NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH
CLOSE

Contemporary Store

Solo por hoy hasta la media noche tenemos 30% OFF en toda nuestra merch exclusiva.

Ir a la store 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Colombia: Brandon Cely, el soldado que se suicidó por bullying en el Ejército y por estar a favor de las protestas sociales

El soldado Brandon Cely Páez. Foto: Head Topics
Words Michel Narváez

“Yo peleo por un futuro mejor, por mis padres, por mí y por tus hijos”. Con ese mensaje se despidió de este mundo el soldado del Ejército de Colombia Brandon Cely Páez (21), quien se quitó la vida tras expresar su inconformidad con la cultura militar de su nación, especialmente tras la actuación de dicho cuerpo de seguridad en las recientes protestas que causaron la muerte de al menos cuatro personas, mientras que decenas de otras fueron heridas y arrestadas.

El suicidio del militar conmocionó a los colombianos tanto como la muerte de Dylan Cruz, el adolescente de 18 años de edad quien falleció el día de su graduación luego de pasar varios días de atención medica tras sufrir varios impactos de bala por funcionarios la Policía Móvil Antidisturbios durante el paro nacional del jueves 21 de noviembre.

La muerte del joven militar resuena en el corazón de todos los jóvenes de Colombia, ya que sus pesares, deseos y sueños por un mejor país, son los mismos que viven muchos en la nación. En el vídeo, que ha sido tomado como evidencia de que Cely se quitó la vida, el joven expresa su deseo de ser médico, pero asegura de que no contaba con los recursos necesarios y que nunca recibió apoyo del Estado. “Quiero estudiar medicina, pero no puedo pagar un semestre que cuesta entre COL $8 y COL $22 millones”.

Se cree que Cely se suicidó el sábado, después de denunciar el “matoneo” y la estigmatización de las que fue víctima por parte de algunos de sus compañeros en el Ejército por defender el paro nacional y el derecho a la educación. Cely declaró en el vídeo lo siguiente:

“Me han quitado la voz acá. No tengo derecho a decir las falencias del sistema de salud militar o las irregularidades, porque podría acarrear acciones penales para mí… Apoyo total y plenamente el paro colombiano por las inconformidades del pueblo, y como soy soldado y no puedo decir esto, he decidido acabar con mi vida”. 

Cely vivía con mamá, Heidy — una vendedora ambulante de 38 años de edad que trabaja en el centro de Bogotá — y sus tres hermanos menores en una humilde casa en el barrio Ciudad Latina en Soacha. Hizo un técnico en sistemas y se graduó como auxiliar de enfermería en la Escuela de Salud San Pedro Claver, en el 2017, con la ilusión de acercarse más a la profesión que quería ejercer. Como muchos jóvenes de estrato socio económico bajo de Colombia, entrar el Ejército fue su única opción para tener una mejor calidad de vida.

Cely la pasó exageradamente mal cuando fue trasladado a la base militar de Limoncito, en Nilo (Cundinamarca, en el corazón de Colombia). Su primo hermano Sebastián dijo que Cely no estaba conforme con el trato de otros soldados, quienes lo catalogaban de extrema izquierda. Llamaba a su madre constantemente y le decía que quería huir, pero ella insistió que terminara el servicio ya que apenas le faltaban dos meses — pues al culminarlo, tenía intenciones de mudarse, vivir solo, e iniciar una familia.

“Sus compañeros nos dijeron que empezó a averiguar lo que significaba su deserción, se enteró de que podría pagar en la cárcel entre dos a seis años, pero que no quería dejarle ese legado a su familia”.

Hoy martes 26 de noviembre, miembros del Ejército lo enterraron en el cementerio Jardín del Apogeo. Sus familiares y amigos prefirieron guardar silencio y no dar declaraciones sobre lo que vivió Cely en el Ejército por temor a represalias. Sin embargo, un vocero de la familia manifestó lo siguiente:

“A quien le hizo esto queremos dejarle la reflexión de que aprenda a ser humano con los demás. Que la muerte de Brandon no sea un motivo más de muertes en las marchas”.

Su tía María Luisa no quiere que se repita la misma historia con sus tres sobrinos. Daniel ha aplicado dos veces al Servicio Nacional de Aprendizaje para estudiar Ciencias del Deporte, pero no ha obtenido cupo. John quería entrar a la Marina antes de lo que ocurrió con su hermano y Katherine se gradúa de la secundaria hace un año y quiere estudiar Psicología. Su madre no puede costearles educación superior. 

“En estos momentos no queremos solo los lamentos, necesitamos una oportunidad. Si alguien quiere ayudar en la causa de Brandon, hay tres hermanos que necesitan entrar a una universidad. Es lo que él quería para ellos”.

La muerte de Brandon Cely Páez fue denunciada ante el Ministerio Público de Colombia. Voceros del Ejército revelaron que abrirán una investigación para determinar las causas que motivaron al joven de 21 años a quitarse la vida.

MOR.BO es un medio independiente creado por un colectivo de periodistas. Nuestra independencia y autonomía editorial nos permite ofrecer reportes y análisis intrépidos. Tienes el poder de apoyarnos en estos tiempos económicos volátiles y ayudar al financiamiento de nuestra plataforma con una pequeña contribución. Apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1. También puedes contribuir adquiriendo nuestra merch exclusiva en nuestra Contemporary Store.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 7
    Me deprime
  • 1
    WTF!
  • 2
    Me confunde
NIGHT MODE DAY MODE