NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH
CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

5 maneras de ser un aliado contra la violencia de género

Protesta en México contra los femicidios. Fotografía: New York Times
Words mor.bo

Hoy se celebra alrededor del mundo el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer: este año cobra gran importancia en medio de la pandemia de COVID-19, pues durante esta cuarentena sin precedentes, países de todo el mundo han informado de un aumento de los casos de violencia doméstica. De hecho, organizaciones de mujeres y organismos de derechos humanos están presionando a los gobiernos para que adopten medidas para proteger a las niñas y mujeres atrapadas en el ciclo de la violencia.

Hasta la fecha, según datos de la ONU, en promedio solo dos de cada tres países han prohibido la violencia doméstica, mientras que en 37 todavía no se juzga a los violadores si están casados o si se casan posteriormente con la víctima. Además, en otros 49 países todavía no existe legislación que proteja a las mujeres de la violencia doméstica. A escala mundial, el 35% de las mujeres ha experimentado alguna vez violencia física o sexual por parte de una pareja íntima, o violencia sexual perpetrada por una persona distinta de su pareja. Cada día, 137 mujeres son asesinadas por miembros de su propia familia, y menos del 40% de las mujeres que experimentan violencia buscan algún tipo de ayuda.

Como si eso fuera poco, las mujeres adultas representan cerca de la mitad (el 49%) de las víctimas de la trata de seres humanos detectadas a nivel mundial, y las mujeres y niñas representan conjuntamente un 72%, y las niñas suponen más de tres cuartas partes de las víctimas infantiles de la trata. Al menos 200 millones de mujeres y niñas de 15 a 49 años han sido sometidas a la mutilación genital femenina en los 31 países en los que se concentra esta práctica. Si quieres más cifras preocupantes, 15 millones de niñas adolescentes de 15 a 19 años han experimentado relaciones sexuales forzadas en todo el mundo.

En un gran impulso, este año la temática de la efeméride tiene especial importancia, pues busca poner fin a la violencia de género en todas sus formas. Así que en conmemoración de este día, por las millones de víctimas de la violencia machista y por todas aquellas que todavía sufren en silencio, te damos cinco claves que te ayudarán a ser un mejor aliado en la lucha contra la violencia de género.

1. Escucha y créele a las víctimas

Esta es quizás la manera más sencilla de ayudar a las víctimas de la violencia de género en todas sus formas. Llegar al momento en que una de estas personas se sienta con la suficiente fuerza y comfianza para compartir su historia contigo o con el resto del mundo indica que harecorrido un largo camino personal, uno de autoreconocimiento en donde finalmente se siente con el valor de decir su verdad. Así que la frase “Te escucho, te creo y estoy contigo” es lo más poderoso que puedes decirle a una mujer en estas circunstancias.

2. Enseña a la próxima generación y aprende de ella

Lamentablemente, nunca es muy temprano para comenzar a enseñarle a las adolescentes y a las niñas sobre la violencia de género, pues esta se presenta de diferentes formas: desde el comportamiento controlador de un novio adolescente, o el exagerado interés de algún adulto por establecer una relación cercana e íntima con una menor de edad. Ya sean parte de tu familia o de tu círculo de amistades, impulsa a las mujeres que conoces a instruir a las niñas y adolescentes que las rodean a reconocer cómo pueden ser afectadas por la violencia. No temas a las preguntas incómodas, y escucha lo que tengan que decir: también puedes aprender de ellas.

3. Aprende las señales de abuso y cómo puedes ayudar

Este es quizás uno de los puntos más importantes. Si una mujer está siendo maltratada físicamente, es probable que tenga frecuentes moretones o lesiones físicas consistentes con puñetazos, asfixia o golpes, y es probable que tenga una explicación débil o inconsistente para estas lesiones. También es común que alguien trate de cubrir los signos físicos con ropa. Por ejemplo, es posible que lleve mangas largas o bufandas en el calor. Llevar un maquillaje más pesado de lo normal o ponerse gafas de sol en el interior también son signos comunes de abuso doméstico. El maltrato, por supuesto, puede tener un grave efecto emocional, creando una sensación de impotencia, desesperanza o desesperación, haciendo sentir a la víctima que nunca escapará al control del abusador. También pueden exhibir un estado constante de alerta hasta el punto de que nunca pueden relajarse completamente.

Las mujeres que están siendo abusadas pueden parecer ansiosas o nerviosas cuando están lejos del abusador, o pueden parecer demasiado ansiosas por complacer a su pareja. Si tienen hijos, éstos pueden parecer tímidos, asustados o extremadamente bien educados cuando la pareja está cerca. Aunque es posible que las víctimas no hablen del abuso real, pueden referirse al abusador como “malhumorado” o de mal genio. Pueden revelar que el compañero está particularmente de mal humor cuando bebe alcohol. Recuerda: el abuso no se trata de violencia, sino de control. Si notas que alguien parece estar controlado o extremadamente manipulado en todas las áreas de su vida, puede ser una señal de que está siendo abusado en algún nivel.

Ten a mano el teléfono de organizaciones locales que puedan ayudarte, o de las autoridades competentes, y dile a esa mujer que cuenta con tu ayuda para salir de esa situación.

4. Alza la voz frente al abuso y las agresiones

Muchas veces somos testigos de acciones que no están bien y nos quedamos callados. De ahora en adelante, alza la voz cuando sientas que tú o que otra mujer a tu alrededor está siendo abusada, adoptando una postura firme que señale al abusador cuando lo veas: los insultos, los comentarios sexuales inapropiados y los chistes sexistas nunca están bien. Además, es vital que cuando se discuten casos de violencia sexual, la sobriedad, la ropa y la sexualidad de la víctima son irrelevantes.

5. Apoya a las organizaciones femeninas

Muchas de estas organizaciones son idependientes y sin fines de lucro, por lo que dependen del apoyo del público en general para su funcionamiento, ya sea de manera financiera, reclutando voluntarios para campañas, e incluso de manera tan sencilla como la difusión de sus mensajes, infórmate de las iniciativas locales de tu comunidad, estado y país, y dales una mano para que sigan trabajando en pro de este flagelo tan preocupante alrededor del mundo como lo es la violencia contra las mujeres.

MOR.BO es un medio independiente creado por un colectivo de periodistas. Nuestra independencia y autonomía editorial nos permite ofrecer reportes y análisis intrépidos. Tienes el poder de apoyarnos en estos tiempos económicos volátiles y ayudar al financiamiento de nuestra plataforma con una pequeña contribución. Apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1. También puedes contribuir adquiriendo nuestra merch exclusiva en nuestra Contemporary Store.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • Me prendió
  • 6
    Lo amé
  • Me deprime
  • 2
    WTF!
  • Me confunde
NIGHT MODE DAY MODE