CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Coronavirus Perspectives

¿Cómo reutilizar de forma segura los distintos tipos de mascarillas y tapabocas?

En muchos países las personas optaron por mascarillas de tela para poder reutilizarlas. Fotografía: Nordea
Words Carlos Turmero

Desde el comienzo de la pandemia por el coronavirus, los tapabocas y mascarillas en sus distintas presentaciones han sido claves en la lucha para combatir la enfermedad y prevenirla, al mismo tiempo que cuidamos a los demás mientras los usamos. Son muchos los artículos que explican el correcto uso de ellos y toda la información necesaria al respecto.

Pero una de las preocupaciones entre muchas personas en todo el mundo recae en la posibilidad de poder reutilizar las mascarillas, bien sea porque en algunos países se vio una escasez de estas, y los ciudadanos recurrieron a crear tapabocas hechos con tela u otros materiales que pueden ser lavables, lo que pudiera representar un riesgo ya que las secreciones respiratorias quedan impregnadas en ellos, y por ende ser una vía de contagio.

Científicos determinan los mejores materiales para realizar tapabocas artesanales

Dada la escasez de mascarillas, Michael Chang, especialista en enfermedades infecciosas de la Escuela de Medicina McGovern del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston, dice que algunos trabajadores de la salud están reutilizando las mascarillas quirúrgicas para el mismo paciente durante al menos un día o un turno, y luego se cambian las mascarillas entre diferentes pacientes siempre que es posible. Estos trabajadores de la salud reciben capacitación y educación para retirar y reutilizar las máscaras de manera segura.

Los estudios no han confirmado si es posible lavar con seguridad las mascarillas quirúrgicas para que sigan siendo efectivas y Chang no recomienda intentar lavarlas y secarlas en casa. Si tienes que reutilizar una mascarilla quirúrgica, “la mejor opción sería dejarla almacenada en un contenedor en el área contaminada durante 72 horas”. No es conveniente que sea hermética, ya que la circulación del aire ayuda a secarla y puede ayudar a inactivar el virus”, dice. Sin embargo, Chang enfatiza que sería mejor tirar las mascarillas quirúrgicas.

¿Qué hacer con las mascarillas hechas con tela?

El Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos recomienda que luego de cada uso de las mascarillas, las personas deben lavar la misma de acuerdo a la frecuencia con la que la utilizan. De acuerdo con Cassandra Pierre, médico especializada en enfermedades infecciosas y directora médico de programas de salud pública en el Centro Médico de Boston, una máscara de tela reutilizable debe ser lavada después de cada uso. Cuando se quite, se debe doblar por la mitad para contener las secreciones internas y depositarla en la lavadora, o en un recipiente de lavandería con una tapa que pueda cerrar, en caso de que no pueda lavarla inmediatamente.

Pierre dice que no hay necesidad de lavar las máscaras de tela por separado de la otra ropa. “Si las viertes en una lavadora y luego las pones en una secadora, eso debería matar efectivamente el virus”, dice. La temperatura del agua para el ciclo de la lavadora debería ser tibia o caliente, según Pierre.

¿Y en el caso de las mascarillas de tipo N95?

En caso de que no seas un trabajador de la salud y tengas en tu poder máscaras de respiración N95 sin usar, considera la posibilidad de donarlas a un centro de atención médica. “Dado el alto riesgo de pacientes que estamos viendo, realmente queremos preservar esas N95 para los trabajadores de la salud”, comenta Pierre a Allure. “Es realmente importante para nosotros preservar esas existencias para poder seguir cuidando a nuestros pacientes”.

Las mejores prácticas para descontaminar eficazmente las mascarillas de tipo N95 aún están en desarrollo, pero en un estudio publicado el 15 de abril, los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) validaron cuatro tipos de métodos de descontaminación para las mascarillas N95 en los centros de atención médica: Luz ultravioleta, rociado de etanol al 70 por ciento, calor a 158 grados Fahrenheit y peróxido de hidrógeno vaporizado (VHP). El estudio descubrió que el aerosol de etanol dañaba el ajuste de la máscara después de dos sesiones de descontaminación, los rayos UV y el calor hacían lo mismo después de tres sesiones, y sugería que el VHP parecía ser el mejor método para conservar la integridad de la máscara hasta tres sesiones de uso y descontaminación.

Vale la pena destacar que estas mascarillas están diseñadas para ser usadas una sola vez, dado que con el tiempo van perdiendo la capacidad de filtración, así como el ajuste de la misma al rostro, por lo que siempre hay que prestar atención a estos detalles para saber que efectivamente estamos protegidos.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde