Una de las cosas que más nos gusta de Xavier Dolan (además de sus increíbles filmes), es la honesta reacción que suele tener en sus redes sociales hacia las películas que le gustan: hace ya un tiempo expresó su amor hacia Jackie de Pablo Larraín, así como su defensa para una de sus cintas favoritas del año pasado, Call Me By Your Name. Y este año, antes de la llegada de su producción The Death and Life of John F. Donovan, Dolan se fue una vez más a su Instagram a hablar del filme Love, Simon.

Tal como les contamos hace unos meses, Love, Simon es una película que habla del paso de la adolescencia a la edad adulta y que es significativa por presentar a un personaje adolescente y gay como protagonista en una gran película de estudio. El pasado fin de semana, la película se estrenó en cines, y el abiertamente gay Dolan decidió hablar sobre la cinta en su cuenta de Instagram, casi escribiéndole una carta de amor.

En el post, Dolan habla de la importancia de su mera existencia, de que normaliza el hecho de que un adolescente pueda salir del clóset en la gran pantalla, y que significa que una puerta se abrió definitivamente y esta vez puede verse la luz entrando a la vida de muchos que pueden identificarse con el filme.

“Vi tantas películas LGBTQ cuando era más joven, buscando desesperadamente respuestas… La mayoría de ellas fueron brillantes y estimulantes para el joven artista que quería ser, pero dejaron al joven que era pocas esperanzas. Suicidios, corazones destrozados, intimidación, ataques homosexuales… Love, Simon, en toda su seriedad, en toda su normalidad, muestra la lucha por salir del clóset, pero con una conclusión inspiradora para los adolescentes que verán Love, Simon, porque no se sienten ‘normales’. Quizás esto les enseñe que, incluso si su vida no es tan privilegiada como la de Simon, pueden hacer algo al respecto”.

En definitiva, Dolan se enorgullece de que la película sea un gran paso para la industria, que normalmente retrata a los personajes queer como “papeles secundarios cómicos”, y en Love, Simon se presenta a un personaje gay con una narrativa diseñada a su alrededor, en una película romántica adolescente.

“Si hubiera tenido una película como esta cuando tenía 15 años, tal vez no le habría mentido a mi padre sobre el póster de Ashton Kutcher que pretendí regalarle a mi prima Stefanie cuando en realidad era mío. Si la hubiera visto entonces, las cosas hubieran sido diferentes”.

Xavier cerró su mensaje dándole las gracias a todo el equipo de la película, que ya puede verse en cines. A continuación, el post de Xavier Dolan en su Instagram.

After seeing Love, Simon, I felt like coming out to my mom Jennifer Garner (the 13 Going on 30 Jen), and walking in the corridor of my high school with a lost, yet sexual gaze. Congrats to my friend @therealnickrobinson who is so generous and genuine in this that I filed a proper adoption form. I’ve stored my passport in the freezer once or twice Nick but I can be a good parent to you. More seriously, let’s not discuss the movie itself, but rather focus on its existence, and the fact a major studio has released a film on a teen coming out. A door has opened, which has opened before, but this time, I can see the light pouring in. I’ve watched so many LGBTQ films as a kid, desperately looking for answers, locked up in my room, where I’d download movies on LimeWire for lack of a decent video store. Most of them were brilliant and invigorating for the young artist I wanted to be, but left the young man I was with little to hope for. Suicides, heartbreaks, bullying, gay-bashing… Love, Simon, in all its earnestness, in all its normalcy, shows the struggle of coming out, but with an inspiring conclusion for teenagers who will see “Love, Simon” because they don’t feel “normal”. Perhaps this will teach them that, even if their life isn’t as privileged as Simon’s, they can make a move. And perhaps this can teach us, as an industry, that it’s time to stop relinquishing LGBTQ protagonists to insubstantial, typically comical supporting roles, but rather offer them narratives designed around them, and around the opposite of what is commonly referred to as ”normal people”. Normal is a changeful notion. Had a movie like that existed when I was 15, I maybe wouldn’t have lied to my father about that Ashton Kutcher poster I pretended to give my cousin Stefanie in front of him while it was actually mine. Had I seen it then, things would’ve been different. And I’m happy with how things went, and despite the loneliness you feel as a teen coming out, I felt supported. I was lucky. But most kids aren’t. Love Simon is a huge step for them, and for us. Thank you to all the artists and people involved.

Una publicación compartida de xavierdolan (@xavierdolan) el

Despues de leer, ¿qué te pareció?