CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Brasil: Niña de 10 años logra abortar legalmente a pesar de presiones de grupos ultraconservadores

El aborto de una niña de 10 años se convirtió en un asunto de interés nacional en Brasil. Fotografía: EFE
Words Carlos Turmero Reading 4 minutos

La legalización del aborto ha sido una de las luchas más duras que han enfrentado los distintos grupos feministas alrededor del mundo quienes quieren garantizar a las mujeres el derecho de poder decidir sobre si desean continuar o no un embarazo por las razones que así lo consideren.

Sin embargo, esta lucha tiene sus detractores y enemigos dado que grupos ultraconservadores, quienes en nombre de la religión o el derecho a la vida se oponen a que las mujeres puedan decidir sobre su cuerpo y sobre su vida en general. A estos grupos tuvo que enfrentarse una niña de 10 años en Brasil, quienes estaban impidiendo que la menor ejerciera su derecho legal de abortar luego de haber sido violada por su tío continuamente desde los seis años de edad. Desde que acudió por primera vez al hospital, la niña ya manifestaba claramente su deseo de interrumpir el embarazo.

Publicidad

Acompañada por su abuela y una trabajadora social la menor viajó en avión entre Vitória y Recife el domingo para poder practicarse el aborto. Un comité de ayuda, mayoritariamente compuesto por mujeres, se disponía a amparar a la niña en su travesía para garantizar que se hiciera el aborto, previsto por ley para casos como ella, de acuerdo con El País.

Una vez ingresada en el Centro Integrado de Salud Amaury de Medeiros (CISAM), en Recife, referencia en la atención a víctimas de violencia sexual, fue acosada por un obstetra y una pediatra que trataron de hacerla cambiar de idea. Pero tanto ella como su abuela, responsable legal de la niña, estaban seguras de la decisión de interrumpir aquel embarazo.

La justicia brasileña ya había autorizado el procedimiento el pasado viernes, atendiendo a la petición de la fiscalía del estado de Espírito Santo y entendiendo a que la voluntad de la niña es soberana, y que la ley permite la interrupción del embarazo en casos de violación. Aun así, la víctima tuvo que enfrentar muchos desafíos y piedras en el camino: ningún hospital de Espírito Santo, donde vive, quiso hacer el procedimiento, alegando cuestiones “técnicas”.

¿Por qué los hombres que no saben de biología femenina y grupos religiosos tienen poder sobre las leyes anti-aborto?

El rechazo a interrumpir el embarazo, sumado a la intensa reacción de grupos radicales iniciada en las redes sociales, desencadenó en una carrera contra el tiempo. Una red de mujeres montó un esquema para garantizar que la niña viajara con seguridad a Recife. Al llegar al aeropuerto, un coche ya la esperaba para llevarla inmediatamente al CISAM, donde se haría la intervención. En el trayecto, de cerca de media hora, fue escoltada por un segundo coche, por el temor a los grupos radicales. Llegaron, finalmente, al hospital, donde entraron por la puerta de atrás. A las puertas del centro médico se concentraban unas docenas de militantes, impulsados por la ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos de Jair Bolsonaro, la pastora evangélica Damares Alves.

Publicidad

Los activistas y religiosos se dirigieron al hospital después de que Sara Giromini (aka Sara Winter), una conocida extremista de derecha, difundiera no solo la dirección del hospital sino también el nombre de la niña, en una violación del Estatuto del Niño y del Adolescente (ECA, por las siglas en portugués). El caso se encuentra bajo secreto judicial, y este lunes un tribunal ordenó a las redes sociales que borren publicaciones con los datos de la niña.

En el tiempo de espera por la decisión de la justicia brasileña para determinar si la niña podía abortar o no, fueron varios los grupos y pastores evangélicos que la visitaron para hacerla cambiar de parecer. La fiscalía de Espírito Santo prometió investigar a grupos que intentaron presionar a la abuela de la niña.

De acuerdo con las autoridades la niña se encuentra en buen estado de salud luego de que se le realizara el procedimiento

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 5
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 2
    Me deprime
  • 2
    WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE