CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Colombia: Conmoción por la violación de niña indígena por parte de siete militares

Los siete militares implicados confesaron haber violado a la niña mientras patrullaban el territorio de la comunidad embera chamí, en el oeste de Colombia, según comunicó ayer la fiscalía. Fotografía: El Comercio
Words mor.bo

Una semana después de que el Congreso de Colombia aprobara un controvertido proyecto de ley que permite la prisión perpetua para los violadores de niños, siete soldados se declararon culpables de violar en grupo a una niña indígena de 13 años. Los soldados se declararon culpables de violar a la niña el jueves en medio de un amplio horror por el incidente en Pueblo Rico, un pueblo de la provincia de Risaralda. La violación tuvo lugar el lunes, lo que aumentó la tensión entre los militares y los nativos colombianos, quienes exigieron que los soldados se entregaran a las autoridades indígenas y fueran juzgados según la ley indígena antes de ser juzgados según el derecho penal común.

El lamentable hecho constituye una grave violación de los derechos de la menor, y victimiza colectivamente a su familia, al pueblo Embera Katío y a los pueblos indígenas del país, y se suma a una larga lista de actos atroces por parte de los militares que, por acción u omisión, constituyen un factor de riesgo en vez de una garantía de seguridad para los pueblos y naciones indígenas. Al parecer, el Ejército Nacional se negó a cooperar con las autoridades indígenas y encarceló a los soldados en un recinto militar el jueves, después de cerrar un acuerdo con la Fiscalía General de la Nación en un tiempo récord.

Los uniformados fueron identificados como Juan Camilo Morales Poveda, Yair Stiven González, José Luis Holguín Pérez, Juan David Guaidi Ruiz, Óscar Eduardo Gil Alzate, Deyson Andrés Isaza Zapata y Luis Fernando Mangareth Hernández.

Los siete militares implicados confesaron haber violado a la niña mientras patrullaban el territorio de la comunidad embera chamí, en el oeste de Colombia, según comunicó ayer la fiscalía. El organismo “imputó cargos a siete soldados” por el delito de acceso carnal abusivo agravado, seis de ellos como responsables directos y uno en condición de cómplice, dijo en rueda de prensa el fiscal general, Francisco Barbosa. “Esas personas aceptaron cargos en la audiencia y reconocieron la tropelía de sus actos”, agregó.

El gobernador indígena de la jurisdicción embera Gito do Kabu, Juan de Dios Queragama, dio a conocer el hecho que provocó una dura condena social. La niña “estaba solita, recogiendo guayaba” cerca de un campamento militar cuando los soldados “la cogieron y la retuvieron toda la noche”, contó Queragama tras hacer pública la denuncia en un comunicado. La víctima quedó bajo protección de la autoridad de protección familiar.

El ataque a la menor llega una semana después de que el Congreso colombiano aprobara una reforma constitucional que incorpora la prisión perpetua a violadores y asesinos de niños y adolescentes menores de 14 años. Sin embargo, ya que aún no se promulga la ley, los soldados serían juzgados bajo la legislación anterior a la reforma que prevé hasta 30 años de cárcel para este tipo de delito, según la fiscalía. Aún así, el presidente Iván Duque se mostró partidario de aplicar la cadena perpetua en este caso.

Según datos de la autoridad forense en Colombia, en 2019 más de 22.000 menores de 18 años fueron víctimas de delitos sexuales y 708 de homicidio.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 7
    Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde