Todos sabemos la importancia que las declaraciones y acusaciones de Rose McGowan han tenido en los movimientos #MeToo y Time’s Up, en especial con el caso de Harvey Weinstein. En estos días, la actriz no sólo estrenó un reality show en E! en el que la vemos hablar acerca del caso, sino que recientemente publicó una autobiografía en la que da más detalles acerca del ataque sexual sufrido a manos del productor.

Justamente el día de ayer McGowan se encontraba promocionando su libro en la tienda Barnes & Noble de NYC. Luego de responder a algunas preguntas (previamente aprobadas) de los asistentes, los ánimos se caldearon cuando una mujer trans habló y le preguntó acerca de los comentarios divisivos que ha hecho McGowan sobre mujeres trans.

Las cosas se intensificaron rápidamente cuando la mujer comentó: “Tengo una sugerencia. Habla sobre lo que dijiste en RuPaul. Las mujeres trans se están muriendo y ustedes dijeron que nosotros, como mujeres trans, no somos como las mujeres comunes. Nos violan más a menudo. Pasamos por violencia doméstica con más frecuencia. Hubo una mujer trans asesinada a unas pocas cuadras de aquí. Me han seguido a casa”. La mujer fue interrumpida por McGowan quien le respondió:

“Espera. Yo también. Somos lo mismo. Mi punto era que somos lo mismo. Hay un canal completo llamado ID Channel, una red dedicada a que las mujeres sean abusadas, asesinadas, sexualizadas, violado, y tú también eres parte de eso, hermana. Es lo mismo”.

Pero la respuesta no le cayó bien a su detractora, quien le respondió:

“No haces nada por ellas. Las mujeres trans están en cárceles de hombres. ¿Y qué has hecho por ellas?”

En ese momento, ambas comenzaron a gritarse mutuamente hasta que McGowan gritó que la sacaran del lugar mientras la mujer trans le gritaba repetidamente “¡feminismo cis blanco!” McGowan luego tuvo un colapso en el escenario diciendo:

“No me etiquetes, hermana. No me pongas tus etiquetas No hagas eso. No me pongas tus etiquetas. Yo no vengo de tu planeta. Déjame tranquila. No me suscribo a tus reglas. No me suscribo a tu idioma. No me pondrás etiquetas ni a mi ni a nadie. Da un paso atrás. Deberías estar agradecida por lo que hago por el puto mundo. Cállate y quítate del medio. ¿Qué he hecho? Sé lo que he hecho, maldita sea”.

A continuación, el video:

McGowan concluyó su monólogo tratando de diferenciar entre lo que les sucede a las mujeres y las mujeres trans: “Estoy enojada porque me lancen mierda sólo porque tengo una maldita vagina y soy blanca o negra, o soy amarilla o soy morada. Vete a la mierda. Todos nosotros queremos decirlo. Solamente yo lo hago.”

Y hace apenas momentos, la actriz anunció en su cuenta de Twitter oficial que estaría suspendiendo todas sus apariciones relacionadas con el libro luego del incidente, pues dice que el episodio fue causado “por un actor que fue pagado para asaltar verbalmente a una mujer que ha sido aterrorizada por el sistema. Nadie en ese lugar hizo nada”.

Si se lo preguntan, sí, había claramente una manera menos intensa y civilizada en la que ambas mujeres podrían haber abordado esta conversación, reconocer sus errores y sobre todo, reconocer que ambas forman parte de un mismo sistema opresivo y de poder. En todo caso, decir que las mujeres trans son tan reconocidas por la sociedad como las mujeres cis es absolutamente falso, y gritar “No soy de tu planeta” es brutalmente problemático por una cantidad de razones que todos conocemos.

Lo que sea que saquen de este enfrentamiento, lo cierto es que esperamos que Rose McGowan haya aprendido una importante lección: siempre es mejor tomarse las cosas con calma antes de ser reaccionaria, volátil y victimizarse, pues siempre existe el el riesgo de parecer exactamente lo que la mujer trans la llamó: una feminista blanca cis que no reconoce la importancia de la transversalidad. No seas una TERF, Rose.

Despues de leer, ¿qué te pareció?