Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives Pride

Conoce a Yulimar Rojas, la rompedora de récords venezolana que lucha por los derechos LGBTQI+ de su país

Yulimar Rojas. Fotografía: Instagram @yulimarrojas45
Words mor.bo Reading 4 minutos

El pasado domingo 1° de agosto, Yulimar Rojas se convirtió en la primera mujer venezolana medallista de oro olímpico con un estilo impresionante, ya que destrozó el récord mundial de triple salto femenino de 26 años con su último salto, alcanzando 15,67 metros para batir el anterior récord mundial de 15,50 metros, establecido por la ucraniana Inessa Kravets en 1995 en Suecia. Fue un momento de gloria no solo para ella y para su país, sino para cualquiera que haya vivido el momento en el que sucedió. “Buscaba el récord mundial, sabía que tenía esa distancia en las piernas para conseguirlo”, dijo. “Podía oír el ‘wow’ del público y los gritos de Ana (Peletero, su compañera de entrenamiento y la atleta española que logró el tercer lugar); no tenía que mirar porque mi cabeza, mi corazón y mi cuerpo ya lo sabían. Mi entrenador gritaba, saltaba y animaba. Fue increíble”.

Nacida en Caracas pero originaria de Puerto La Cruz, una ciudad del estado Anzoátegui, tenía 12 años cuando vio en los Juegos de Pekín de 2008 a la selección venezolana de voleibol y quiso ser parte de eso; así que se presentó a los Juegos Escolares de Venezuela y los seleccionadores de atletismo se quedaron prendados de su talento y de su altura, pues mide 1.92 metros. Luego de pasar por el salto alto y el salto largo, descubrió que su disciplina sería el salto triple con la ayuda de su entrenador, el legendario saltador de longitud cubano Iván Pedroso, con quien se contactó a través de Facebook. Después de que el algoritmo le sugiriera que fueran amigos, le escribió a Pedroso para decirle lo mucho que le admiraba. Él le respondió que también la valoraba y la invitó a entrenar con él en España en el 2015.

Publicidad

Así comenzó una carrera imparable de saltos y récords: apenas un año después obtuvo la medalla de plata en triple salto en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, con marca de 14.98 metros, y en 2017 gana su primer campeonato mundial al aire libre, que sigue con una medalla de oro en los Panamericanos de Lima del 2019, rompiendo el récord establecido por la colombiana Caterine Ibargüen. ​Poco después, en Andújar, España, consiguió un salto de 15.41 metros, segunda mejor marca mundial de todos los tiempos y con una marca similar obtiene el oro en el Campeonato Mundial de Doha, que siguió con otra victoria y récord mundial en pista cubierta en 2020 durante en el Meeting de Madrid, donde alcanzó los 15,43 metros. Este registro fue superado en Tokio 2020, pero Yulimar ya tiene una próxima meta: llegar a los 16 metros.

Fuera de la competición, Rojas es una voz llena de orgullo que lucha en favor de los derechos LGBTQI+ en Venezuela. Como mujer abiertamente lesbiana, Rojas ha sido una luz para la comunidad LGBTQI+ en un país que durante un buen tiempo ha estado considerando reformas como el matrimonio igualitario, pero que nunca se han concretado. “Mi orientación, mi sexualidad siempre ha sido importante para mí y para mi carrera. Desde que comencé el deporte siempre he tratado de luchar por las ideologías y los derechos de las mujeres y del colectivo LGBT. Es también un salto para que se respeten el amor y la vida, se respeten las ganas de amar y de ser amado, y que se valore cada día los derechos humanos”, dijo en una entrevista con El País el año pasado.

“Se pueden cumplir en esto también los sueños seas lo que seas, o ames a quien ames, y eso a pesar de las personas que piensen que por querer a una persona del mismo sexo o por amar de esa manera no puedes lograr lo que te propones, ¿sabe? Invito a todas esas personas que quieren y que aman que vivan el amor, que no se abstengan de abrirse al mundo y que trabajen por sus sueños. Hay solo una vida y hay que vivirla al máximo siempre”. Y eso es lo que parece que busca Yulimar. Cuando le dijeron que era la primera medallista de oro venezolana luego de lograr su récord en Tokio, dijo: “Creo que estoy abriendo puertas, y no sólo para mí. También estoy abriendo puertas para la gente que quiere conseguir grandes cosas y escribir grandes cosas para mi país”.

Apoya el periodismo abierto e independiente de MOR.BO. El 2021 ha sido un año de serios desafíos y dificultades. Puedes ayudar a mantener nuestros informes de alto impacto realizando una compra en nuestra MOR.BO Contemporary Store que cuenta con objetos de edición limitada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 4
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE