CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Coronavirus Perspectives

Coronavirus: Denuncian que Chile está llegando a su capacidad hospitalaria, primer caso de COVID-19 entre yanomamis en Brasil

Cada vez son menos las personas que viajan en el metro de Santiago debido a la cuarentena. Foto: RFI
Words Michel Narváez

Al menos 1.632.898 personas han sido contagiadas con el COVID-19 desde el inicio de la pandemia que comenzó en diciembre del año pasado en Wuhan, China. Otras 97.595 han fallecidos y alrededor de 366.587 se han recuperado. En las últimas 24 horas, se han reportado 29.246 nuevos contagios en el mundo, con 1.903 muertes recientes. También existen 1.168.716 de contagios activos, de los cuales, 49.416 están en delicado estado de salud.

Chile, con 5.972 contagiados, es el segundo país de América Latina más perjudicada por el COVID-19. Sin embargo, la nación se divide entre una de las más organizadas en la lucha contra el virus en latinoamérica, y la que peor preparada estaría de seguir incrementando los casos. Esto se debe a que, a pesar de que cuenta con la tasa de recuperados más alta del sur del continente, después de Perú (1.274), también se han evidenciado 57 fallecidos, de los cuales, nueve se registraron en las últimas 48 horas: la cifra más alta de fatalidades en un día desde que inició la pandemia. Adicionalmente, el país que mantenía una media de 400 contagios por día, ayer superó los 450 — una estadística que podría convertirse en tendencia. El ministro de salud, Jaime Mañalich, informó, sin embargo, que incrementaron la cifra de testeos en un día a 7.942, más que cualquier otra nación al sur del continente, lo cual los ha mantenido con una tasa de mortalidad por COVID-19 por debajo del 1% — muy por debajo de la media internacional del 4.7%.

No obstante, de acuerdo con el personal medico del país, la burbuja está a punto de explotar, ya que el sistema sanitario — que de acuerdo con Mañalich es uno de los mejores del planeta — no está preparado para atender a tantas personas y pronto, no tendrán camas disponibles y mucho menos respiradores artificiales. Gabriel de la Fuente Tessler, un médico que trabaja con pacientes de coronavirus en hospitales públicos en Santiago, la capital, aseveró que “el autobús se está llenando y pronto, no tendremos puestos disponibles”. Entre tanto, Claudia Cortés, especialista en enfermedades infecciosas, declaró que “es demasiado pronto para decir si Chile está abordando esto con éxito”. Cortés aseguró además que la desigualdad del país se evidencia también en el sistema médico, y que los más pudientes que asisten a nosocomios privados tienen más oportunidad de recuperarse que aquellos con menos recursos que asisten a hospitales públicos.

“Las personas en los hospitales públicos se enferman de manera diferente a las de los hospitales privados: son como dos mundos diferentes”.

En Colombia, donde se han reportado 2.223 casos, con 69 fallecidos y 174 recuperados, el país avista una segunda crisis: la económica. Recientemente, el ministerio de economía solicitó al FMI un prestado de 11 mil millones dolares para evitar una crisis. Ahora, el presidente Iván Duque, decretó que los empleados público que ganen más de 10 millones de pesos colombianos — aproximadamente USD $2.586,59 — deberán destinar el 10% de sus salarios por los próximos cuatro meses al financiamiento de los programas y medidas para enfrentar el coronavirus. Duque también señaló que lanzará un nuevo paquete de medidas económicas para hacerle frente a los problemas financieros que puedan enfrentar a causa del COVID-19.

En Venezuela, sin embargo, el coronavirus continúa alcanzando a personas y la cifra de contagiados asciende a 171. Aparte de que en esa nación se han contabilizado nueve fallecidos y 84 recuperados según cifras oficiales, también se reportaron tres nuevos casos en los estados Aragua, Nueva Esparta y Portuguesa. Jorge Rodríguez, ministro de comunicación del gobierno de Nicolás Maduro, dijo que los pacientes se encuentran distribuidos de la siguiente forma: 26 en hospitales públicos, 12 en clínicas privadas, 25 en Centros de Diagnóstico Integral (CDI), 9 en aislamiento domiciliario, y seis en hoteles. Rodríguez informó lo siguiente:

“La mayoría de los últimos casos son importados desde Colombia y Brasil, y el resto de las fuentes de contagio, además de los viajeros, es el contagio intrafamiliar. La cuarentena está dando resultados”.

Entretanto, el presidente interino Juan Guaidó, lanzó, junto a la ONG Voluntarios por Venezuela, una aplicación para tele-consulta en casos relacionados por coronavirus. La plataforma digital de profesionales de la salud, que ya está disponible, orientará a los ciudadanos sobre posibles casos y permitirá acceder desde el celular a una prueba en línea para descartarlos, o, por el contrario, ser atendido. Esto se debe a que, desde el inicio de la pandemia, opositores al gobierno de Maduro lo acusan de esconder las verdaderas cifras de contagiados, fallecidos e incluso, recuperados.

En Ecuador (4.965 casos, 272 fallecidos, 339 recuperados) el gobierno apartó USD $222,4 millones para la emergencia sanitaria nacional. El informe del Gabinete del Sector Social detalla que USD $35 millones serán destinados a adquirir equipos de protección personal para los médicos. También se compraron 20 ambulancias, de las cuales la mitad serán destinadas a la provincia de Guayas, la más afectada del país. Hasta ahora, el Ministerio de Inclusión Económica y Social ha entregado 245 mil kits de alimentos y otros 155 mil a través de la campaña “dar una mano sin dar la mano”. 

Brasil continúa siendo el país de América Latina más golpeado por el COVID-19 y aún así, su presidente, Jair Bolsonaro, se niega a decretar cuarentena. Pese a que en la nación carioca se han contabilizado 18.176 casos, con 957 muertes y apenas 173 recuperados — 31 nuevos contagios en las últimas 24 horas con tres fallecidos — son los habitantes de las favelas y las comunidades indígenas las más perjudicadas y vulnerables a la pandemia. De todos los poblados aborígenes de la nación (305) ninguno es más vulnerable que los yanomami, pues son pobladores ancestrales que viven de la caza y la pesca y se desplazan entre Brasil y Venezuela. En Brasil, existen 38 mil yanonamis distribuidos entre 9.6 millones de hectáreas, mientras que en Venezuela, habitan 20 mil en 8.2 millones de hectáreas. El ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, denunció que un niño yanonami de 15 años de edad dio positivo por el virus y que, de expandirse entre la comunidad — lo cual es bastante probable debido a sus costumbres — podrían correr el peligro de evidenciarse contagios y muertes masivas entre ellos.

En Bolivia, donde se han evidenciado 268 casos con 19 fallecidos y apenas dos recuperados — cuatro nuevos contagios con un fallecidos en las últimas 24 horas — el gobierno interino que lidera Jeanine Áñez, realizó un decreto de amnistía que indulta a los presos mayores de 58 años a salir de las cárceles, para evitar la propagación del virus en los calabozos y prevenir que los más vulnerables se contagien. En Panamá, entre tanto (2.752 casos, 66 fallecidos, 16 recuperados) el gobierno decretó una cuarentena absoluta durante el fin de semana luego de que el 22% de las personas testeadas dieran positivo por el COVID-19. El ministro de salud, Juan Pino declaró que los médicos, policías y enfermeras, en primera línea de batalla, son los más golpeados. Adicionalmente, Pino también reveló que existen 228 miembros de las instituciones de seguridad pública que resultaron positivos en las pruebas e incluso dos murieron. Además, otros 457 agentes están aislados porque tuvieron algún de contacto con contagiados, y a 48 se les da seguimiento, mientras que Enrique Lau Cortés, director de la Caja de Seguro Social (CSS), detalló que al menos 24 profesionales de la salud, entre médicos y enfermeras, dieron positivos.

En Centroamérica y el Caribe, las estadísticas son mixtas. De hecho, naciones como Panamá y Nicaragua, son los países con mayor cantidad de casos y con menos medidas de previsión, respectivamente. Sin embargo, El Salvador fue el primero en cerrar sus fronteras, decretar emergencia sanitaria y cuarentena, mientras que Costa Rica presenta la menor cantidad de mortalidad en la región y Belice fue el último país del continente en contagiarse. Al otro espectro de las cifras, Guatemala aumenta desenfrenadamente el numero de contagios, mientras que Honduras es la nación con la tasa de letalidad más alta.

Quizás ninguna nación en la región del Caribe haya tomado medidas tan drásticas como Cuba, el país isleño de 11.4 millones de habitantes que cerró sus fronteras dejando atrapados a turistas en sus hoteles y en aeropuertos y dejando por fuera a los propios ciudadanos cubanos. Entre las medidas más recientes, destaca el cierre del transporte público y los grandes comercios, confinando a sus pobladores a quedarse en casa. Eduardo Rodríguez, el ministro de transporte, declaró lo siguiente:

“Estamos haciendo una paralización total de todos los servicios de trasporte público, estatales y no estatales, en el país para contener el avance de esta enfermedad”.

En la isla se han reportado ya 564 casos con 15 muertes y 51 recuperados. En las últimas 24 horas, se contabilizaron 49 nuevos contagios. En Nicaragua, donde el presidente Daniel Ortega aún no ha decretado cuarentena, el gobierno desafió al COVID-19 con una procesión de Semana Santa. Aunque las cifras oficiales muestran que solamente se han contabilizado siete casos y un fallecido, la oposición del país denuncia que el Estado esconde las verdaderas cifras. En México, sin embargo, el Estado comienza a tomar el coronavirus en serio. De hecho, el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó repartir 300 mil pruebas de COVID-19 en las zonas más vulnerables de la nación — semanas después de que había declarado que las pruebas “no eran tan importantes” — y que en los próximos días irán incrementando el numero hasta haber realizado tests de coronavirus a 560 mil personas. Sin embargo, opositores al gobierno de AMLO y críticos a su pasividad ante el virus aseveraron que estas medidas se están tomando demasiado tarde. Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, denunció que su entidad tiene 139 casos y ocho fallecidos. “¿Por qué no sucedió antes?”. En México, ya que han contabilizado 3.441 casos, con 194 muertes y 633 recuperados. En las últimas 24 horas, se reportaron 260 nuevos contagios y 20 fallecidos.

En el viejo continente, la región de Castilla-La Mancha, en el centro de España, vivió una jornada sanitaria mortal, pues evidenciaron 13.063 infectados por coronavirus, lo que supone 574 nuevos casos respecto al jueves, mientras que el número de fallecidos se ha elevado en 109. Sin embargo, en todo el país ibérico, solamente se registraron 605 fallecidos en las últimas 24 horas, respecto a los 683 contabilizados ayer jueves. España cuenta con un total de 157.053 (3.831 en las últimas 24 horas) y 15.970 muertes con 55.668 recuperados. Italia, donde se han registrado 147.577 contagios (3.951 en las últimas 24 horas), 18.849 fallecidos (570 en las últimas 24 horas) y 30.455 recuperados, extendió su cuarentena hasta el 3 de mayo. Adicionalmente, y debido a la incapacidad del Estado de repartir alimentos y otros suministros a sus pobladores — debido a la abrumadora tarea que han debido enfrentar desde el inicio de la pandemia — organizaciones mafiosas distribuyeron víveres y suministros entre las familias más vulnerables.

Aún así, quizás ningún país de Europa sea tan vulnerable al COVID-19 como el Reino Unido, donde, hasta ahora, se han registrado 73.758 casos con 8.958 fallecidos y apenas 135 recuperados. En las últimas 24 horas, se contabilizaron 8.681 nuevos casos con 980 víctimas fatales. De hecho, la situación en la nación isleña es tan preocupante que los expertos aseguran que, para agosto, se habrán contabilizado 66.314 muertes, en una nación de 66.6 millones millones de habitantes.

En los Estados Unidos (488.903 casos, 18.000 fallecidos, 26.179 recuperado — 20.337 nuevos contagios con 1.309 víctimas fatales en las últimas 24 horas) la región que más se ha visto golpeada por el COVID-19 es Nueva York. La metrópolis y capital de finanzas y de la moda de la nación norteamericana destinó la isla de Hart como fosa común para las víctimas del coronavirus. De hecho, allí, los presos entierran alrededor de 25 víctimas cada semana.

Y mientras que en Corea del Sur, el país registró 27 fallecidos en las últimas 24 horas — la cifra más baja en 50 días — China reportó 42 nuevos casos de COVID-19 que, según el mismo gobierno, provienen de otros países. En Moscú, Rusia, tres personas fueron detenidas por vender en linea kits de testeo de COVID-19 falsos, mientras que la OMS advierte que, pese a que África es el continente menos afectado por el virus, una nueva oleada de este podría ser devastador para estas naciones. En Arabia Saudita, tres miembros de la realiza dieron positivo por coronavirus y Nueva Zelanda planea erradicar por completo el COVID-19 de su isla en las próximas semanas.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde