza, a la fecha se registran 15.655 recuperados y 21.017 activos, de modo que el total de casos alcanza 37.040 desde el inicio de la pandemia, con la mayoría de los nuevos casos concentrándose en la Región Metropolitana.

De igual manera, se superó el récord de personas fallecidas con 22 (de las cuales 12 padecían enfermedades crónicas), dando un total de 368 decesos hasta ahora. Como dato preocupante, el Minsal también confirmó que la ocupación de camas en todo el país alcanzó al 78%, mientras que en regiones se está acercando al límite.

El ministro Jaime Mañalich dijo que Chile se enfrenta a un desafío único, y que los ciudadanos deben cumplir las medidas restrictivas decretadas por el Gobierno. “Estamos frente a un desafío único y es por eso que debemos establecer una relación de confianza y los agentes del Estado para vencer a esta pandemia. Sin esa colaboración, no es suficiente. Hay una responsabilidad comunitaria de todos”.

En Latinoamérica, Brasil sigue siendo el foco: un total de 749 personas murieron en las últimas 24 horas por cuenta del COVID-19, con lo que el número de fallecidos en el país ya sobrepasa los 13.000, según informó este miércoles el Ministerio de Salud. De acuerdo con el último balance divulgado por la cartera, los contagios también continúan avanzando y durante la última jornada fueron registrados 11.385 nuevos casos, lo que supone que al menos 188.974 personas se han infectado en el gigante suramericano. Con los resultados divulgados hoy, Brasil sobrepasó a Francia (178.060) en el ránking mundial y se convirtió en el sexto país del mundo con el mayor número de casos confirmados de COVID-19.

Mientras tanto, el presidente Jair Bolsonaro reclamó a sus colaboradores más cercanos total alineamiento a sus órdenes e insistió en que Brasil debe “dejar de hibernar”, elevando la presión sobre los gobernadores y alcaldes que hacen malabares para que una población desesperada por la caída de ingresos respete el aislamiento para contener la propagación del coronavirus. Para empeorar la situación, según un estudio de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), el mayor centro de investigación médica de Latinoamérica, el coronavirus ya circulaba por Brasil antes del carnaval.

Según el último balance de la Johns Hopkins University, Bolivia registra 3.148 casos positivos de la COVID-19 y 142 fallecidos, mientras que el número de altas hospitalarias se eleva a 339; en República Dominicana los infectados crecieron hasta los 11.320, tras confirmarse 124 nuevos casos, mientras que los fallecidos son 422; Colombia alcanzó los 12.272 casos de contagio y las 493 muertes; y en Perú, donde ya hay 76.306 casos y 2.169 fallecidos, persisten las protestas del personal sanitario, que cuentan casi 200 contagios.

Decenas de médicos, enfermeras y enfermeros protestaron a primera hora en el hospital público Dos de Mayo de Lima, ya que les fueron quitados 11 ventiladores mecánicos pese a ser uno de los que más pacientes atiende con coronavirus.

Argentina también registró un nuevo récord de muertes diarias: 23 en total, la más alta desde el inicio de la pandemia. El número de casos positivos totales hasta ahora es de 6.879, con 344 muertos, lo que indica que la nación sudamericana parece estar acercándose a su peak, tal como lo indicó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti: “A medida que tengamos un número de casos que aumenta, el número de fallecidos va a aumentar. Por eso lo que tenemos que mirar es esa tasa de letalidad, que se encuentra estable y sobre el que tenemos que seguir trabajando”, precisó.

México reportó en las últimas 24 horas 294 muertes por COVID-19, por lo que la cifra de fallecimientos se ubicó en 4.220, mientras que los casos confirmados acumulados ya son 40.186. Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, advirtió que mientras siga circulando el virus, “en cualquier sitio de México puede existir un rebrote”. Aún así, el próximo 18 de mayo, el presidente López Obrador piensa comenzar con la reapertura del país que será “gradual, ordenada y cauta”: “Hoy pensamos en el regreso, después de 51 días de Sana Distancia. Ha sido difícil en lo sanitario, lo social. Hemos aprendido que la unión de ambos aspectos es indivisible, estamos en la parte crítica de la epidemia, vamos bien, siempre y cuando sigamos las recomendaciones”, dijo.

Nos movemos hacia Estados Unidos, en donde el presidente Donald Trump contradijo una vez más al principal responsable científico en la lucha contra el coronavirus en Estados Unidos, el Dr. Anthony Fauci, afirmando que cree “absolutamente” que los colegios estadounidenses deberían reabrir, pese a que Fauci indicó que esto debería hacerse de de forma cautelosa y que, en algunos lugares, no deberían reabrir ni en otoño. Trump dijo simplemente que esa no era una “respuesta aceptable”.

“Creo absolutamente que deberían reabrir los colegios”, dijo Trump. “No considero que el país pueda regresar si las escuelas están cerradas y diría firmemente que deberían abrirse”, insistió recordando que cada estado de la unión deberá tomar su decisión. Mientras tanto, el inmunólogo Rick Bright, declaró que los EE.UU. podrían enfrentarse al “invierno más oscuro de la historia moderna” por un repunte en los casos de coronavirus. El médico dará hoy un testimonio en el Congreso para comparecer ante el Comité de Energía y Comercio de la Casa Blanca. “El hecho innegable es que habrá un resurgimiento del COVID19 este otoño, agravando enormemente los desafíos de la gripe estacional y poniendo una tensión sin precedentes en nuestro sistema de atención médica”, escribió Bright en su testimonio preparado.

