¿Recuerdas cuando la adolescencia llegó a descontrolarte las hormonas y cualquier cosa (¡cualquiera!) te excitaba sexualmente? ¿Y recuerdas cuando en los años 90 debías esperar un buen rato para conectarte a Internet y poder tener algunas conversaciones sucias con extraños? Pues todo esto sucede en el cortometraje YES, GOD, YES de la escritora y directora Karen Maine, quien nos invita a un breve viaje en el tiempo para recordarnos nuestro despertar sexual electrónico.

La cinta tiene como protagonista a Alice, una joven de quince años interpretada por Natalia Dyer (a quien vimos por última vez como Nancy en Stranger Things), y quien siempre se ha considerado una buena niña católica. De hecho, considera que ver una y otra vez la escena de sexo de Titanic es un pecado. Pero un día, su virginal pureza se ve en peligro cuando un chat a través de Internet y algunas imágenes sexy hacen que termine obsesionada con la masturbación, tal como lo cuenta la directora del filme, quien se inspiró en sus propias experiencias para el filme:

“Esta es una historia de amor entre una mujer y su vagina. muchas chicas exploran sus cuerpos antes de tener experiencias con alguien más, y aún así, hay pocas historias en la pantalla en donde veamos eso, así que quise cambiar esa visión… el placer sexual masculino es parte integral de la reproducción, así que la eyaculación siempre se discute más abiertamente, mientras que el placer femenino nuca es discutido por no formar parte importante de la reproducción.”

Maine espera convertir este corto en un largomentraje en el futuro cercano, lo cual promete ser bastante divertido. Ahora, ponte algo más cómodo y relájate para que veas este genial filme a continuación:

Despues de leer, ¿qué te pareció?