Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Coronavirus Perspectives

6 señales que indican que tu consumo de alcohol aumentó durante la pandemia

Si cumplen algunas de estas señales, es porque te encariñaste mucho con la bebida durante el confinamiento. Fotografía: FOX
Words Carlos Turmero Reading 6 minutos

Diversos medios de comunicación en diversas partes del mundo, especialmente en Hispanoamérica, se han hecho eco del importante aumento en el consumo de alcohol que hubo durante la pandemia, el cual se mantiene aún hoy en día, teniendo en cuenta que en muchas naciones del mundo siguen las cuarentenas y confinamientos para tratar de frenar la propagación del virus ahora con las nuevas cepas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no tardó en advertir sobre los peligros del consumo de alcohol durante la pandemia de COVID-19. Sin embargo, esto no impidió que su consumo aumentara de manera alarmante durante el confinamiento. ¿Puede esta tendencia al alza del consumo de alcohol convertirse en un problema de adicción para las poblaciones más vulnerables?

Publicidad

Conforme se fue informando más habitualmente acerca del aumento en las tasas de ansiedad, temor, depresión, aburrimiento e incertidumbre durante la pandemia de COVID-19, también se informó sobre un aumento importante del consumo de alcohol, a pesar del cierre de los establecimientos autorizados. Sin embargo, la repercusión de la pandemia sobre el consumo de alcohol y sus consecuencias posiblemente no la veamos sino hasta una vez que termine esta situación a nivel mundial, debido a que se trata de un contexto extraordinario. Por ejemplo, según datos de la encuesta Consumo de alcohol durante la emergencia sanitaria COVID-19, elaborada por el Instituto para la Atención y Prevención de Adicciones de la Ciudad de México, el 60% de las personas manifestó haber consumido alcohol recientemente, y de ellos, el 35% señaló que su consumo aumentó durante la contingencia sanitaria.

El consumo de alcohol y marihuana aumentó durante la cuarentena, según estudio

Recientemente, la Encuesta Mundial sobre Drogas reunió información de aproximadamente 110.000 personas de más de 25 países que participaron en una encuesta anónima en línea, y luego de que los cuestionarios se completaron antes de la llegada del brote de COVID-19, se decidió complementar el informe con datos sobre la evolución del consumo de estimulantes. Los resultados mostraron que, durante la cuarentena, la mayoría de los encuestados bebieron más alcohol y fumaron más cannabis (con THC) que antes, y que las drogas duras perdieron popularidad.

Ante esta situación, quisimos recopilar algunas señales importante las que les debes prestar atención para identificar si tus hábitos de consumo de alcohol se han salido un poco de control.

1. Tomas con más frecuencia

No hace falta algún estudio para comprobar si la frecuencia de ingesta de alcohol de una persona ha aumentado durante la pandemia, basta con ver el cambio que se dio si pasó de tomar únicamente algunos tragos sociales por lo menos una vez a la semana, a ingerir alcohol de lunes a lunes.

Siempre ha existido ese debate sobre cuál verdaderamente es límite entre ser un consumidor ocasional y ser un alcohólico, porque las personas alcohólicas nunca se reconocen a sí mismas como tal, por lo que no identifican que esse hábito en realidad es un problema que no solo lo afectan a sí mismos sino al círculo que les rodea.

2. Beber es lo único que te “distrae”

Unos tragos siempre han sido la excusa perfecta para reencontrarnos con amigos y familiares, especialmente en tiempos como estos en los que pasamos mucho tiempo sin verlos. Pero a pesar de esto, en un mundo con infinitas opciones y posibilidades como el que vivimos actualmente, que el alcohol sea el único motivo de distracción de una persona es algo realmente preocupante, porque justamente puede desencadenar en una adicción que deba ser tratada posteriormente.

3. Tu productividad se ha visto disminuida

¿Tomar tiempo libre en el trabajo y llegar regularmente tarde? ¿No cumples los plazos porque estás de resaca? Lamentablemente, trabajar desde casa no te libra de ello. Algunos expertos afirman que la falta de una estructura tradicional en la jornada laboral ha llevado a algunas personas a ajustar sus hábitos de consumo de alcohol, tal vez comenzando más temprano en el día o quedándose a beber más tarde de lo que solían porque no tienen que preocuparse por ir al trabajo por la mañana.

Pero esto únicamente no se refiere a la productividad laboral, también incluye las labores domesticas o proyectos personales que las personas no terminan de concretar precisamente por tener una resaca.

4. Malas decisiones bajos los efectos del alcohol

No solo hablamos de escribirle a tu ex o desinhibirte por completo frente a un grupo de amigos, hablamos también de conducir bajos los efectos del alcohol, tener relaciones sexuales sin protección, buscar conflictos con terceros y básicamente tomar cualquier decisión sin la plena conciencia de lo que se hace, poniendo así no solo tu vida en riesgo sino la de terceros.

Errores cometemos todos siempre, pero que se vuelvan una constante y un patrón de conducta, eso es algo que las personas pueden controlar.

5. Personas cercanas a ti lo notan

A veces, mucho antes de que una persona se dé cuenta de que tiene un problema, los demás pueden haber empezado a hacer preguntas al respecto. Si te encuentras en el extremo receptor de esos comentarios, ¿te pones a la defensiva o te niegas inmediatamente a que te preocupen? Si te encuentras a la defensiva, ten en cuenta cómo tu consumo de alcohol puede estar afectando a tus relaciones con las personas más cercanas.

Esto puede parecer obvio, pero a veces es la llamada de atención que la gente necesita. Y aun así, a veces se ignora. La visita a un profesional de la salud suele incluir preguntas sobre la cantidad de alcohol que bebe. Si tu médico le dice que debe reducir su consumo, tómatelo en serio.

6. Desmayos o falta de energía

Los desmayos se producen cuando se tiene un alto nivel de alcohol en el organismo. El alcohol puede impedir la formación de nuevos recuerdos, dejando lagunas en la memoria. No recordar haberse quedado dormido es una cosa, pero no recordar lo que pasó cuando bebías, es otra.

Si has bebido suficiente alcohol como para experimentar un desmayo, también es muy probable que tengas dificultades para caminar, hablar y ponerte de pie, lo que te pone en riesgo de sufrir caídas u otros accidentes.

Apoya el periodismo abierto e independiente de MOR.BO. El 2021 ha sido un año de serios desafíos y dificultades. Puedes ayudar a mantener nuestros informes de alto impacto realizando una compra en nuestra MOR.BO Contemporary Store que cuenta con objetos de edición limitada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 2
    WTF!
  • 1
    Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE