Durante su campaña, casi todos los músicos del occidente protestaron por la utilización de su música durante la campaña presidencial de Donald Trump, pero parece que ahora que ya está en el cargo, sus acólitos siguen escogiendo un soundtrack que no les corresponden.

Hoy, por ejemplo, la periodista Olivia Nuzzi de New York Magazine informó que Richard Spencer, uno de los representantes más ultraderechistas del sector conservador estadounidense y mejor conocido por ser el rostro del nacionalismo blanco (y la pera de boxeo más famosa del último mes), declaró durante una la conferencia CPAC que él y sus nazis tenían una banda oficial: Depeche Mode.

Cualquiera que se digne fanático de la agrupación británica sabe que no hay nada más lejano a la realidad: hace tan sólo días la agrupación hizo un llamado antifascista con su video Where’s The Revolution?, y como si fuera poco, el año pasado Dave Gahan dio una entrevista en la que comparaba a Trump con Hitler, diciendo que su discurso era similar al del líder autoritario en 1935, y lo que hacía era promover el miedo.

Pero si esto no es suficiente, les confirmamos que un representante de la banda declaró a Gothamist que bajo ningún concepto la banda quiere tener algo que ver con Spencer y su “derecha alternattiva”:

“Nos parece una declaración absolutamente ridícula. Depeche Mode no tiene ningún tipo de nexo con Richard Spencer o la ‘derecha alternativa’ ni tampoco apoya el movimiento.”

Parece que los chicos ultraderechistas van a tener que quedarse con Kid Rock o con Ted Nugent después de esto.

Para refrescarnos después de este desagradable susto, los dejamos con un clásico de Depeche Mode:

Despues de leer, ¿qué te pareció?