En una nueva entrevista, Anohni critica duramente a Apple y censura la necesidad de que los artistas ahora deban hacer alianzas con compañía multinacionales para poder hacer rentable su trabajo. En una entrevista realizada con la publicación Creative Independent, la artista dice que todas las ganancias de los músicos ahora van a los bolsillos de “corporaciones de computadoras”, y que la música debe ser algo más que un regalo que viene dentro de los ordenadores o dentro de los celulares que se compran.

“Los músicos hemos sido despojados de la posibilidad de vender con eficacia nuestra música como un objeto. Ahora todos estamos siendo conducidos a todas estas situaciones sospechosas. Así que ahora, si el foco de tu música es la justicia social, eso es parte de tu ‘marca’, así que haces shows de TV y tienes seguidores en Twitter. Y apenas tienes una buena cantidad de fans, las corporaciones vienen a alquilar tu marca, la cual usan como feromona para vender sus productos. Y tú usas ese dinero para hacer un video y pagar los costos de grabación de tu disco.”

“Pero ahora tu disco tiene un logo de Nike o de Apple en la parte posterior. ¿Realmente queremos ser el rostro de estas multinacionales?”

“Al agarrar ese cebo, nuestra credibilidad está en conjunción con la de la corporación y sus prácticas comerciales. Es agotador. Ves artistas aclamados como una nueva generación independiente que terminan siendo reclutados para vender productos.”

La cantante revela que ella misma fue culpable de esta práctica al ofrecerle en exclusiva a Apple Music hace unos meses el video de Drone Bomb Me, que fue fundado por el gigante tecnológico, y era la única manera de hacer el ambicioso video que ella quería, pues de lo contrario su mensaje no hubiese podido llegar a tanta gente.

“Nadie recibió un céntimo por ese video a excepción de la persona que hizo el estilismo. Todo se hizo prácticamente gratis, sólo para que al final se convirtiera en un producto que tuvimos que alquilarle a Apple por una fracción de lo que hubiesen pagado si hubiese sido un aviso publicitario. Que al final fue en lo que se convirtió, aunque en el momento no quería aceptarlo.”

“Que me hayan comprado siendo una artista política es mucho más poderoso como publicidad para Apple que 100 comerciales. Crea una falsa aura para Apple de ser retadores y subversivos, de ser aliados e innovadores, de ser amigables con el ambiente, nos hacen creer que les importa la gente y las comunidades, cuando en realidad son el McDonald’s del mundo de la tecnología, cuyas riquezas fueron robadas de lo que alguna vez fue una industria musical biodiversa.”

Al final, dice que esta siempre ha sido una estrategia brillante de Apple, que logra que muchos músicos colaboren con ellos como si fuesen una obra de caridad cuando lo que son en realidad es una de las compañías más grandes del planeta. “Estoy segura de que voces importantes se están perdiendo a consecuencia de este modelo de negocios.”

Recordemos el impactante video de Drone Bomb Me:

Despues de leer, ¿qué te pareció?