Parte de la belleza de una educación en arquitectura es que proporciona habilidades de diseño que se pueden aplicar a una amplia variedad de especialidades, así que cuando la ucraniana Dinara Kasko se graduó de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Kharkov, ella sabía que su destino era un poco más dulce que el de sus colegas, pues quería convertirse en una chef pastelera arquitectónica.

Después de graduarse, Kasko desarrolló sus habilidades durante 3 años como diseñadora para una empresa en Holanda, donde también trabajaba medio tiempo como fotógrafa. Pero su verdadero amor era la pastelería, que había descubierto después de viajar a 16 países cuando cumplió 17 años. Así que cuando necesitó tomarse un tiempo libre después del nacimiento de su primer hijo, tuvo la oportunidad de seguir si pasión, inspirada por su pasado arquitectónico.

En la búsqueda de su propio nicho dentro del campo de la repostería, Kasko se esfuerza por conectar la pastelería y la arquitectura a través de formas geométricas y composiciones minimalistas y cuidadosamente diseñadas.

“En mis creaciones, he utilizado principios de construcción geométrica como la triangulación, el diagrama de Voronoi y la biomimética, que usa modelos, sistemas y elementos de la naturaleza, o macro elementos en general. Pueden ser cualquier cosa, como los espirales de los caracoles, la estructura de hierba, o la forma que toman las burbujas “.

Acercándose a sus duces y pasteles como si fueran maquetas de edificios, Kasko utiliza la tecnología 3D para crear moldes en silicón: primero los diseña en 3DMAX y luego los hace realidad con una impresora 3D. En sus formas finales, sus pasteles se asemejan a modelos esquemáticos de arquitectura contemporánea, pero en lugar de demento, acero, o vidrio, la paleta de materiales para sus construcciones se compone de merengue, gelatina y chocolate.

 

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Repostería arquitectónica

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Dinara Kasko

Fotografía: Dinara Kasko/Instagram

Despues de leer, ¿qué te pareció?