CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Argentina: Violación grupal a menor de 16 años queda impune porque el fiscal lo calificó de “desahogo sexual”

Parte de las protestas realizadas en Argentina por la decisión del fiscal. Fotografía: Radio 3 Cadena Patagonia
Words mor.bo

Hace más de un año, una joven argentina publicó a través de las redes sociales una violación grupal de la que fue víctima cuando apenas tenía 16 años: el hecho ocurrió durante los los festejos de la primavera de 2012 en la localidad de Playa Unión, en Chubut, cuya investigación comenzó luego de la denuncia, que que involucraba a varios “hijos del poder” de Chubut, en este caso nietos de un ex gobernador y de un senador de la Unión Cívica Radical y de un conocido empresario de la provincia. El caso llegó a los Tribunales en agosto del 2019 y fue conocido mediáticamente como La manada de Chubut.

Ahora, a menos de un año de la denuncia del caso que fue calificado como “abuso sexual con acceso carnal agravado” por la participación de seis personas, fue minimizado a un caso de “abuso simple” porque se trató de un “desahogo sexual” de los victimarios, de acuerdo con el fiscal de la causa, Fernando Rivarola, que ya absolvió a varios de los responsables de la violación y propuso para los tres restantes una pena de tres años de prisión “en suspenso”, es decir, sin aplicación efectiva.

De esta manera, ninguno de los seis implicados cumpliría cárcel por sus acciones. Como se imaginan, la decisión causó indignación en Argentina, en donde ayer se celebraba justamente el quinto aniversario del movimiento #NiUnaMenos. La titular de la Asesoría General Tutelar, Yael Bendel, descalificó con dureza el planteo del fiscal: “Utilizar la frase ‘desahogo sexual’ da cuenta de la falta de perspectiva de género y de infancia que tiene el fiscal Fernando Rivarola, quien debería rectificarse inmediatamente”.

Bendel afirmó también que debería evaluarse si el fiscal Rivarola “es idóneo para perseguir delitos tan aberrantes como es el abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes”. La ex gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, cuestionó la definición del fiscal y afirmó: “Esto no es justicia; es machismo en su máxima expresión”.

Ahora, el juez penal Marcelo Nieto Di Biase deberá tomar la decisión final de si acepta el juicio abreviado que acordó el fiscal con los defensores por la calificación de “abuso sexual simple agravado por la comisión de tres personas” respecto de Ezequiel Quintana, Leandro Del Villar y Luciano Mallemaci. Vale la pena destacar que los tres jóvenes reconocieron el hecho.

Tras la polémica generada por la frase, el Ministerio Público Fiscal de Chubut emitió un comunicado en el que afirmó que los términos habían sido sacados de contexto, cambiando así su sentido. Y brindó una explicación formal a los mismos: “En palabras simples, el abuso sexual es justamente un conducta que busca el desahogo sexual del autor sabiendo que lo hace sin el consentimiento de la víctima, que va a cometer una ataque sexual, que se trata de un delito, y consciente de ellos avanza sin consideración del daño que va a provocar en esta. Eso es dolo. Por eso, en el contexto de una exposición, el uso de la frase ‘desahogo sexual doloso’, resume lo que escribimos en varios renglones al comienzo de este párrafo, fundamentalmente si se hubiera utilizado en el contexto de audiencias o escritos reservados a los que solo debieran acceder profesionales del derecho que conocen el alcance el término dolo. En las audiencias orales y públicas, la Fiscalía en particular y los operadores del sistema penal en general, procuran en sus planteos y resoluciones, aclarar los términos legales para que se comprendan por quienes no son abogados”.

En su denuncia original en redes sociales, la víctima contó a que la violación tuvo lugar en un casa de Playa Unión, durante una fiesta privada. Ella estaba con otras seis amigas, pero en un momento de la noche fue llevada a una habitación oscura y llena de camas, en la que mientras dos o tres jóvenes la violaban, uno cuidaba que no entrara nadie más. Al parecer estaba casi desmayada, bajo los efectos de alguna droga. Sus amigas la encontraron, juntaron su ropa que estaba tirada alrededor de la habitación, la vistieron y se la llevaron. “La chica no contó lo que le había sucedido hasta que tuvo su primer intento de suicidio y fue descubierta por sus padres. Allí les confesó todo y ellos la llevaron al hospital para activar el protocolo que se usa en víctimas de violencia sexual”, cuenta el diario La Voz. A partir de ese momento, la joven también recibió amenazas para que no denunciara, y el amedrentamiento fue tal que tuvo que mudarse a la provincia de Buenos Aires con su familia.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 3
    Me deprime
  • 8
    WTF!
  • Me confunde