CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Coronavirus Perspectives

Coronavirus: Nuevas muertes en Chile, Colombia y Venezuela; gobierno de Bolivia se enfrenta a protestas en plena pandemia

El 70% de la población de Bolivia es la más vulnerable a la cuarentena, ya que hacen trabajos informales. Foto: El País
Words Michel Narváez

Tal y como lo había advertido el presidente de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom, el numero de contagiados por la pandemia global que se originó a finales del año pasado en Wuhan, China, superó el millón. Hasta hoy se contabilizan (oficialmente) 1.044.210 casos con 55.311 muertes y 222.332 recuperados en la Tierra. Y mientras siguen incrementando los fallecidos y los contagios a nivel global, en América Latina también continúan subiendo el numero de casos positivos por COVID-19.

En Chile, por ejemplo, se registraron 333 contagios y cuatro fallecidos en las últimas 24 horas. De hecho, la nación lleva un total de 3.737 contagiados, 22 fallecidos y 427 recuperados. Jaime Mañalich, ministro de salud, detalló que dos de las victimas son la región Metropolitana, mientras que uno es de Magallanes y otro Chillán. También indicó que los fenecidos eran adultos mayores y con enfermedades graves.

Como es de esperarse, los más vulnerables a un pandemia global son las personas de más bajos recursos y las comunidades más marginadas por sus gobiernos. Lamentablemente, los más olvidados en situaciones similares son las comunidades indígenas. En Colombia, país que cuenta con una población de aborígenes de más de 1.9 millones (el 4,4% de la población), existen alrededor de 115.000 familias indígenas que no cuentan con los recursos necesarios para vivir adecuadamente el día a día sin coronavirus y ahora, gracias a la expansión del COVID-19, temen morir por negligencia del Estado y por falta de medicamentos. De acuerdo con la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), se desconoce cuantos aborígenes ya están afectados por el brote, pero se sabe que muchos de ellos, especialmente la etnia yukpa, que hacen vida en la frontera con Venezuela, ya se han acercado a hospitales para recibir atención medica por el COVID-19. La ONIC también denunció que 500 familias de la comunidad embera que se encontraban en Bogotá y Medellín fueron desalojados por dueños de hoteles por no tener con qué pagar las habitaciones.

Armando Wooriyu Valenzuela, secretario de la Alta Instancia de Pueblos Étnicos para la Paz, denunció que “nuestros pueblos no tienen agua potable, están subalimentados, con altos niveles de desinformación y dificultades de acceso a centros de salud”. Entre tanto, Sandra Pérez Gómez, de la Confluencia de Mujeres para la Acción Pública del Guaviare, manifestó lo siguiente:

“El 18 de marzo, en una decisión autónoma, reunieron a las autoridades del departamento, y notificaron la decisión. Pero no es un retorno a sus territorios ancestrales, sino un aislamiento en sus resguardos que es de unas 980.000 hectáreas”.

En Colombia se han evidenciado un total de 1.161 casos con 19 muertes y 55 recuperados. Al Este del país cafetero, Venezuela registró dos nuevas muertes por el COVID-19, que elevan la cifra de fallecidos en la nación a cinco (oficialmente). Con un total de 146 casos y 43 recuperados, la vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, informó que una de las víctimas tenía 64 años y “fue contagiado por un hijo que llegó de Ecuador y Perú”. También añadió lo siguiente:

“Tenía varias enfermedades de base, entre ellas, una enfermedad broncopulmonar obstructiva, era hipertenso y diabético”.

Adicionalmente, Rodríguez reveló que uno de los primeros casos registrados en el país, también murió. En esta oportunidad, la víctima “tenía 63 años” y estaba internado “en una clínica privada”.

En Brasil, donde se han contabilizado 8.165 casos con 332 muertes y 127 recuperados, el gobierno de Jair Bolsonaro cedió a la presión de su propio gabinete, de la oposición (que había pedido su renuncia) y del Congreso, y destinó USD $18 mil 348 millones para la ayuda humanitaria de 60 millones de trabajadores informales, madres y otros sectores de la población que son vulnerables al COVID-19. Esta monumental suma de dinero será repartida en cuotas de 600 reales (USD $114 dólares) por mes por los próximos tres meses. Vale resaltar que ningún país en el hemisferio sur del continente americano se ha visto más perjudicado por el COVID-19 que Brasil. Paulo Guedes, ministro de Economía, declaró lo siguiente:

“Ahora los más vulnerables tendrán recursos para afrontar durante los próximos tres meses la primera onda del impacto, la de la salud. Hay otra onda que nos amenaza y vendrá de la desarticulación económica”.

En Argentina, donde se han registrado un total de 1.265 casos con 39 muertes y 256 recuperados, también se reportaron tres nuevos fallecidos por el COVID-19. Una vez más, las muertes ocurrieron en Chaco y Tucumán. Entre las víctimas, se encuentra un hombre tucumano de 65 años. Sin embargo, según el Ministerio de Salud, otra de las víctimas fatales fue Francisco Marín, un reconocido médico de 60 años que se desempeñaba en la Dirección de Salubridad de la Municipalidad de Resistencia, quien había atendido a Ana María Tonzar, quien falleció el martes por coronavirus luego de haber compartido mate con la médica jubilada que llegó de España y que fue identificada como la paciente 0 de la provincia.

Bolivia enfrenta severos problemas sociales y sanitarios dentro de sus fronteras. El gobierno de paso que lidera Jeanine Áñez Chávez había decretado cuarentena absoluta en la antigua República de Bolívar y mandó a la calle a los militares. Ahora, los sectores más marginados y vulnerables de la población tomaron las principales avenidas y calles de las grandes ciudades del país para exigir alimento, agua y otros recursos básicos para sobrevivir a la pandemia. La mayoría de las protestas se han evidenciado en el Distrito 5, el barrio más pobre de Riberalta, una ciudad de 100.000 habitantes. Allí, más de 80% de la población se dedica a trabajos informales y ahora se ven forzados a abandonar las actividades que les generaban ingresos y confinarse a sus casas sin ningún tipo de ahorros. Entre las medidas que el gobierno de Áñez tomó destacan la postergación del pago de créditos e impuestos y la rebaja de las tarifas de los servicios básicos, pero estas medidas solamente ayudan al sector de la población con trabajos formales, que solamente representa el 30%, mientras que el otro 70%, que por lo general se dedica a la informalidad (a la artesanía, a la higiene, y a la comida ambulante) no cuenta con un apoyo del Estado.

Áñez anunció que en los próximos días, dará ayudas de USD $60 y $70 a los mayores de 60 años, a las mujeres embarazadas, a los discapacitados y a los niños que cursan el ciclo educativo primario, en una operación que le costará al país USD $250 millones. En Bolivia se han reportado ya 132 casos de coronavirus, con 9 fallecidos y un recuperado. En las últimas 24 horas, se han evidenciado 9 nuevos contagios y una muerte.

En Ecuador, el panorama sigue siendo devastador. Aparte de haber contabilizado un total de 3.163 casos con 120 muertes y 65 recuperados, el presidente de la nación, Lenín Moreno, declaró que la crisis por el COVID-19 es más fuerte de lo que muestran las estadistas. En su última rueda de prensa, el mandatario de Estado pidió a los ecuatorianos que “no minimicen la gravedad de la crisis”. También añadió lo siguiente:

“Sabemos que tanto en número de contagios, como de fallecimientos, los registros oficiales se quedan cortos. La realidad siempre supera el número de pruebas y la velocidad con la que se presta la atención”.

