Alejandro Ghersi, mejor conocido como Arca, es un productor venezolano residenciado en Londres que con apenas 26 años ha podido forjarse una carrera basada en sonidos únicos y ambiguos que le han permitido trabajar con artistas de la talla de Björk y Kanye West, así como FKA Twigs y la cantante de grime y R&B alternativo Kelela. Su proyecto más reciente como colaborador fue nada menos que con Frank Ocean, para quien grabó el breve interludio Mine, que fue incluido en el álbum visual Endless estrenado la semana pasada.

Las creaciones sonoras de Arca son ambiguas y se desvían de las nociones convencionales de la melodía y el bajo: es más probable que te hagan pensar que bailar. Y sí, es posible que suene como un reto musical, pero de eso se trata la producción para él. Lo que comenzó siendo un híbrido de R&B, hip-hop y música electrónica en su habitación de adolescente, es hoy el centro de atención de los oídos vanguardistas de la industria que buscan hacer del pop algo más interesante.

Como solista, Arca ha producido tres EP, cinco mixtapes (incluyendo su más reciente, Entrañas), y dos álbumes de estudio que tendrán un nuevo compañero a finales de este año cuando llegue Reverie, la nueva producción del artista. Con paisajes auditivos que nos llevan a dudar de lo binario y nos sumergen en un mundo de caos en donde lo masculino y femenino coexisten junto a la belleza y lo grotesco, hoy les traemos algunas curiosidades de este cotizado productor.

1. Björk lo descubrió por una afortunada casualidad

Bjork

Fotografía: Inez + Vinoodh

Björk siempre ha sido una figura importante en la formación de Arca como artista experimental, y desde su adolescencia, soñaba con conocer a la artista islandesa. Un día en 2013, su manager le preguntó con qué artista le gustaría trabajar más, y como broma respondió simplemente “Björk”. Lo que él no sabía era que la artista había recibido una copia de su mixtape &&&&&, y un mes después, le envió un correo que lo sorprendió tanto que lo hizo llorar de felicidad. Desde entonces son amigos y han trabajado en varios proyectos juntos, incluyendo el álbum Vulnicura, el cual produjo junto a la cantante, además de escribir dos temas con ella.

2.- El piano lo llevó a experimentar con otros sonidos

Aphex Twin por Richard D. James Press

Fotografía: Richard D. James/Press/PR

La infancia y la adolescencia de Arca en Caracas transcurrieron en una “burbuja” debido a que su familia era bastante adinerada y podían darse el lujo de educarlo en casa con un tutor. Además recibía clases de piano, que aunque al principio le enseñaban algo, se terminaron volviendo tediosas. Al principio su escape fue el pop R&B de gente como Nelly Furtado y Aliyah que lo inspiraron a comenzar a explorar con ritmos en su computadora cuando apenas tenía 14 años, pero después que descubrió los discos de Nine Inch Nails y Aphex Twin de su hermano, su concepción del sonido cambió por completo.

3. – Conoció a Jesse Kanda a través de DeviartArt

Jesse Kanda

Fotografía: Jesse Kanda

El colaborador y casi mano derecha de Arca es el artista visual Jesse Kanda, a quien conoció cuando tenía unos 13 o 14 años en el website de arte DeviantArt, en donde ambos conversaban sobre animé, un tema que los apasionaba a esa edad. No fue sino siete años después que al fin pudieron conocerse en persona, y terminaron viviendo juntos en Londres.

4. Su música cambió cuando aceptó su sexualidad

Cuando estaba en la secundaria, Alejandro tenía un proyecto llamado Nuuro, que incluso llegó a ser firmado por el sello mexicano Soundsister. Sin embargo, en casi todas las canciones hablaban de una historia de amor en donde una mujer era la protagonista, ya que desde pequeño Ghersi luchaba contra su homosexualidad. De hecho, tenía planificado pasarse la vida dentro del closet y casarse, tener hijos y esperar a que “se le pasara”. El día que por fin aceptó quién era en realidad, comenzó a involucrarse con la escena experimental underground de Nueva York que le ayudó a afinar el sonido que lo define hoy.

5. – Hizo un oscuro remix para Hips Don’t Lie de Shakira

El año pasado, Arca hizo algo que no muchos se atreven a hacer: tomar un tema conocido y querido por muchos y transformarlo en algo casi irreconocible. Con un background sonoro basado en el deep house, el productor convirtió al track de Shakira en una criatura ecléctica, oscura y distorsionada.

6. – Kanye West lo contrató luego de oír sus tracks más experimentales

Kanye - Yeezus

Fotografía: Press

A principios del año 2013, había un rumor de que Kanye West lo estaba buscando para que participara en su nuevo disco como uno de los productores invitados, y en una especie de desafío, decidió enviarle como muestra de su trabajo los sonidos más extraños que tenía guardados a ver si West se animaba a dar un salto con su sonido. El truco sirvió, pues terminó produciendo los tracks Hold My Liquor, I’m In It, Blood on the Leaves, y Send It Up del álbum Yeezy.

7. La biografía de Arthur Russell cambió su vida

Arthur Russell

Fotografía: Archivo

Uno de los libros favoritos de Arca es la biografía del músico Arthur Russell, titulada Hold On To Your Dreams y escrita por Tim Lawrence. Russell fue uno de los pioneros experimentales de la escena avant-garde y disco de Nueva York en los años 70 y 80, y que falleció en la quiebra y en la oscuridad relativa luego de haber colaborado con artistas como Philip Glass, Allen Ginsberg y David Byrne. Uno de sus lemas era “first thought, best thought”, que rezaba que la primera idea a la hora de componer era casi siempre la mejor. Esta es una filosofía que el productor ahora adopta para casi todos sus trabajos.

Despues de leer, ¿qué te pareció?