CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Art Perspectives

Conoce a Jansson Stegner, el pintor neoyorquino que replantea la feminidad y los roles de género

"Arena". Fotografía: Instagram @janssonstegner
Words Carlos Turmero

Cada vez que se realiza una reseña sobre algún artista, sin importar la rama en la que se desempeñe, siempre ofrece su visión del mundo, de las personas y de la vida en general a través de su talento. La música, la pintura, la poesía, el diseño o cualquier rama del arte, es sencillamente el vehículo para dar conocer dichas ideas o pensamientos.

Los hombres musculosos, listos para la acción y ruborizados, las mujeres complacientes han poblado históricamente el mundo del retrato, cada uno reflejando una percepción masculina predominante de la forma humana. Esta premisa ha sido tanto un modelo como un desafío para la práctica pictórica de Jansson Stegner, dado que le ha dado la vuelta a estas ideas para generar un cambio de paradigma a través de su arte.

View this post on Instagram

Spartan, 2020.

A post shared by jansson stegner (@janssonstegner) on

Stegner nació en Denver en 1972, pero toda su carrera la ha forjado desde la ciudad de Nueva York, lugar en el que reside desde hace varios años en el que no solo nacen sus obras, sino que además son una plaza importante para su exposición y promoción. El artista siempre se interesado por el arte figurativo, dado que durante su adolescencia tuvo el sueño de ser artista de cómics precisamente por el carácter exagerado y los estilos del formato, en el que los elementos más esenciales son exagerados.

Influenciado por figuras como El Greco, Ingres, Ensor, Schiele, Dix, Balthus y Alice Neel, que inventaron cada uno su propia percepción de la forma humana, el trabajo de Stegner se basa en el realismo sin estar limitado por sus reglas. Los resultados de tales exploraciones son una preponderancia de sujetos femeninos excepcionalmente altos, poderosos y musculosos, que llevan con orgullo rasgos exagerados. Vestidas con atuendos cotidianos, a menudo con detalles sugerentes, desafían las nociones tradicionales de los roles y normas de género, pero se presentan en el anticuado disfraz de la clásica pintura al óleo sobre lino.

View this post on Instagram

Rally, 2020. A painting from my show at Almine Rech.

A post shared by jansson stegner (@janssonstegner) on

En una entrevista con Juxtapoz, Jansson explicó las razones por las que las mujeres atléticas protagonizan buena parte de sus obras.

“Pintar mujeres atléticas ha sido una parte significativa de mi trabajo durante los últimos doce años. Me inspiré originalmente mientras veía el voleibol femenino olímpico en la televisión, donde muchas de las jugadoras que veía eran altas, de gran contextura muscular y físicamente poderosas. Me fascinan las formas en que la fuerza, el poder y la belleza pueden mezclarse dentro de la forma femenina, y he vuelto a este tema una y otra vez a lo largo de los años”.

Las mujeres que Stegner pinta no están desprovistas de sexualidad, pero el sexo no es usualmente el foco principal de un cuadro. “no permitiré que la sexualidad abrume otros elementos de la obra (la exageración expresiva y las distorsiones de la forma humana, la pose, la composición, etc.) y se convierta en el foco principal. Me propongo organizar cada pintura de manera que si el sexo es un elemento en la obra, sea en el fondo, no en el frente y el centro”.

View this post on Instagram

Arena, 2020

A post shared by jansson stegner (@janssonstegner) on

A través del uso de la exageración de las caricaturas, las figuras de Stegner se vuelven surrealistas e idealizadas: todos los miembros desgarbados y las expresiones gestuales, su vulnerabilidad es contrarrestada por su ambivalencia moral. A lo largo de los cuadros de Stegner hay un sentido de agresión punk, donde la autoridad es cuestionada, subvertida y manipulada tanto a través de su tema como del estilo “flojo” de la pintura, que inventa una intimidad tabú a partir de emblemas genéricos de poder.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 3
    Lo amé
  • Me deprime
  • 2
    WTF!
  • 2
    Me confunde