Antes de nada: merece el lector saber que el tener que elegir unas cuantas canciones entre tantas, ahoga bastante a quien escribe esto y que, además, esta persona no tiene ni idea del amor. “¿Qué diablos hace entonces escribiendo esto?”, pensarán.

Esto viene por la torpeza observada – a lo lejos, por supuesto – en distintos procesos de conquista y la angustia que les produce a algunos románticos el no saber qué hacer. En esta cosa del amor, yo sólo me atrevo a hablar de esa música que equivale a 100 ramos de rosas. Así que si buscas otro tipo de táctica, mejor abre YouTube en una nueva pestaña.

Es hora de ir más allá de Whitney Houston y esta vez ni siquiera hace falta salir de España. Olvídate de baladas pegajosas. Hemos venido a jugar. Cierra los ojos (si te da la gana), escucha la letra (si no quieres haber perdido el tiempo) y déjate llevar (si te atreves):

  1. Los Piratas – El equilibrio es imposible

A veces pasa que vas y te fijas en alguien que descuadra todos tus esquemas una y otra vez, pero hay no sé qué cosa que produce una especie de adicción y te hace pensar que, en el fondo, esa historia está destinada a salir bien. Y mantienes la esperanza, te empeñas, lo intentas de vez en cuando y… bueno, ya verás que esta canción es la perfecta para explicarlo, avanzar y a lo mejor enamorarte incluso. Eso es lo que me han contado, que yo ni idea de este fenómeno, eh.

  1. Love Of Lesbian – Niña Imantada

Cuando escuchas esta canción, es muy probable que inmediatamente quieras ser la niña imantada de alguien. Será la voz de Santi Balmes, que retumba muy fuerte en el pecho, o que “los días sin ti serían precipicios” es una frase hecha por y para enamorar, pero la cosa es que ganas muchos puntos si la utilizas con tu objetivo a conquistar. Esto lo sé porque lo he leído en algunos tweets.

  1. Los Planetas – Alegrías del incendio

La discografía de Los Planetas da para describir cada segundo de cada cita de un millón de relaciones distintas, así que si crees que esta no es la tuya, tienes alguna decena más de canciones donde elegir. Esta empieza diciendo “parece que hay un incendio cada vez que nos juntamos”, así que ya deberías saber en qué momento recurrir a ella. Me ha dicho un amigo que viene muy bien a partir de media noche.

  1. Vetusta Morla – Maldita Dulzura

Entre todas las canciones de Vetusta Morla, no podía faltar una que dispare directamente al corazón. Es la canción de una historia cualquiera que puedes hacer tuya desde la primera vez que la escuches. El único requisito es haber sufrido un poco y, a pesar de ello, seguir apostando. Cuenta la leyenda que 9 de cada 10 asistentes a un concierto de la banda son incapaces de borrar Maldita Dulzura de la memoria.

  1. Triángulo de Amor Bizarro – Un rayo de sol

Con Triángulo de Amor Bizarro se juega en otra liga, ya sea para amar, para follar, para sufrir o para salir a pasear al perro. ¿O es que alguna vez habías oído a alguien declarar su amor diciendo “vamos a pudrirnos en el mismo ataúd”? Precisamente el extremismo y su exclusividad es lo que hacen que sea infalible si quieres atrapar a alguien para siempre. O eso me han contado.

  1. Standstill – Cuando ella toca el piano

Standstill no tienen canciones, tienen obras de arte. La voz de Enric Montefusco enamora por sí sola, sin adornos, pero si además un piano es el instrumento protagonista, esa canción está destinada simplemente a convertirse en la banda sonora de un gran amor. De hecho, sólo con escucharla eres capaz de decir palabras bonitas por encima de tus posibilidades. Es lo que me está pasando a mí.

  1. Joe Crepúsculo – La verdad

Para enamorar es totalmente necesario bailar, no importa lo mal que lo hagas. Si consigues que alguien baile, estás regalando felicidad en bruto. Imagínate si a ese momento le añades algo como “dime la verdad, te quiero”. El equivalente es un corazón latiendo a la velocidad de la luz y nadie, absolutamente nadie, puede dar la espalda a eso. Supongo.

  1. El Último Vecino – La Entera Mitad

El Último Vecino también esconde alguna opción para que recurras a ellos si quieres escupir todos tus sentimientos con música, a un ritmo maravilloso y siendo tan sincero como la letra de La Entera Mitad. ¿Nunca has sentido que todo a tu alrededor te lleva a pensar en la misma persona? Pues, por lo visto, es algo que sucede alguna que otra vez en la vida.

  1. Lori Meyers – Luciérnagas y mariposas

Entre unas cuantas canciones bastante buenas y otras pocas bastante malas, Lori Meyers también cantan a un amor de esos por los que te vuelves majara. Sería muy injusto que no apareciesen en esta lista, cuando Luciérnagas y Mariposas hace por sí sola que te pongas contra la pared. Dale play y vete a abrazar a esa persona en la que estás pensando desde que empezaste a leer este artículo. Funciona seguro. Bueno, creo, no sé.

  1. La Bien Querida – 9.6

Si estás enamorado o semienamorado o lo que sea eso tan bonito que sientes, recordarás a la perfección (o casi, si resulta que estabas de fiesta) el día que conociste a esa persona. A lo mejor, explicar en forma de canción lo que se te pasó por la cabeza, te viene bien para reforzar vuestro amor. Prueba con esta y avisa si sale bien.


La autora no se hace responsable de WhatsApps sin respuesta, publicaciones en Facebook con cero reacciones o cualquier otro tipo de rechazo dramático.

Despues de leer, ¿qué te pareció?