El pasado 13 de mayo, Espacio Riesco fue la sede elegida para la primera edición de Fauna Otoño: si en Fauna Primavera éramos testigos de amplias extensiones de pasto y días soleados, en otoño la impredictibilidad del clima nos exigió interiores y oscuridad; y no hubo mejor soundtrack para la estación que una buena dosis de shoegaze y post rock que nos hizo entrar en un túnel del tiempo forrado en texturas de denim y camisas leñadoras, para iniciar un viaje teñido de introspección y guitarras distorsionadas.

Beach Fossils

Beach Fossils. Fotografía: Luis Bustamante/mor.bo

Nos recibió el indie rock de la banda de Brooklyn Beach Fossils, que con su sonido amable y letras adolescentes que nos recordaron a Real Estate  lograron hacer más llevadera la fría jornada. Lograron acumular una considerable cantidad de público bailando suavemente al son de sus canciones, a pesar de ser solo las 5 de la tarde. Después de cuatro años desde Clash The Truth, disco en el cual nos mostraron una faceta algo más oscura, este 2017 anunciaron la llegada de Somersault, cuyo lanzamiento está agendado para este próximo 2 de junio y promete un sonido más maduro de la mano de singles como This Year y Saint Ivy.

This Will Destroy You

This Will Destroy You. Fotografía: Luis Bustamante/mor.bo

This Will Destroy You

This Will Destroy You. Fotografía: Luis Bustamante/mor.bo

This Will Destroy You

This Will Destroy You. Fotografía: Luis Bustamante/mor.bo

La jovialidad de Beach Fossils contrastó con los melancólicos acordes de This Will Destroy You, dejándonos con la intensidad de sus guitarras. Abrieron con el profundo bombo de The Mighty Río Grande, dando una muestra de la potencia de la que seríamos testigos. A través de su presentación, las emociones florecieron sin necesidad de palabras con canciones como New Topia y They Move on Tracks of Never-Ending Light. Sus prolongadas canciones simularon el soundtrack de una película dramática en un constante momento de clímax.

The Radio Dept.

The Radio Dept. Fotografía: Luis Bustamante/mor.bo

The Radio Dept.

The Radio Dept. Fotografía: Luis Bustamante/mor.bo

The Radio Dept.

The Radio Dept. Fotografía: Luis Bustamante/mor.bo

Despejados los últimos vestigios de This Will Destroy You, llegó el momento de escuchar una de las bandas favoritas de la casa: The Radio Dept. Esta fue su segunda visita al país, y esta vez trajeron bajo el brazo Running Out Of Love, su disco más explícitamente político hasta la fecha y que nutrió un gran porcentaje de su presentación, juntando Committed To The Cause y Swedish Guns con clásicos del resto de su discografía como David y The Worst Taste In Music. Un punto destacado del concierto fue cuando tocaron su single Death To Fascism, un potente mensaje para el presente contexto mundial. Pero sin duda fue Heaven’s On Fire, con sus inconfundibles acordes sintéticos iniciales, la canción que más emoción generó en el público.

Slowdive

Slowdive. Fotografía: Luis Bustamante/mor.bo

Más de 20 años de silencio tuvieron que pasar para que Slowdive diera a luz a su fresco disco homónimo, con el cual llegaron el sábado pasado a nuestro país. La angelical combinación de voces de Rachel y Neil junto a sus guitarras empapadas de delays fueron el momento más esperado por el público. En su presentación acudieron a toda su discografía, con canciones como Souvlaki Space Station y Star Roving, concluyendo su presentación con When The Sun Hits seguida de Golden Hair, un particular cover de Syd Barrett.

Slowdive

Slowdive. Fotografía: Luis Bustamante/mor.bo

Luego de un breve descanso, dejamos el campo de las guitarras y los pedales para sumergirnos en el territorio de las perillas y los secuenciadores digitales junto a Lindstrøm. Algunos tuvimos la suerte de verlo 5 años atrás cuando estuvo en Primavera Fauna, y ya en ese entonces pudimos apreciar su particular sonido. Hay algo especial con la electrónica nórdica en el ámbito del nu-disco, del cual él es uno de los representantes más vanguardistas, junto a Todd Terje, con quien ha colaborado anteriormente. A pesar de haber sido un largo día más bien introspectivo, Lindstrøm logró sacarnos de nuestro interior para invocar motivados pasos de baile ya alrededor de las 2am, con sus ritmos singulares venidos del espacio exterior, y haciéndonos desear que esta Fauna Otoño sea la primera edición de muchas en donde podamos sumergirnos con buena música.

Despues de leer, ¿qué te pareció?