CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke

Conoce a Stef Van Looveren, el artista belga que hace bolsos NSFW inspirado en penes y vaginas

Pieza de Stef. Fotografía: Instagram @stefvanlooveren
Words Carlos Turmero

La moda es un campo en el que las posibilidades son infinitas porque las tendencias están constante cambio y lo que en un momento podía considerarse de mal gusto, pues en un futuro puede ser el furor del cuál nadie quiere escapar y perderse.

Por esta razón creemos que si bien hoy nos puede parecer un poco extraño hablar de bolsos y carteras con vaginas y penes esculpidos, posiblemente veamos esto en el primer lugar de las tendencias 3 o 5 años. Lo llamativo de estas piezas es que son realmente esculturas diseñadas por Stef Van Looveren, un artista no-binario multidisciplinario de Amberes, cuyos diseños se modelan en los genitales y se moldean en una diversa gama de tipos de cuerpo para ser lo más inclusivo posible.

Publicidad

De acuerdo con Stef, quien introdujo los diseños durante una muestra de arte en Amberes, pero que actualmente está trabajando en la ampliación de su gama, los bolsos apoyan su visión de que el “sexo” debe ser visto como un accesorio intercambiable, algo con lo que el portador puede jugar.

La práctica de Van Looveren se traslada en videoinstalación, fotografía, escultura y performance. Van Looveren utiliza las instalaciones como un intento de reflejar y desmantelar la performatividad de nuestro comportamiento humano, principalmente dentro de la noción de género. Imitando juguetonamente nuestras conductas sociales junto con la cultura visual, su trabajo se mueve hacia un gesto surrealista.

Stef creció en un suburbio de Amberes, Bélgica, donde pasó la mayor parte de su juventud. Tenía 14 años cuando decidió salir del closet, y poco después empezó a experimentar con su apariencia. “Usar ropa y maquillaje femeninos se convirtió en una parte importante de mi auto-exploración”, explica Stef en una entrevista a i-D. “Tomaba el autobús a la ciudad usando tacones altos, y a juzgar por las reacciones de la gente empecé a darme cuenta de que ser libre en la expresión de tu género no era necesariamente un hecho”.

Esto cambió cuando comenzaron a asistir a una escuela secundaria artística, donde se interesó por las artes audiovisuales: “La fotografía en particular me proporcionó las herramientas para empezar a experimentar con la manipulación de mi género. Tomaba autorretratos y con un programa de software hacía que mi cara se viera más femenina y mi cintura más pequeña, para hacerla más artificial y poco realista. Pronto se convirtió en una especie de obsesión, lo que resultó en que fracasara dos veces en mi año!”. Sin embargo, en lugar de desalentar a Stef, les impulsó a seguir explorando su relación con el género. Se inscribió en la Universidad de San Lucas de Amberes, y más tarde hizo un intercambio con Central Saint Martins en Londres.

Jugar con su propia apariencia le permitió a Stef empezar a percibir su cuerpo como el instrumento principal de su trabajo. “Usando atributos y haciendo juegos de rol, lentamente empecé a desacreditar las restricciones de género”, recuerda. Se dio cuenta de lo similar que era el género al usar un disfraz y de que era algo que se realiza a diario, lo que le llevó a profundizar en la política del cuerpo y los estudios queer con un interés particular en figuras como Judith Butler, Simone de Beauvoir y poetas como Audre Lorde. Junto con iconos LGBT como Marsha P. Johnson y Sylvia Rivera, su trabajo se convirtió en la base de su práctica.

En última instancia, Stef pretende desarrollar un lenguaje visual, ya sea a través de esculturas, instalaciones de vídeo o fotografía, en el que las identidades que son de alguna manera no conformes con el género, fluidas en cuanto al género o que no lo son, ya no se cuestionan, sino que se presentan como la norma.

“Creo firmemente que el arte puede ser un medio útil para ayudar a reconocer las identidades subrepresentadas en el espectro de género y para ayudar en última instancia a apoyarlas”.

No dudamos que en algunos años Stef se convertirá en una figura del culto por dar un paso al frente y replantear nuevamente los roles de género.

Apoya el periodismo abierto e independiente de MOR.BO. El 2021 ha sido un año de serios desafíos y dificultades. Puedes ayudar a mantener nuestros informes de alto impacto realizando una compra en nuestra MOR.BO Contemporary Store que cuenta con objetos de edición limitada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 3
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 4
    WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE