CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives Pride

Conoce a Alexya Salvador, la pastora trans de Brasil que busca romper con los prejuicios

Alexya Salvador. Fotografía: Reuters
Words mor.bo Reading 4 minutos

De acuerdo con la Asociación Nacional de Travestis y Transexuales de Brasil (Antra), 175 personas trans fueron asesinadas en Brasil el año pasado, la cifra más alta desde que la organización empezó a recopilar datos. Todas eran mujeres trans y la mayoría, negras y pobres. Este año, la violencia ha continuado, muchas veces frente a las autoridades, que no hacen nada al respecto. Pero Alexya Salvador quiere cambiar esto, y hacer que las personas trans de su país se sientan aceptadas.

Alexya Salvador es la primera pastora de Brasil y de toda Latinoamérica. Luego de ser católica de toda la vida, en un momento dado, había decidido seguir el camino del sacerdocio. Pero hace una década, se desilusionó cada vez más con las instituciones cristianas debido a su legado de homofobia y transfobia. La Iglesia católica ha defendido durante mucho tiempo la creencia de que la homosexualidad es un pecado, creencia que se ha extendido a un Brasil mayoritariamente cristiano. De hecho, a principios de este año, varias iglesias católicas de São Paulo fueron objeto de críticas por parte de altos dirigentes católicos por apoyar públicamente a la comunidad LGBTQ+ y afirmar que la homofobia conduce al asesinato, según Reuters.

Publicidad
Salvador en uno de sus servicios. Fotografía: Reuters
Salvador en uno de sus servicios. Fotografía: Reuters

Salvador dijo que esta fricción continua sobre la inclusión de LGBTQ+ le hizo perder temporalmente su fe en la iglesia. “Me dije: ‘Ya no soy católica, ya no quiero servir a la fe cristiana porque es una fe que me oprime'”, dijo en una entrevista con The Guardian. “Corté los lazos con la institución, con la iglesia, pero nunca con mi fe en Dios, en Jesús”. En el momento de su crisis de fe, Salvador se identificaba como gay y buscaba una iglesia que ordenara un matrimonio del mismo sexo con su pareja, Roberto. A través de Google, descubrió la Metropolitan Community Church (MCC), una iglesia progresista con sede en Estados Unidos que se enorgullece de acoger a feligreses LGBTQ+. Localizó una sucursal en São Paulo, donde ella y Roberto se casaron junto a otras 11 parejas LGBTQ+ en 2010.

Así, Salvador se convirtió en una integrante devota de la iglesia de São Paulo, participando activamente en su congregación. Con el apoyo de Roberto, decidió hacer la transición, y después de cinco años la iglesia le pidió a Salvador que se convirtiera en diaconisa. Aceptó, y en 2017, fue una de los múltiples pastores LGBTQ+ que celebraron una misa en Matanzas, Cuba, que abrazó abiertamente a las personas queer y trans. Fue la primera vez que una persona trans celebró una comunión en la historia de Cuba. Dos años después, Salvador se ordenó oficialmente. “El cristianismo que Jesús propuso era para todas las personas”, dijo Salvador en la entrevista “Y formar parte de la iglesia hoy, como mujer trans, es un reclamo del espacio que sabemos que también es nuestro”.

Alexya Salvador con su esposo Roberto, y sus dos hijes trans adoptados. Fotografía: Reuters
Alexya Salvador con su esposo Roberto, y sus dos hijes trans adoptados. Fotografía: Reuters

Salvador dice quiere utilizar su posición para establecer el apoyo de base que las personas LGBTQ+ necesitan para seguir avanzando. Salvador está en proceso de abrir su propia sucursal del CDM en Mairiporã, al norte de São Paulo. Empezó a buscar un local antes de la pandemia, pero el COVID-19 ha obligado a que la mayoría de los servicios de la iglesia sean online. “El pánico que vivía en mi cabeza hasta que descubrí el MCC era que iría al infierno, que era un error de Dios”, dijo Salvador en la entrevista. “Mientras estudiaba teología, aprendí que tengo defectos como todos los humanos, pero ser una mujer trans no es uno de ellos”.

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE