CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Politics

Chile: ¿Qué viene tras el rechazo de la nueva constitución?

Aunque parece haber consenso para hacer una nueva constitución, habrá que hacer cambios para lograr una que sea acaptada por todos. Fotografía: EITB
Words mor.bo Reading 4 minutos

Los chilenos rechazaron rotundamente una nueva Constitución que sustituyera a la carta impuesta por la dictadura del general Augusto Pinochet hace 41 años, lo que supuso un duro revés para el presidente Gabriel Boric, que argumentó que el documento habría dado paso a una nueva era progresista. Con el 99% de los votos escrutados en el plebiscito del domingo, el bando del rechazo contaba con un 61,9% de apoyo, frente al 38,1% de aprobación, en medio de una gran participación con largas colas en los colegios electorales. El voto era obligatorio.

Los partidarios de la aprobación reconocieron su derrota, y su portavoz, Vlado Mirosevic, declaró: “Reconocemos este resultado y escuchamos con humildad lo que el pueblo chileno ha expresado”. Boric, que había presionado mucho a favor del nuevo documento, dijo que los resultados hacían evidente que el pueblo chileno “no estaba satisfecho con la propuesta constitucional que la convención presentó a Chile”. La mayoría de los chilenos está a favor de cambiar la Constitución de la época de la dictadura y Boric dejó claro que el proceso para modificarla no terminaría con la votación del domingo. Dijo que era necesario que los líderes “trabajaran con más determinación, más diálogo, más respeto” para alcanzar una nueva propuesta de carta “que nos una como país”.

Publicidad

En declaraciones ofrecidas a AFP, una chilena llamada Lorena Cornejo, de 34 años, y quien salió a celebrar el día de ayer tras los resultados, dijo que en el país “Estamos contentos porque, realmente, todos queremos una nueva Constitución, pero que se haga bien y esta no cumplió con las expectativas de la mayoría”, dijo los resultados del plebiscito chileno realizó este domingo 4 de septiembre. “Ahora tenemos que trabajar por una nueva que nos una, esta no nos representaba y eso quedó claro en la votación”. El documento propuesto fue el primero del mundo en ser redactado por una convención dividida a partes iguales entre delegados y delegadas, pero los críticos dijeron que era demasiado largo, que le faltaba claridad y que iba demasiado lejos en algunas de sus medidas, entre las que se incluían la caracterización de Chile como un estado plurinacional, el establecimiento de territorios indígenas autónomos y la priorización del medio ambiente y la paridad de género.

Publicidad

Si bien la pregunta para muchos es qué pasará ahora después de un largo proceso constituyente, lo cierto es que el camino hacia una nueva constitución no está cerrado. Aunque lo que ocurra ahora es una gran incógnita, los líderes políticos chilenos de todas las tendencias coinciden en que la Constitución que data de la dictadura de 1973-1990 debe cambiar. El proceso que se elegirá para redactar una nueva propuesta aún está por determinar y probablemente será objeto de arduas negociaciones entre los líderes políticos del país. Anoche, Boric convocó a los jefes de todos los partidos políticos a una reunión a realizarse el día de hoy para determinar el camino a seguir. “Me comprometo a poner todo de mi parte para construir en conjunto con el Congreso y la sociedad civil un nuevo itinerario constituyente”, afirmó el mandatario. “Ha hablado el pueblo de Chile y lo ha hecho de forma fuerte, clara. Los chilenos y chilenas han exigido una nueva oportunidad para encontrarnos y debemos estar a la altura en este llamado”, subrayó.

Publicidad

Así que la nueva constitución chilena, tan anhelada durante el estallido social de 2019, aún está por venir. El trabajo será fuerte por parte del presidente Boric, quien debe unir voluntades con el Congreso chileno para dar inicio a un nuevo proceso constituyente en el que pueda escribirse una Carta Magna con la que todos puedan identificarse. El resultado del rechazo puede ser, al final, una lección en segundas oportunidades para corregir errores y hacer las cosas bien: esperamos que en esta oportunidad, Chile pueda lograr un acuerdo social que les permita avanzar en el logro de un documento tan importante para el futuro de una nación.

Publicidad

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña para un café para nuestro crew. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • WTF!
  • 1
    Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE