Para quien alguna vez se ha sentido decaído, no hay ninguna duda de que el poder de la música como terapia emocional es infinito: sin embargo, desde el siglo pasado, la musicoterapia es una profesión establecida en la que la música se utiliza dentro de una relación terapéutica con un profesional de la medicina para abordar necesidades físicas, emocionales, cognitivas y sociales.

¿Cómo funciona? Después de evaluar las fortalezas y las necesidades de cada quien, el musicoterapeuta calificado brinda el tratamiento indicado, haciendo que las habilidades de los pacientes se fortalezcan y se transfieren a otras áreas de sus vidas. La musicoterapia facilita vías para la comunicación a quienes les resulta difícil expresarse con palabras, tales como personas autistas, así como en áreas de rehabilitación física, motivación en tratamientos difíciles, apoyo emocional, y como una manera diferente de facilitar la expresión de los sentimientos.

Y si bien muchos musicoterapeutas en el siglo 20 se adhirieron a la creencia de que ciertos tipos de música eran inherentemente más terapéuticas que otras (principalmente música clásica) y muchos desarrollaron playlists estrictas, las cosas están a punto de cambiar gracias a legendario músico y productor Brian Eno, quien se encuentra desarrollando una aplicación llamada Wavepaths, hecha para llevarte por un trip psicodélico y terapéutico que será como una sesión de ayahuasca con papá Eno llevándote de la mano. Sexy.

Ácido y ambient para curar todos los males

Parte del video "Elephant" de Tame Impala.

Parte del video “Elephant” de Tame Impala.

Durante la última década, innumerables ensayos clínicos han demostrado la capacidad de combinar drogas ilegales con sesiones de terapia para tratar una amplia gama de dolencias: desde MDMA para el PTSD; los hongos alucinógenos para la adicción; el LSD para la depresión, y la ayahuasca para los trastornos alimenticios. Ahora, con la app de Eno desarrollada junto al renombrado neurocientífico Mendel Kaelen, será posible tener estos mismos efectos utilizando sólo la música, aunque eres bienvenido a ponerle un poco de drogas a la mezcla bajo supervisión médica. Esto es lo que explica Kaelen sore Wavepaths:

“Usando arte inmersivo, técnicas psicoterapéuticas y tecnologías inteligentes, Wavepaths ofrece nuevas formas de intimidad con nosotros mismos y con los demás, para escuchar lo que nuestras emociones nos dicen, para explorar lo que se puede descubrir en lo más profundo de nuestras mentes, y para impulsar cambios significativos en nuestras vidas personales”.

¿Suena como un life coach, no? Pero al final la idea es darle a las personas experiencias transformadoras a través de sus propios teléfonos inteligentes: Una versión de la aplicación será para el público, y otra con características adicionales estará disponible para los psicoterapeutas profesionales que usan música en su trabajo. Además, habrá versiones especiales personalizadas para ciertos medicamentos, como MDMA o psilocibina, que estarán disponibles para investigaciones clínicas con psicodélicos.

La idea de mezclar música con LSD como una legítima terapia médica tampoco es nueva; de hecho, antes de que los hippies lo hiciera, el ácido lisergico se usaba por psiquiatras hace seis décadas para combatir el trauma, la depresión y la adicción.  Lo que no hacían era usar inteigencia artificial.

Música orgánica personalizada

Brian Eno en su estudio de Londres. Fotografía: SundanceTV

Brian Eno en su estudio de Londres. Fotografía: SundanceTV

Con Wavepaths, la aplicación creará soundtracks únicos adaptados a cada oyente en función de sus gustos y necesidades psicológicas, como la necesidad de calmar su ansiedad o su ira: gracias a un software de inteligencia artificial y a los algoritmos de música generativa se podrá crear la música, y los usuarios (o sus terapeutas) podrán modificar las piezas musicales sobre la marcha.

Además, otro de los atractivos es que la app reunirá datos de los usuarios y, mediante el aprendizaje automático, creará repertorios de playlists de acuerdo con el estado de ánimo. Con el tiempo, aprenderá qué configuraciones musicales les gustan más a los usuarios, tanto a cada persona individualmente como en un top 10, haciendo que la biblioteca musical evolucione constantemente.

Lo mejor de todo es que el mismo Eno será el encargado curar todos estos paisajes sonoros hechos por los compositores Gregory Haines, Jon Hopkins, Laraaji, Robert Rich y Steve Roach. Pero hey, las cosas no se quedarán ahí: Brian Eno dice que entre sus planes se encuentra incluir a los “padrinos” de la música “generativa”: Philip Glass, Steve Reich, Terry Riley, Harold Budd, así como a otros más jóvenes como David Darling, Sigur Rós, Boards of Canada y Aphex Twin. Así que relájate, cierra los ojos, toma los audífonos y deja que Eno te guíe a un mundo de pura imaginación. Quién sabe, quizás termines mejorando esa depresión sin darte cuenta.

Despues de leer, ¿qué te pareció?