Nos vamos ahora a Europa, más específicamente a España, en donde el número de fallecidos por coronavirus volvió a repuntar por encima de los 200 en las últimas 24 horas. Así lo constatan las cifras oficiales publicadas por el Ministerio de Sanidad este jueves, que cifran en 27.321 fallecidos las víctimas mortales oficiales desde el incio de la epidemia, esto es, 217 más que un día antes, superando la barrera psicológica de los 200, alcanzada el pasado 8 de mayo. La cifra oficial de personas positivas por coronavirus desde el inicio de la epidemia ha alcanzado ya los 272.646 positivos.

Alemania alcanzó hoy los 174.478 contagios, pero aún así, relajará progresivamente los controles en sus fronteras terrestres a partir de sábado con la intención de crear un efecto dominó que concluya con la apertura completa de las fronteras el próximo 15 de junio, según declaraciones de la canciller Angela Merkel. La apertura progresiva de las fronteras, que comenzará este sábado con Luxemburgo, fue adoptada en consejo de ministros como respuesta a la presión creciente de la ciudadanía y para paliar los dramáticos efectos de la pandemia del coronavirus en algunos sectores económicos, especialmente el turismo. Hasta el 15 de junio, sin embargo, los desplazamientos turísticos están excluidos.

En Reino Unido, un reciente estudio reveló que 148.000 personas se infectaron con el virus en las últimas dos semanas. La investigación realizada por la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS), analizó a 10.705 personas en más de 5.000 hogares y se estimó que el 0,27% de la población era positiva para virus: el análisis sugiere que casi 150.000 personas de toda la población habrían dado positivo en cualquier día entre el 27 de abril y el 10 de mayo de 2020.

Las conclusiones servirán de base para las próximas medidas que adopte el Gobierno al considerar si las condiciones son lo suficientemente seguras como para reducir aún más las restricciones a las actividades sociales, las empresas y las escuelas en las próximas semanas. Los expertos sugieren que las tasas actuales de infección siguen estando “lejos” de lo que se necesitaría para levantar el bloqueo.

En Francia, el CEO del gigante farmacéutico francés Sanofi sugirió el miércoles que la compañía planea dar a los Estados Unidos un acceso temprano a cualquier vacuna COVID-19 que desarrolle, lo que enfureció a los funcionarios del gobierno francés y llevó al presidente Emmanuel Macron a indicar que planea reunirse con los funcionarios de la compañía, que ya han comenzado a “corregir” los comentarios, diciendo que la potencial vacuna estaría disponible “para todo el mundo”. El primer ministro francés Édouard Philippe declaró que “el acceso igualitario a la vacuna para todos no es negociable” y que cualquier vacuna para el COVID-19 sería un “bien público mundial”.

Esta semana, Francia comenzó a levantar cautelosamente su cuarentena, con millones de personas de vuelta a trabajar después de ocho semanas de restricciones. Las tiendas reabrieron, muchos alumnos regresaron a las escuelas primarias, y la gente no necesitará certificados cuando salga de casa. Pero algunas partes del país (incluyendo la capital, París) siguen bajo controles más estrictos, con el país dividido en zonas verdes y rojas. Sin embargo, una de las escenas más impactantes en toda Francia fue las colas kilométricas a las afueras de las tiendas Zara, que generaron malestar en las redes sociales, con comentarios como, “¿es realmente necesario salir a comprar ropa en este momento?”

En el resto del mundo, miles de negocios en Nueva Zelanda reabrieron hoy mientras el país relaja sus controles de coronavirus, con algunos peluqueros viendo colas nocturnas alrededor de la cuadra. Tiendas, cafeterías y parques públicos están abiertos mientras el país pasa al nivel 2 de sus restricciones, descrito como una “nueva normalidad más segura” al no registrar nuevos casos en los últimos tres días, y luego de que las autoridades indicaran que la posibilidad de transmisión comunitaria es ahora muy baja. Las personas podrán ver a sus amigos y familiares de nuevo, con un límite de 10 personas, mientras que el deporte profesional evalúa volver con medidas de seguridad.

En Japón, el Gobierno anunció hoy que levantará el estado de emergencia de 39 de las 47 prefecturas antes de lo previsto, puesto que ya no están “bajo alerta especial” al descender el número de casos y contar con un sistema de salud “suficientemente bueno” para hacer frente a lo que reste de pandemia. Así lo explicó el ministro de Revitalización Económica, Yasutoshi Nishimura en la cadena pública japonesa NHK, en donde indicó que la medida se tomará ya que “el número de nuevos casos ha ido disminuyendo hasta niveles previos a mediados de marzo”.

Finalmente, cerramos con un preocupante reporte de la Organización Mundial de la Salud, quienes advierten que el coronavirus “puede que nunca desaparezca” ya que sus expertos predijeron que se avecinaba una crisis mundial de salud mental causada por la pandemia. El organismo mundial de la salud advirtió que no se debe tratar de predecir cuánto tiempo el coronavirus seguirá circulando, y pidió un “esfuerzo masivo” para superarlo. “Es importante poner esto sobre la mesa: este virus puede convertirse en un virus endémico más en nuestras comunidades, y este virus puede no desaparecer nunca”, dijo Michael Ryan, el jefe de emergencias de la OMS.

Un informe del departamento de salud mental de la OMS a la ONU advirtió de otra crisis inminente: “El aislamiento, el miedo, la incertidumbre, la agitación económica… todos estos factores causan o podrían causar angustia psicológica”, dijo la directora del departamento, Devora Kestel. Dijo que el mundo podría esperar ver un aumento de la gravedad de las enfermedades mentales, incluso entre los niños, los jóvenes y los trabajadores de la salud. “La salud mental y el bienestar de sociedades enteras han sido severamente impactados por esta crisis y son una prioridad que debe ser atendida urgentemente”, dijo.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde