Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Científicos advierten que la publicidad busca hackear nuestros sueños

"Inception". Fotografía: Warner Bros.
Words mor.bo Reading 4 minutos

En estos días, la publicidad puede adoptar muchas formas. Puedes ver un anuncio de televisión o una valla publicitaria; un clip que veas en Internet puede contener un anuncio o un patrocinio. Si observas un evento deportivo con suficiente atención, puede que incluso veas un mensaje de alguna empresa añadido durante la emisión. Y es posible que pronto veas anuncios en los videojuegos de consola. ¿Es que acaso aún hay lugares a los que se puede ir sin ver anuncios? Dormir es sin duda una de las pocas experiencias que se pueden vivir sin ningún mensaje publicitario. Al menos eso es lo que se podría pensar… hasta ahora.

Un nuevo artículo publicado en The Guardian señala que algunos expertos en marketing pueden estar a punto de lograr un inquietante avance: hackear nuestros sueños mientras dormimos. Al menos un anunciante ya lo ha intentado. La nota cuenta que la compañía cervecera norteamericana Coors animó a los espectadores a ver un breve anuncio antes de acostarse y luego reproducir un “paisaje sonoro” personalizado mientras dormían durante ocho horas. La empresa dijo que este enfoque desencadenaría “sueños refrescantes” de Coors que, en su imaginación, animarían a los soñadores a realizar la compra después de despertarse. No está claro cuántas personas participaron realmente en la campaña, pero los científicos que estudian el sueño y los sueños han señalado que la nueva campaña publicitaria puede haber abierto una puerta peligrosa: 35 investigadores del sueño y de los sueños de Norteamérica y Europa publicaron una carta abierta en la que alertaban sobre “el uso de los sueños para la publicidad”.

Publicidad

“La incubación selectiva de sueños”, como la llaman, es un objetivo para muchos anunciantes que ven el paisaje onírico como un bien inmueble de alto valor para las vallas publicitarias, y hay muchas maneras de empezar a comprar un trozo de él. “Están tratando de empujar una droga adictiva en personas que son ingenuas a lo que se les está haciendo”, dijo el neurocientífico cognitivo y profesor de psiquiatría en la escuela de medicina de Harvard, Bob Stickgold, al diario. “No sé si puede ser mucho peor que eso. Cualquier cosa para la que puedas imaginar una campaña publicitaria, en absoluto, podría ser mejorada por el armamento del sueño.” Stickgold apunta a dispositivos como Alexa, que millones de nosotros ya tenemos en nuestros hogares. “Esos dispositivos pueden reproducir lo que quieran cuando quieran y los anunciantes podrían comprar tiempo de publicidad, quieren que se reproduzca a las 2:30 de la mañana”, dijo Stickgold, un ejemplo. “Se podría dar esta especie de situación tipo 1984 en la que los anunciantes compran tiempo de publicidad en estos dispositivos, y nadie sabe nunca que los están escuchando”.

Por los momentos, hay razones para creer que tales campañas podrían ser efectivas. En 2014, investigadores descubrieron que los fumadores a los que se les inyectaba el olor del humo de los cigarrillos y de los huevos podridos en sus habitaciones mientras dormían experimentaban un fuerte descenso de sus ganas de fumar mientras estaban despiertos. Stickgold dijo a The Guardian que las agencias de publicidad podrían utilizar esta táctica, por ejemplo, reproduciendo un sonido distintivo cada vez que veas un anuncio de un producto mientras estás despierto, y luego reproduciendo ese sonido mientras estás dormido. Tu mente aprendería a asociar en tu subconsciente sonidos relajantes con productos comerciales, lo que te haría estar más interesado en hacer la compra sin que te dieras cuenta.

Los investigadores del sueño y de los sueños instan a endurecer por adelantado la ley de publicidad para cortar todo esto de raíz antes de que empiece en serio. Stickgold ha colaborado en la redacción de una carta abierta en la que se advierte de este tipo de tácticas: “La publicidad a través de los sueños no es un truco divertido, sino una pendiente resbaladiza con consecuencias reales. El potencial de uso indebido de estas tecnologías es tan ominoso como obvio”. “Creemos que se necesitan urgentemente medidas proactivas y nuevas políticas de protección”, continúa la carta. “Para evitar que los anunciantes manipulen uno de los últimos refugios de nuestras ya asediadas mentes conscientes e inconscientes: nuestros sueños”.

Apoya el periodismo abierto e independiente de MOR.BO. El 2021 ha sido un año de serios desafíos y dificultades. Puedes ayudar a mantener nuestros informes de alto impacto realizando una compra en nuestra MOR.BO Contemporary Store que cuenta con objetos de edición limitada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE