Cada cierto tiempo, la cadena de ropa Zara está envuelta en algún escándalo, ya sea por copiar diseños de artistas independientes o por sus dudosas prácticas en fábricas que emplean a niños refugiados como trabajadores, pero de lo que nos enteramos hoy llega a otro nivel: una mujer neoyorquina los está demandando luego de haber encontrado en el ruedo de un vestido una rata cosida a la prenda.

Sí, lo sabemos. Es aterrorizante. De acuerdo con informaciones ofrecidas por The New York Post y The Telegraph, la mujer, llamada Cailey Fiesel, compró un el vestido el pasado mes de julio, y además lo llevó puesto al trabajo, y por razones desconocidas para ella en el momento, no podía dejar de percibir un mal olor a su alrededor. Cuando se puso a buscar en su oficina el origen del desagradable aroma, sintió algo que le rozaba la pierna, y cuando tocó el ruedo de su vestido, lo que sintió no era una etiqueta mal cortada, sino la pata del roedor.

Si tienen el estómago para ver la foto del vestido, aquí está:

No podemos ni imaginarnos la experiencia traumática que debe haber sufrido esta mujer al encontrar la rata en su vestido, pero lo que es cierto es que ya Zara tiene una demanda en sus manos, pues luego del incidente, Fiesel también tuvo una reacción alérgica en su pierna por el contacto con el animal. Por los momentos, un vocero de Zara ha respondido que tienen conocimiento de la demanda, y que se encuentran investigando el caso, ya que tienen estrictos estándares de seguridad y salud en sus fábricas y en sus tiendas.

“Estamos comprometidos a asegurar que todos nuestros productos cumplen con estos requerimientos rigurosos.”

La moraleja del caso es muy sencilla: revisen muy bien la ropa antes de comprarla, y antes de culpar a algún vecino de cubículo por un mal olor, denle un vistazo a esa prenda de Zara que llevan puesta.

Despues de leer, ¿qué te pareció?