http://ismorbo.com/issue/

La primera vez que Erika Lust vio una película pornográfica fue durante una fiesta de pijamas, en la que alguien había robado una de la colección erótica de un amigo de su padre. La segunda vez fue con su novio de la universidad. En ambas ocasiones, se sintió desmoralizada, ambivalente y enojada, pues como feminista y mujer, aunque la excitación se sentía dulce, ver a las mujeres como objetos se sintió amargo.Así que en vez de evitar el género, hizo su propia versión del mismo.

Lust se inició en el 2004 con The Good Girl, un proyecto de tesis para un curso de cine lleno de hermosas y explícitas imágenes. En ese momento estudiaba Ciencias Políticas, y quienes la conocían estaban sorprendidos. Sin embargo, su incursión en la pornografía no era desvío de su formación académica sino una progresión natural, pues su pornografía era política.

XConfessions es un cuerpo de trabajo permanente, hecho por Lust y aficionados de su trabajo. La página web anima a las personas — en su mayoría mujeres, a que presenten sus experiencias y fantasías sexuales personales. Las más emocionantes, intrigantes, y subversivas se convierten en cortometrajes con un fuerte impulso narrativo en donde los personajes no son objetos sexuales o autómatas sino personas reales que disfrutan del sexo.

De acuerdo a la directora, la pornografía, no es algo que se puede esconder bajo la alfombra o ser ignorado. Las películas disponibles en Internet sirven para educar a nuevas generaciones de adolescentes y adultos jóvenes; y es allí donde aprenden qué esperar de una relación sexual. Lust toma ese poder e influencia y los encauza, sustituyendo imágenes misóginas con unas que le dan positividad al sexo y a los cuerpos y que son representaciones realistas de lo que pueden ser en verdad las relaciones sexuales.

Con un enfoque en el deseo femenino, Lust es parte de una revolución en la pornografía. Espera que muy pronto cada vez más mujeres dirijan y produzcan estas películas, que hasta hace poco eran territorio exclusivo de hombres heterosexuales con poca comprensión de la satisfacción femenina.

Pese a que es necesario ser miembro de la página para poder ver los videos de XConfessions y poder compartir historias íntimas, Lust ha colocado trailers e imágenes disponibles para todos. Estas escenas románticas, enmarcadas con un punto de vista único marca una liberación de la vergüenza y de la culpa que tan a menudo envuelve a la industria del porno. El trabajo de la vida de Lust es sobre compartir los placeres del sexo libre y desgarrarse de esa sensación sucia que viene junto a la opresión de género: es erotismo, activismo y cine.

XConfessions, por Rocio Lunaire

Fotografía: Rocío Lunaire/Xconfessions

XConfessions, por Rocio Lunaire

Fotografía: Rocío Lunaire/Xconfessions

XConfessions, por Rocio Lunaire

Fotografía: Rocío Lunaire/Xconfessions

XConfessions, por Rocio Lunaire

Fotografía: Rocío Lunaire/Xconfessions

XConfessions, por Rocio Lunaire

Fotografía: Rocío Lunaire/Xconfessions

XConfessions, por Rocio Lunaire

Fotografía: Rocío Lunaire/Xconfessions

XConfessions, por Rocio Lunaire

Fotografía: Rocío Lunaire/Xconfessions

XConfessions, por Rocio Lunaire

Fotografía: Rocío Lunaire/Xconfessions

XConfessions, por Rocio Lunaire

Fotografía: Rocío Lunaire/Xconfessions

XConfessions, por Rocio Lunaire

Fotografía: Rocío Lunaire/Xconfessions

XConfessions, por Adriana Eskenazi

Fotografía: Adriana Eskenazi

XConfessions, por Rocio Lunaire

Fotografía: Rocío Lunaire/Xconfessions

XConfessions, por Rocio Lunaire

Fotografía: Rocío Lunaire/Xconfessions

Despues de leer, ¿qué te pareció?