CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Mental Health

5 estrategias para mejorar tu paciencia si sientes irritación constantemente

Las investigaciones nos dicen que sí, que existe una relación entre la paciencia y el bienestar. Fotografía: KnowYourMeme
Words mor.bo Reading 4 minutos

Piénsalo por un momento: vivimos en una sociedad en la que todos queremos gratificación instantánea y obtener cosas sin esperar. Esperamos que nuestro delivery llegue inmediatamente, que la persona delante de nosotros en el cajero automático retire su dinero en 10 segundos, que tengamos resultados inmediatos en el gimnasio, e incluso a veces buscamos en Internet resúmenes de libros y películas para no tener que gastar el tiempo, lo cual es salvaje. Todo esto nos ha llevado a una vida en la que tenemos muy poca paciencia, y tal vez sea hora de que vayamos más despacio.

Las investigaciones nos dicen que sí, que existe una relación entre la paciencia y el bienestar. Diversos estudios han constatado que las personas que son más pacientes experimentan menos bajones de ánimo, son más empáticas y sienten mayor gratitud. De hecho, nuestro nivel de paciencia puede incluso estar relacionado con nuestro nivel de felicidad. Y si bien muchos dicen que la paciencia es una virtud, lo cierto es que también es una habilidad que se puede aprender y practicar. ¿Quieres convertirte en una persona más paciente? Como todo lo que merece la pena, mejorar la atención plena requiere algo de trabajo. Pero si te comprometes con el esfuerzo, cosecharás las recompensas que conlleva ser bueno contigo mismo: una presión arterial más baja, menos estrés e ira y una perspectiva cada vez más positiva. Hoy te damos algunas estrategias para mejorar tu paciencia.

Publicidad

1. Ponte en situaciones que te hagan esperar

La mejor manera de practicar la paciencia es practicarla: ponte a esperar. Un estudio publicado en Psychological Science demuestra que esperar por las cosas nos hace más felices a largo plazo y nos produce más placer. Empieza con algo pequeño, como esperar unos minutos más para tomarte ese café, y luego pasa a algo más grande. Empezarás a ganar más paciencia a medida que vayas practicando.

2. Deja de hacer cosas que no son importantes

Todes tenemos cosas en nuestras vidas que nos quitan tiempo de lo que es importante. Una forma de eliminar el estrés de nuestras vidas es dejar de hacer esas cosas. Tómate unos minutos y evalúa tu semana: mira tu horario desde que te levantas hasta que te vas a dormir. Elimina dos o tres cosas que haces que no son importantes pero que te quitan tiempo. Es hora de aprender a decir no a las cosas que nos causan estrés y nos impacientan.

3. Sé consciente de las cosas que te hacen perder la paciencia

La mayoría de las personas tienen varias tareas en la cabeza, y saltan de un pensamiento a otro sin tomarse el tiempo de terminar una tarea primero. Vivimos interrumpidos mientras intentamos hacer varias cosas a la vez y es frustrante cuando sentimos que no estamos progresando. Es mejor ser conscientes de nuestros pensamientos y la mejor manera de entenderlo es escribir lo que te impacienta. Esto te ayudará a bajar el ritmo y centrarte en una tarea a la vez y eliminar aquellas cosas que te estresan.

4. Utiliza el tiempo extra sabiamente

Ahora que tienes tiempo extra en este momento, ¿qué vas a hacer con él? En lugar de centrarte en lo que te estorba, céntrate en otra cosa para la que normalmente no tienes tiempo. Después de todo, ¿con qué frecuencia te encuentras con “tiempo extra”? Probablemente no muy a menudo. Utiliza ese tiempo para meditar, leer, escuchar un podcast, enviar un mensaje de texto agradable a un ser querido o practicar la gratitud.

Publicidad

5. Respira profundamente y sé gentil contigo

Este es quizás el tip más importante: relájate y respira profundamente. Respirar lenta y profundamente puede ayudar a calmar la mente y el cuerpo. Esta es la forma más fácil de ayudar a aliviar cualquier sentimiento de impaciencia que estés experimentando. Si la respiración no ayuda, dar un paseo para despejar la cabeza puede ser útil para volver a centrarse en lo que es importante. La cuestión es encontrar un tiempo para ti cada día para descomprimirte, y recuerda: no te ataques ni te sientas mal: la paciencia toma tiempo. Sé amable contigo.

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE