CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Cómo ser más amable con los trabajadores esenciales y que prestan un servicio

Sé paciente, amable y da las gracias. Fotografía: Consumidor Global
Words mor.bo Reading 4 minutos

Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, el personal médico y trabajadores de la salud han sido llamados los héroes del último año y varios meses, pues sin ellos, simplemente estaríamos a la deriva y nuestra capacidad de supervivencia ante el COVID-19 sería mucho menor: nos han atendido, sanado, e incluso han hecho vacunas para ayudar nuestro sistema inmunológicos. Pero, ¿alguna vez te has puesto a pensar en el personal que muchas veces olvidamos? Son esos que damos por sentado, los que parecen invisibles. Hablamos del empleado de la caja en tu farmacia cercana; el encargado de las bolsas en el supermercado; la mujer que llega en motocicleta a hacerte un delivery; la señora que maneja el camión para hacer llegar víveres al mercado, la que limpia tu calle cada mañana, y la persona que conduce el bus para llevarte al trabajo. Todo eso durante la pandemia, mientras se preocupan por su propia salud, la de su familia y la tuya. Todas estas personas han estado trabajando extra duro para el resto de la población.

El mismo empleado que está siendo acosado por una Karen en el supermercado porque no consigue la marca de galletas que quiere (que está totalmente fuera de su control, por cierto) probablemente esté preocupado por cómo esta pandemia sigue afectando a su propia familia. La cajera que está recibiendo miradas de odio, suspiros e impaciencia como resultado de las largas filas podría estar pensando en su madre, cuya salud ya era cuestionable antes de esto. El chico que trabaja incansablemente para mantener los estantes abastecidos lo mejor posible puede estar preocupado por hija inmunodeprimida. Y, sin embargo, siguen trabajando para poder hacernos la vida mucho más fácil en los últimos meses. Así que es hora de que practiquemos la amabilidad y el aprecio con ellos: están haciendo todo (¡todo!) lo que está en sus manos para hacer su trabajo y ayudar al público, pero parecen ser los que reciben más abusos de los clientes.

Publicidad

Si piensas, ¿pero cómo puedo ayudarles? Lo cierto es que es bastante sencillo. Recuerda que la amabilidad siempre ha sido importante, y lo sigue siendo. Así que mientras estés haciendo las compras que necesites, no te olvides de sonreír a estas trabajadoras y trabajadores. Tómate un segundo para preguntarles cómo les ha ido durante el día, cómo ha estado su trabajo… y tómate un momento para darles las gracias. Muchas veces su labor es invisible, pero tomarnos unos minutos para hacerles ver que les apreciamos es muy valioso, así que asegúrate de que sepan lo apreciados que son sus esfuerzos.

En segundo lugar, practica la paciencia. A veces dejamos que las cosas pequeñas que nos pasan durante el día se vayan acumulando, y terminamos haciendo pagar a un tercero por lo que nos pasa. Así que cuando sientas que el mal genio va a adueñarse de ti, recuerda que ese trabajador no se merece una descarga negativa ni tu mal humor porque la fila no se mueve tan rápido como quieres. Recuerda que la empatía es importante, así como los buenos modales: escuchar “buenos días” y “gracias” siempre es bienvenido. Además, no olvides que muchos trabajadores dependen de propinas para poder completar sus ingresos: así que si te gusta como tu barista te prepara ese cappuccino en las mañanas o si quieres darle un apoyo extra a tu mesera en tu restaurante favorito, darles una buena propina es una excelente opción.

Así que, cuando se trata de las personas con quienes nos relacionamos diariamente en la industria del servicio, no dejemos atrás nuestra humanidad. Apoyemos a todas las personas trabajadoras que se arriesgan cada día para ayudar a los demás. Aunque siempre nos enfrentamos a retos que no siempre son visibles, que es importante que pensemos en cómo podemos apoyarnos mejor unos a otros y tratar a los demás con amabilidad, especialmente a los trabajadores esenciales y a los del sector servicios. Con la pandemia, hemos perdido a casi 5 millones de personas alrededor del mundo, así que agradezcamos a las que aún se levantan cada día con la misión de servirnos. Ser gentil no cuesta nada y vale muchísimo.

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE