CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Politics

Así fue el caótico primer debate presidencial entre Donald Trump y Joe Biden

Joe Biden y Donald Trump en el primer debate de la carrera presidencial en Estados Unidos. Fotografía: Getty Images
Words Carlos Turmero

La carrera por la presidencia de los Estados Unidos tuvo su primer round la noche de este martes en el primer debate entre Donald Trump, quien aspira a conseguir la reelección, y Joe Biden, quien busca que los demócratas vuelvan a retomar el poder dentro de la Casa Blanca. Sin embargo, lo que reseñan los diversos medios de comunicación a nivel mundial sobre este primer encuentro entre ambos candidatos es que ninguno de los dos estuvo a la altura de las circunstancias y que no aprovecharon el espacio para propiciar insultos entre sí.

El debate trató de poner el foco en los asuntos de fondo que preocupan a la ciudadanía estadounidense: la pandemia de coronavirus, salud, economía, renovación del Supremo, aborto, tensiones raciales, legitimidad del proceso electoral, pero todo eso quedó en segundo plano por la pelea constante en la que se tornó, provocada por Trump y de la que Biden no tuvo la capacidad de esquivar.

Biden llamó “payaso” a Trump varias veces. En los minutos posteriores, el candidato demócrata a la presidencia sumó a su lista de descalificativos a Trump palabras como “racista” o “mentiroso”. Trump tampoco se quedó atrás en el toma y dame caótico y atropellado en el que convirtieron el primer debate presidencial celebrado en Cleveland, Ohio. El presidente, que tiene toda la experticia para propiciar insultos sin reparo alguno, le pidió a su contrincante que no le hablara de inteligencia puesto que “no tiene ninguna”, además de interrumpirlo en múltiples ocasiones a pesar a la insistencia y la frustración de Chris Wallace (quien además podemos decir que fue el ganador del encuentro por su muy buena labor)el periodista de Fox News y moderador de 90 minutos insólitos de televisión.

El moderador fue incisivo con los dos candidatos, corrigió a Trump en alguna de sus aseveraciones e insistió en repetir las preguntas cuando alguno de ellos, en especial Trump, trataban de no responder. “Parece que estoy debatiendo contigo, no contra él”, aseguró el presidente a Wallace apenas comenzado el debate. Biden por su parte, se mostró titubeante y evitando en ocasiones mirar a los ojos al republicano, recurrió a la estrategia de hablarle directamente a la cámara para captar votos, recordándole al ciudadano americano la desastrosa gestión de Trump durante la pandemia mientras el mandatario lo atacaba de forma constante.

Trump visita el epicentro de los conflictos raciales en Wisconsin, llamando a los manifestantes "terroristas domésticos"

Durante una sección del debate que se centró en las relaciones raciales, las protestas, la violencia y la policía, Trump trató de relacionar a Biden con los elementos violentos y destructivos de las protestas por los asesinatos policiales de George Floyd en Minnesota, Breonna Taylor en Kentucky y otros, incluso cuando Biden ha condenado la violencia de estos hechos. Trump también afirmó que los suburbios de Estados Unidos, que se han inclinado a favor de los demócratas durante su mandato, “desaparecerían” si Biden es elegido.

Hay que destacar que el presidente Trump no condenó el martes a los grupos de supremacía blanca y su papel en la violencia en algunas ciudades de EE.UU. durante, calificándolo únicamente como un problema de “izquierda” y diciendo a un grupo extremista de extrema derecha que “se quede atrás y se mantenga al margen”. “Casi todo lo que veo es del ala izquierda, no del ala derecha”, dijo Trump, lo que dejó al grupo extremista Proud Boys celebrando lo que algunos de sus miembros vieron como una aprobación tácita, de acuerdo con AP. Respondía a una pregunta del moderador del debate, quien preguntó al presidente si condenaría a los grupos de supremacía blanca y a las milicias que se han presentado en algunas protestas. Wallace mencionó específicamente Kenosha, Wisconsin, donde un adolescente blanco fue acusado de matar a dos manifestantes durante las manifestaciones por el tiroteo de la policía contra Jacob Blake, un hombre negro. Trump ha culpado repetidamente a antifa, abreviación del movimiento antifascista.

Otros de los ataques que Trump le propinó a Biden lo hizo con los presuntos negocios turbios de Hunter Biden en Ucrania y Rusia que le costaron un impeachment. “¿Por qué la mujer del alcalde de Moscú le dio a su hijo (Hunter) 3,5 millones de dólares? ¿Qué hizo para merecer eso?”, preguntó el mandatario, ante lo que Biden aseguró que eso era “mentira”. Pero Trump fue más allá cuando Biden le acusó de llamar “perdedores” a soldados como su otro hijo Beau, que fue a la guerra de Irak y murió años después por un cáncer. “A tu hijo lo echaron del ejército por cocainómano”, dejo el presidente, que solo pudo reconocer que, como muchas otras familias, la suya había tenido que superar ese problema. “No fue un perdedor”, dijo el ex vicepresidente en referencia a un comentario anterior de Trump visiblemente molesto, según reseña El Mundo.

El plan inicial de Biden era centrarse en responsabilizar a Trump de los 200.000 muertos y de la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus y mostrarse como una figura moderada que devuelva la decencia a EE.UU. No lo hizo con efectividad, excepto cuando apuntó que “los millonarios y los multimillonarios como el presidente se han enriquecido” durante la pandemia mientras la mayoría del país ha sufrido. A pesar de los intentos de Biden de volver a colocar al tema de nuevo en la discusión periódicamente, el debate se convirtió en discusiones y disputas que al final no se centraron en la pandemia global, que ya ha dejado un millón de personas muertas.

Por otra parte, Trump dijo abiertamente que el proceso de vacunación para el COVID-19 es político, y se burló de Biden por usar una mascarilla. “Tengo mascarilla, tengo una aquí mismo, pero no la uso como él, que cada vez que lo ves tiene una mascarilla. Puede estar hablando, a 200 pies (unos 60 metros) de distancia y lleva la mascarilla más grande que hayas podido ver”, aseguró Trump. Biden, por su parte, aseguró que las mascarillas “hacen una gran diferencia” en la prevención de la enfermedad.

Ya hacía al final del debate, Trump insistió la posibilidad de un “fraude electoral” en los comicios de noviembre y aseguró que cuenta con el Tribunal Supremo por si hay algún problema en el recuento de votos, durante el primer debate entre ambos que tiene lugar en Cleveland.

El debate fue posiblemente la mejor oportunidad de Trump para tratar de reformular la campaña como una elección entre candidatos y no un referéndum sobre su manejo del virus que ha matado a más personas en Estados Unidos que cualquier otra nación. Los estadounidenses, según las encuestas, se han resentido por su liderazgo en la crisis, y el presidente se ha esforzado por conseguir ataques constantes contra Biden.

El resultado que nos deja este debate es que no hubo ganadores, pero sí un claro perdedor: el pueblo estadounidense, que no escuchó propuestas de gobierno con respecto a los temas que les preocupan y aquejan, más en tiempos tan inciertos como los que se viven actualmente con la pandemia.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde