Parece que fue ayer cuando nos enteramos de que los planetas se habían alineado para lograr lo que parecía imposible: una reunión del elenco completo de Trainspotting con el director Danny Boyle para hacer una secuela de una de las películas de culto más famosas de los últimos 20 años, y una que en particular representa un momento muy particular de los 90: la cultura rave, el auge del britpop y la fusión perfecta entre cine y música con una banda sonora que es considerada una de las mejores de todos los tiempos.

Hace poco el mismo Irvine Welsh decía que lo que nos espera a principios del 2017 con T2 Trainspotting será una historia para moverle el piso a los fanáticos de la original, con un monólogo de Choose Life actualizado para la era de las redes sociales y un grupo de personajes icónicos que nos hará pensar sobre nuestra propia vida. Ya vimos el primer trailer, que además de llevarnos de vuelta al mundo de Renton, Sick Boy, Begbie y Spud, nos recordó un tema legendario — el Born Slippy de Underworld — que cantábamos como una letanía: drive boy, dog boy, dirty numb angel boy.

El adelanto cerró con el track Silk de Wolf Alice, recordándonos que ya muchas de las agrupaciones que escuchamos en la banda sonora original (Blur, Pulp, Elastica, Primal Scream) ya no existen, y que Boyle tendrá un arduo trabajo escogiendo las canciones que formarán parte de un soundtrack que se espera sea tan relevante culturalmente como la película. Y aunque no somos Danny Boyle, estamos dispuestos a hacer algunas sugerencias de lo que tal vez nos gustaría escuchar mientras vemos T2 Trainspotting:

1. Iggy Pop

La canción Lust For Life fue la encargada de musicalizar la icónica escena que abre el film original, y nos parece que Iggy Pop debe volver a la banda sonora de la secuela, quizás hasta con la misma canción para que se establezca un nexo directo entre ambas historias a través de la música. Y seamos sinceros, a todos nos dan ganas de correr como Renton cuando la escuchamos.

2. Foals

Los originarios de Oxford se caracterizan por un sonido de rock indie que se mete bajo la piel con melodías y ritmos que pueden sentirse hasta tribales. En vivo son explosivos, y Yannis Phillipakis se siente como un titán. No nos extrañaría escucharlos en una secuencia intensa y pesada.

3. Skepta

El máximo representante del garage rap y el sucio grime británico es definitivamente uno de los artistas que más nos imaginamos escuchando en esta banda sonora. Con temas llenos de exuberancia y fuego en las rimas, el flow de este rapero y productor es una marca de fábrica de la escena musical actual.

4. Disclosure

Los hermanos Guy y Howard Lawrence siempre han flirteado un poco con el 2-step, el garage, y el house para hacer de sus brebajes dance uno de los más atractivos de la electrónica, y sin lugar a dudas ocuparían un lugar de honor en una lista de temas que una vez ocupara Underworld.

5. Jamie xx

Continuando por el lado con más beats del soundtrack, Jamie xx es otro de nuestros candidatos, en especial luego de lanzar ese álbum en solitario el año pasado que nos trajo un pop rock electrónico y experimental con temas como Gosh. Quién sabe y si lo podamos escuchar junto a The xx.

6. The Last Shadow Puppets

Miles Kane y Alex Turner tienen un je-ne-sais-quoi que hace que su música suene deliciosamente perversa, un ingrediente esencial para seducir nuestros oídos, y si no es posible tener a Pulp, ¿quién mejor que Alex Turner para ronronear con malicia una canción?

7. Savages

Con una clara influencia de Siouxsie & the Banshees, Jehnny Beth y compañía tienen una cadencia rítmica y un poder lírico empapado de lo mejor del rock alternativo, del noise y del post-punk, que hace a esta banda femenina una apuesta irresistible para T2 Trainspotting.

8. Gorillaz

Con un disco en puertas y en especial con Damon Albarn formando parte integral de la banda, ya que no podemos escuchar algo nuevo de Blur, la voz de Damon sería suficiente para cerrar los ojos y transportarnos 20 años atrás, al mismo tiempo que nos deleitamos con algo más moderno.

9. Young Fathers

Irvine Welsh ha dicho en más de una oportunidad que le gustaría que esta banda escocesa de pop y hip hop estuviera incluida en la lista de temas de la película, pues según él tienen su propio género, y la verdad es que no está equivocado. Quizás su mejor argumento es que el escritor afirma que “suenan a Edimburgo”.

10. New Order

Para cerrar la lista, otra agrupación clásica que sentimos que no puede faltar. Si Iggy Pop es la portada de este libro, en definitiva New Order sería la contraportada, y aunque es una de esas bandas que definió el sonido de los 80, continúan siendo tan vigentes como en ese entonces y se merecen un espacio en ese soundtrack.

Despues de leer, ¿qué te pareció?