Si no eres un seguidor cercano de la banda The Flaming Lips, es posible que durante los últimos años haya pasado desapercibida para ti la obsesión que el vocalista y músico Wayne Coyne tiene con la sangre, ya sea suya o de los demás: en más de una oportunidad la agrupación ha usado sangre falsa como parte de sus performances, y hace 5 años, sacaron algunos vinilos que incluían la sangre de sus colaboradores. Sin embargo, nada se compara con aquella vez que durante el festival Austin City Limits del 2010, Coyne hizo un poster con su propia sangre:

Como ya ha pasado un tiempo desde la última vez que hizo un proyecto artístico con sangre humana verdadera, Coyne va a hacer algunas obras de arte para aquellas personas que quieran hacer “un regalo navideño muy especial”. Este fin de semana, Coyne se encargará de hacerlo en una tienda de Oklahoma llamada Wicked Hippie, y en una publicación de Instagram, nos cuenta por qué le da tanto entusiasmo trabajar con sangre humana:

“La sangre es un líquido tan asombroso… es única. Es goteante y luego, de inmediato, se vuelve espesa y pegajosa. Estar de frente a una pintura con tanta sangre humana fresca es un poco embriagante; hace que todos los que participen se pongan un un poco agresivos y un poco embriagados. Es una manera tan genial de hacer el retrato de alguien, con su propia sangre. Son ellos. En realidad están hechos de ellos mismos”.

Oooooook, Wayne. Lo que tú digas. Este es un ejemplo del resultado final:

Si tienes curiosidad de ver cómo funciona todo esto, Coyne también compartió a través de Instagram un video en donde podemos ver su proceso, que por cierto no incluye guantes o una máscara facial… pero como nos imaginamos que es su propia sangre, mejor vamos a dejarlo tranquilo y feliz haciendo arte sangriento. Si quieres comprar una de las obras de Wayne, te recomendamos seguirlo por Instagram.

.. Human Blood Spin-Art Portrait… yay!!!!! #theflaminglips #flaminglips

Una publicación compartida de Wayne Coyne (@waynecoyne5) el

Despues de leer, ¿qué te pareció?