También añadió que “al comienzo nos hicimos cargo de 30 personas diarias; hoy son cerca de 150 personas al día las que son recogidas”. Entre tanto, el Ministerio de Comunicaciones resaltó que a muchos de los fallecidos que se hallaban en las calles no se les logró hacer las pruebas pertinentes para determinar la causa de muerte.

México agregó 132 nuevos casos positivos por el virus y 13 nuevas muertes en las últimas 24 horas, para un total de 1.510 contagiados y 50 fallecidos. Además, hay x recuperados. El director de Epidemiología de la Secretaría de Salud, José Luis Alomía, detalló que la mayoría de los contagiado se concentra en la capital, Ciudad de México, donde al menos 13 de los nuevos contagios se evidenciaron.

En el viejo continente, el Reino Unido se prepara para llegar a la cima de contagiados y muertes antes de tiempo con la edificación de un hospital de campaña en Londres con 16.000 trabajadores y capacidad de atender a más de 4.000 personas. En las islas británicas ubicadas en el continente europeo se han contabilizado 38.168 casos, con 3.605 muertes y 135 recuperados. En las últimas 24 horas, se han registrado 4,450 casos con 684 nuevas muertes mientras el primer ministro, Boris Johnson, sigue bajo cuarentena absoluta tras haber dado positivo por el virus, al igual que el Príncipe Carlos de Gales. Mientras tanto, en España se han reportado 117.710 casos con 10.935 muertes y 30.513 recuperados. En las últimas 24 horas, se han evidenciado 5.645 nuevos casos con 587 nuevos fallecidos, la cifra más baja de decesos en semanas. Aún así, el jefe del Ejecutivo de la nación ibérica, Pedro Sánchez, aprobó la cuarentena hasta el 26 de abril, 15 días más de lo previsto. La nación también tiene razones para ser optimista, pues, pese a que es el tercer país en el mundo más perjudicado por el virus, superado únicamente por Italia y Estados unidos, el país peninsular también es el segundo del mundo con más pacientes curados y el incremento de casos hospitalizados ha pasado del 30% registrado en las últimas semanas al 10%. Según María José Sierra, vocera de salud, esto se debe al confinamiento social y al distanciamiento de sus habitantes en el territorio nacional.

Alemania es otro de los países que superó a China en la cantidad de contagiados. Allí se han evidenciado ya 89.838 casos con 1.230 muertes y 24.575 recuperados (5.044 contagios y 123 muertes en las últimas 24 horas). Al este de Europa, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien aún se encuentra en aislamiento tras haber entrado en contacto con un medico contagiado, decretó “régimen no laborable hasta el final del mes, manteniendo los salarios”. Rusia lleva 4.149 casos, con 34 muertos y 281 recuperados (601 contagios y cuatro muertes en las últimas 24 horas). Y mientras que Francia insta a sus habitantes a no viajar durante el periodo de pascuas, Bélgica dará a sus médicos y farmacéuticas un bono de 1.450 euros por combatir al coronavirus.

En Asia, el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, ordenó una cuarentena absoluta de un mes y solicitó el cierre de colegios y trabajos no esenciales. En esta nación ya se han evidenciado 1.000 contagios y solo cinco muertos. Aún así, el mandatario de Estado declaró lo siguiente:

“Estas medidas significativamente más estrictas ayudarán a reducir el riesgo de que ocurra un gran brote y disminuyan gradualmente nuestros números para que nos permitirán relajar algunas medidas”.

Hong Kong también tomó medidas similares, ordenando también el cierre de bares y pubs por las próximas dos semanas. En Corea del Sur, el gobierno ordenó prohibir la entrada a la nación a los extranjeros que se rehúsen a la cuarentena por dos semanas al llegar al país, mientras que China podría volver a colocar a Wuhan en cuarentena tras reportarse nuevos casos.

Entretanto, en Norteamérica, Canadá alcanza las 173 muertes, con 11.747 y 1.979 recuperados, y la ciudad de Nueva York instala 45 morgues móviles debido a la falta de espacio para los fallecidos.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde