CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Coronavirus Perspectives

Coronavirus: Chile contabiliza 402 casos pediátricos con 45 menores de un año; México reveló Plan de Rescate Económico

México disminuirá salarios gubernamentales como medida económica para afrontar la crisis generada por el COVID-19. Foto: El Nuevo Heraldo
Words Michel Narváez

Mientras los fallecidos por COVID-19 ascienden a 179.881 desde el inicio de la pandemia que se originó en Wuhan, China, a finales del año pasado, otras 2.585.520 han sido contagiadas en el mismo periodo de tiempo, y alrededor de 705.763 han logrado recuperarse. Las cifras de la Organización Mundial de la Salud muestran que, en la actualidad, al menos 1.699.876 personas están contagiadas con coronavirus, y de estas, 57.207 están en estado critico.

Además, pese a que la tercera parte del mundo está guardando cuarentena, muchos países del mundo se preparan para levantar el aislamiento social y activar la economía y así evitar un colapso social y económico que sería catastrófico en medio de la peligrosa pandemia: no obstante, la OMS advirtió que la cuarentena debería durar al menos un año. “Este levantamiento no puede ir de una vez, sino que debe ser gradual”, advirtió el doctor Takeshi Kasai, director de la Región del Pacífico Occidental de la OMS:

“Necesitamos abordar este tema como una gestión de riesgos. Las intervenciones individuales deben evaluarse desde la perspectiva técnica, su consecuencia negativa, luego las percepciones de las personas, públicas, políticas y luego en el mercado”.

En Chile, el presidente Sebastián Piñera ya había advertido a sus ciudadanos que deberían aprender a vivir con el COVID-19 por al menos dos años. En esta nación, donde se contabilizan 5.716 casos activos de coronavirus, de los cuales 392 están en estado critico, se han evidenciado al menos 10.832 contagios, con 147 fallecidos y 4.969 presuntos recuperados. Y pese a la creencia de que el virus solamente afecta a las personas inmunocomprometidas y a los adultos mayores, en el país existen 45 bebés menores de un año con COVID-19. Según el último informe epidemiológico de Minsal, hay 402 casos pediátricos, es decir, menores de 15 años, portadores de COVID-19. Humberto Soriano, expresidente de la Sociedad Chilena de Pediatría, y pediatra de la Universidad Católica, advirtió que el numero de casos pudiera ser más alto, pues muchas veces, se confunden los síntomas con gripes comunes y otras enfermedades:

“La influenza, el virus sincicial respiratorio y el coronavirus presentan un cuadro similar en niños. Todos estos virus pueden evolucionar a una dificultad respiratoria grave. Pero el coronavirus en niños es mucho menos grave que en los adultos mayores”.

En Argentina, donde se contabilizó un nuevo fallecido por la pandemia, el país mantiene 2.120 casos activos, de los cuales, al menos 123 están en estado critico. La nación que estableció fuertes regulaciones de aislamiento social y que contabiliza un total de 3.144 contagios con 152 fallecidos y 872 recuperados, ha registrado un ascenso estable en la cantidad de contagios diarios desde que se evidenció el primer caso en el país, el 4 de marzo. De acuerdo con el Ministerio de Salud, la más reciente víctima era un hombre de 82 años, de la Ciudad de Buenos Aires, la región más afectada por la pandemia.

Colombia, sin embargo, reporta subidas y bajadas interdiarias desde que se reportó el primer caso en la nación cafetera, el 6 de marzo. De hecho, ayer registraron 172 casos, mientras que el lunes fueron 185 y el domingo 171, para un total de 4.149 contagios con 196 fallecidos y 804 recuperados. Actualmente, alrededor de 3.149 personas están contagiadas en el país, de los cuales, al menos 98 están en estado crítico. Y pese a que la cuarentena ha creado conflictos sociales, principalmente por lo difícil que es adquirir víveres entre los más pobres y necesitados, la Policía Nacional aún tiene tiempo para salir a la calle con un ataúd en los hombroscomo los ganeses del meme que circula por las redes sociales — para alertar a los ciudadanos, de forma divertida, que salir a la calle es ponerse en riesgo de muerte. Adicionalmente, el país reporte decenas de miles de mascotas abandonadas en todo el territorio nacional, especialmente en Barranquilla.

En Ecuador, sin embargo, la situación es bastante crítica. Aparte de los 10.398 casos de COVID-19 que se han evidenciado y de las 8.671 personas que permanecen contagiadas — de las cuales, 137 están en estado crítico — el país enfrenta dificultades en dar con las verdaderas cifras del virus y además, la situación en Guayas y en su capital, Guayaquil — donde se concentraron el 70% de los contagios y los decesos — empeora. Según Cynthia Viteri, alcaldesa de la ciudad, las calles de su localidad están como si “una bomba inesperada cayera sobre una ciudad pacífica… como si fuéramos atacados desde el aire como en Hiroshima”. En una entrevista con el diario británico The Guardian, Viteri denunció que, de no evidenciarse una respuesta rápida por parte del Estado, la mortalidad en la ciudad porteña podría incluso alcanzar niveles más altos:

“Fue el horror de una guerra: había muertos en las calles, muertos en las casas, había muertos fuera de los hospitales… Sí hemos aprendido una lección que Guayaquil puede dejar para el mundo, y es una lección dolorosa, es la siguiente: no huyas de la enfermedad; persiguela, toca puertas y salva a las personas antes de que el virus entre en sus pulmones”.

Y aunque oficialmente se han contabilizado 520 en todo el país, nadie duda de que las cifras de mortalidad sean aún más altas, especialmente porque, según Viteri, nada más en Guayaquil — ciudad de tres millones de habitantes — se registraron más de 5.000 fallecidos en las dos primeras semanas de abril.

Otro de los países latinoamericanos que no logra escapar de la catástrofe del COVID-19 es Perú, la nación que hasta hace pocas semanas contaba con la mayor cantidad de recuperados por coronavirus en el sur del continente americano, hoy en día incrementa desenfrenadamente sus cifras de contagio a diario. De hecho, el lunes, se registraron 697 casos, mientras que ayer fueron 1.512. La crisis sanitaria no solamente se ve en las calles y en los hogares, sino que se hace evidente en los hospitales públicos y centros de salud privados, los cuales se ven en la obligación de reutilizar las máscaras y tapabocas y en donde se puede observar pacientes tirados en los pasillos, en espera de una camilla. Así como los casos incrementan — hoy en día se han registrado un total de 17.837 contagios con 484 fallecidos y 6.982 recuperados — también se evidencian más protestas: Deisy Aguirre, líder del sindicato de enfermeras del hospital María Auxiliadora de Lima denunció que “nosotros, como hospital, tenemos capacidad para solo seis cuerpos. Diariamente hemos estado viendo de 13 a 16 cuerpos llenos en el primer piso”.

En Guatemala, donde hasta ahora solamente se han registrado 316 casos con ocho fallecidos y 24 recuperados — 284 casos activos, de los cuales, tres están en estado critico — el presidente (y medico) Alejandro Giammattei teme que la deportación de guatemantecos desde los Estados Unidos y México incrementen los contagios en su país. Por ende, el Ejecutivo reveló que en los próximos días, ocho laboratorios realizarán de forma gratuita pruebas de coronavirus, y que aquellos que ingresen en el país deberán pagar cuarentena obligatoria. No obstante, Giammattei se encuentra bajo presión gubernamental luego de que se opusiera a una ley que prohibiría el corte de los servicios públicos durante la cuarentena.

En El Salvador, donde el 48% de los casos fueron el resultado de contagios locales, las cifras ascendieron a 237 casos con siete fallecidos y 63 recuperados, luego de que en las últimas 24 horas, se registraran 12 nuevos contagios, pese a la lucha del presidente Nayib Bukele contra la pandemia, que incluye un fuerte estado de cuarentena nacional — y aunque su gestión cuenta con más del 90% de aprobación, Bukele enfrenta una fuerte oposición tanto de calle como parlamentaria, la que recientemente le quitó el derecho de arrestar a las personas que violen el aislamiento social. El presidente, sin embargo, ha logrado avanzar en la lucha contra el COVID-19 e instaló cabinas móviles para tomar muestras para pruebas de coronavirus.

En las últimas 24 horas, México alcanzó el segundo día más critico en cantidad de contagios al reportar 729 casos con 145 fallecidos en las últimas 24 horas. El día más fatal fue el lunes 20 de abril, cuando se contabilizaron 764 casos. Hasta hoy, la nación azteca contabiliza un total de 9.501 contagios con 857 decesos y 2.627 recuperados. Adicionalmente, 6.017 están contagiadas con COVID-19, de los cuales, 378 están en delicado estado de salud. De acuerdo con José Luis Alomía, director general de Epidemiología, al menos 883 de los contagios se concentra en Ciudad de México. Adicionalmente, el presidente de la nación norteamericana, Andrés Manuel López Obrador, reveló un Plan de Rescate Económico para sacar al país de la crisis económica generada por la pandemia:

“Vamos a demostrar que hay otra forma de enfrentar la crisis sanitaria, económica o de cualquier índole siempre y cuando no se permita la corrupción, se fortalezcan valores y principios como el del humanismo y se gobierno para y con el pueblo”.

Entre las medidas de AMLO se encuentra entregar 3.000.000 de créditos dirigidos a la población más necesitada  y a la clase media, la creación de 2.000.000 de nuevos empleos, además de la reducción del salario de los altos funcionarios públicos hasta en 25% — desde los subdirectores hasta el presidente de la República —; el no ejercicio del 75% del presupuesto disponible de las partidas de servicios generales y materiales y suministros; la cancelación de 10 subsecretarías; la aplicación rigurosa de la Ley de Austeridad Republicana.

Y mientras que en el viejo continente, países como Dinamarca y los Países Bajos comienzan a levantar las medidas de aislamiento social — en Dinamarca ahora se puede hacer deporte al aire libre, mientras que en Holanda los niños comenzarán a ir a la escuela — en España, la cantidad de fallecidos en las últimas 24 horas, incrementó a 435. En las últimas 24 horas, también se contabilizaron 4.211 nuevos contagios que, según Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, “casi la mitad de estos nuevos casos han sido diagnosticados por pruebas serológicas, por las que se pueden detectar a aquellas personas con sintomatología leve”. Y mientras los casos en la nación ibérica siguen incrementando, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, solicitó al parlamento una exención del estado de emergencia hasta el 9 de Mayo, el alcalde de Badalona, una ciudad de catalana, Álex Pastor, dimitió luego de que lo arrestaran violando la cuarentena por conducir ebrio. En el Reino Unido, uno de los países de Europa que se ha visto más perjudicados por el COVID-19 en las últimas semanas (133.495 casos, 18.100 fallecidos), comenzará este jueves 23 de abril ensayos en humanos para conseguir una vacuna contra el coronavirus. Vale resaltar que en las últimas 24 horas, en la nación isleña se han registrado 4.451 nuevos casos con 763 fallecidos.

En los Estados Unidos, el país con mayor cantidad de contagios y fallecidos en el mundo — 819.448 casos y 45.371 decesos — en las últimas 24 horas se reportaron 704 nuevos contagios y 53 muertes — un declive considerable con el día de ayer — el presidente Donald Trump pactó con los demócratas la aprobación de un plan de rescate económico de casi 500.000 millones de dólares que incluye fondos para hospitales y pequeños negocios, en un intento por frenar los estragos del coronavirus. Y pese a que la nación norteamericana también tiene planes de levantar el confinamiento social (bien sea gradualmente) para reactivar la economía, los expertos aseguran que una segunda ola de contagios en el país podría ser aún más letal. De hecho, Robert Redfield, director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), denunció que “existe la posibilidad de que el ataque del virus en nuestra nación el próximo invierno sea incluso más difícil que el que acabamos de atravesar”. También añadió lo siguiente:

“Vamos a tener la epidemia de gripe y la epidemia de coronavirus al mismo tiempo”.

En Singapur, luego de que hoy se contabilizaran 1.016 nuevos casos, el primer ministro Lee Hsien Loong decretó la extensión obligatoria de la cuarentena con nuevas medias hasta el 1 de junio. Esta semana, la nación que había sido modelo en cuanto al control de la pandemia, reportó un incremento considerable en el numero de contagios, que subió las cifras de positivos a 10.141 casos. Estos nuevos positivos se esparcieron entre migrantes que trabajan en empleos de bajos salarios y generalmente viven en lugares abarrotados.

Y mientras incrementan los casos de COVID-19 en todo el mundo, las Naciones Unidas advierten que el mundo podría enfrentar hambruna de proporciones bíblicas. Según David Beasley , director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), se espera que millones de personas en todo el mundo caigan en un “nivel de crisis” de hambre y desnutrición, lo cual podría convertirse en la “peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial”.

“Perdóname por hablar sin rodeos, pero me gustaría explicarte con claridad lo que el mundo enfrenta en este momento. Mientras lidiamos con una pandemia de COVID-19, también estamos al borde de una pandemia de hambre… Todavía no hay hambrunas. Pero debo advertirle que si no nos preparamos y actuamos ahora, para asegurar el acceso, evitar déficit de financiación e interrupciones en el comercio, podríamos enfrentar múltiples hambrunas de proporciones bíblicas en unos pocos meses”.

Desde el inicio de la pandemia, Nueva Zelanda se volvió un nación modelo para lidiar con el COVID-19 en toda Australasia. De hecho, en la nación isleña, adoptaron una fuerte cuarentena que limitó los contagios a apenas 1.451 casos con 14 fallecidos, de los cuales, seis de los casos se registraron en las últimas 24 horas y una persona perdió su vida en ese periodo de tiempo. Y mientras el país se prepara para levantar la cuarentena absolutamente, los expertos temen que esa decisión gubernamental podría triplicar los casos de contagios — ya que durante la cuarentena se registraron más de 1.000 intentos de violentar el aislamiento social. El país que también contabilizó 1.036 recuperados, también cuenta con 401 casos activos, de los cuales, solamente dos están en estado crítico.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde