CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

China aprueba la polémica Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong

Los activistas de derechos humanos temen que la ley de seguridad nacional de China amenace aún más las libertades de las que se disfruta en Hong Kong. Fotografía: Anthony Wallace/AFP/Getty Images
Words mor.bo

Update 13:10 horas: el artículo fue actualizado con detalles de la ley.

Tal y como estaba previsto, el presidente de China, Xi Jinping, firmó la mañana de hoy una controvertida legislación de seguridad nacional para Hong Kong que, según Beijing, es necesaria para hacer frente al “separatismo y a la interferencia extranjera”, pero los críticos dicen que prohibirá la disidencia y destruirá la autonomía prometida cuando el territorio fue devuelto a China en 1997. Los detalles de la ley — que llega en respuesta a las protestas pro-democracia iniciadas el año pasado en el territorio hongkonés — se darán a conocer más tarde esta semana.

La legislación entrará en vigor cuando se publique en el diario oficial de Hong Kong — sin pasar por la propia legislatura del territorio semiautónomo — y se espera que entre en vigor el 1° de julio, fecha en que se cumple el aniversario del retorno del antiguo territorio británico al dominio chino. De hecho, la aprobación en este día parece ser muy simbólica: como si Pekín quisiera dejar en claro que China es la que está a cargo en Hong Kong, y los líderes de China harán lo que consideren necesario.

De acuerdo con BBC, la ley contempla lo siguiente:

  • Los delitos de secesión, subversión, terrorismo y colusión con fuerzas extranjeras se castigan con una pena mínima de 10 años, siendo la máxima la cadena perpetua.
  • Dañar las instalaciones de transporte público puede considerarse terrorismo
  • Los declarados culpables no podrán postularse para un cargo público
  • Las compañías pueden ser multadas si son declaradas culpables según la ley
  • Beijing establecerá una nueva oficina de seguridad en Hong Kong, con su propio personal de aplicación de la ley, ninguno de los cuales quedaría bajo la jurisdicción de la autoridad local
  • Las personas sospechosas de violar la ley pueden ser interceptadas y sometidas a vigilancia
  • Se fortalecerá la gestión de las organizaciones no gubernamentales extranjeras y las agencias de noticias.
  • La ley también se aplicará a los residentes no permanentes

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, quien habló sobre la ley con el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, dijo que la ley llenaría un “hueco” y no socavaría la autonomía del territorio o su poder judicial independiente. Lam dijo que Hong Kong había quedado “traumatizada por la escalada de violencia alimentada por fuerzas externas” y añadió: “Ningún gobierno central podría hacerse la vista gorda ante tales amenazas a la soberanía y la seguridad nacional”. Las autoridades de Beijing y Hong Kong han dicho repetidamente que la legislación está solamente dirigida a unos pocos “alborotadores” y que no afectará a los derechos y libertades, ni a los intereses de los inversores.

Sin embargo, organismos internacionales de derechos humanos se encuentran preocupados: “La aprobación de la ley de seguridad nacional es un momento doloroso para el pueblo de Hong Kong y representa la mayor amenaza para los derechos humanos en la historia reciente de la ciudad”, dijo Joshua Rosenzweig, jefe del Equipo de China de Amnistía Internacional. “A partir de ahora, China tendrá el poder de imponer sus propias leyes a cualquier sospechoso criminal que elija”, dijo.

Después de que la ley fuera aprobada, los prominentes activistas pro-democracia de Hong Kong Joshua Wong, Agnes Chow y Nathan Law dijeron que se retirarían de la organización pro-democracia Demosisto. Wong dijo que “preocuparse por su vida y su seguridad” se habían convertido en un problema real y que nadie podrá predecir las repercusiones de la ley, ya sea que sea extraditado a China o que se enfrente a largas penas de cárcel, pues la legislación marca “el fin del Hong Kong que el mundo conocía antes”, dijo. “A partir de ahora, Hong Kong entra en una nueva era de reino del terror. Con amplios poderes y leyes mal definidas, la ciudad se convertirá en un estado policial secreto”.

Demosisto luego anunció en Twitter que se estaba disolviendo, diciendo que la pérdida de los miembros más importantes hacía difícil continuar sus esfuerzos. El Frente Nacional de Hong Kong, otro importante grupo pro-independentista, también se disolvió el martes, mientras otros activistas y ciudadanos de a pie se están moviendo para borrar sus críticas a China de sus redes sociales. El lunes, un usuario de Twitter que había usado el hashtag #hkprotest borró su cuenta “por precaución”, según el Nikkei Asian Review.

Clement So, profesor de periodismo en la Universidad China de Hong Kong, dijo al periódico que “esta ley tiene un impacto adicional no sólo para los periodistas, sino también para la gente de Hong Kong en general”, pues “la gente está empezando a preocuparse de verdad, y están empezando a borrar cosas que dijeron online en el pasado”. De hecho, un profesor de secundaria sin nombre le dijo al periódico que había “cambiado su foto de perfil en los redes sociales, borrado publicaciones políticamente sensibles, y revisado su lista de amigos en línea para comprobar si alguien podría apuntarle por sus opiniones liberales sobre temas políticos y sociales”.

China anunció por primera vez su plan de imponer la legislación en vísperas del Congreso Nacional Popular el mes pasado, después de casi un año de protestas en el territorio que comenzaron por un proyecto de ley de extradición ahora retirado con el continente. El proyecto de ley sobre seguridad dio un nuevo impulso a las protestas, que se habían calmado a medida que la pandemia del coronavirus hacía más difícil la celebración de reuniones masivas, y provocó la condena de países como los Estados Unidos y el Reino Unido.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 2
    WTF!
  • Me confunde