Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Trump se enfrenta el primer revés de su administración con una cámara de representantes demócrata

Partidarios aplauden mientras observan los resultados de las votaciones en una fiesta de la noche electoral para la candidata demócrata al Congreso Jennifer Wexton. Fotografía: Alex Brandon/AP
Words mor.bo

El día de ayer, Estados Unidos protagonizó una de las elecciones legislativas más anticipadas en la historia reciente, y una en la que las victorias y derrotas representaron un un punto de inflexión crítico para el país: desde la victoria presidencial de Donald Trump, la Unión Americana ha visto el aumento de políticas de inmigración más estrictas, esfuerzos por disminuir los derechos LGBTQI+, recortes de impuestos para las personas con más dinero, el nombramiento de un hombre acusado de abuso sexual en la Corte Suprema de Justicia, y el aumento del nacionalismo y de movimientos de supremacía blanca.

La importancia de la elección se sintió en todo el país con esfuerzos cada vez más fervientes de cambiar el rumbo político y reducir las políticas opresivas de la administración actual. Sin embargo, la victoria demócrata que se esperaba fue más limitada de lo que se pensaba: el partido republicano no solo mantuvo el control del senado, sino que además logró cuotas de poder en estados clave como Texas y Florida, dos bastiones históricamente rojos que se esperaba cambiaran de color el día de ayer.

Sin embargo, el mayor golpe para Trump es que ahora la Cámara de Representantes en el Congreso tiene una mayoría Demócrata, un logro trascendental que permitirá al partido bloquear gran parte de la agenda de Donald Trump y bombardear al presidente con investigaciones, ya que estarán a la cabeza de todas las comisiones. Los representantes del partido alcanzaron a primera hora de hoy los 218 escaños necesarios para recuperar la cámara de manos de los republicanos, rompiendo la hegemonía del partido después de ocho años.

La líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, afirmó que el partido buscaría promover una agena agenda bipartidista, pues los estadounidenses habían tenido “suficiente de división” en los últimos dos años, y que a partir de hoy, las cosas cambiarían para mejor.

Las elecciones también probaron ser increíblemente positivas para las mujeres a través de todo el país: más de 100 lograron victorias en gobernaciones y en los escaños legislativos, incluyendo a las demócratas Sharice Davids y Deb Haaland, quienes hicieron historia al convertirse en las primeras mujeres nativas americanas elegidas para el Congreso, al igual que lhan Omar y Rashida Tlaib, quienes se convirtieron en las dos primeras musulmanas elegidas al Congreso. Además. la neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez es ahora la primera mujer de menos de 30 años en sumarse a la cámara baja.

Además, el candidato demócrata Jared Polis se convirtió en la primera persona abiertamente homosexual en convertirse en gobernador en los Estados Unidos. Nada mal.

Sin embargo, los resultados no deben interpretarse como una derrota para Trump: el presidente aún sigue manteniendo cuotas de poder con republicanos de extrema derecha reelegidos, incluyendo a Louie Gohmert, Steve King y Ted Cruz en Texas, así como representantes más trumpianos como Katie Arrington en Carolina del Sur (Congreso), Brian Kemp en Georgia (gobernador) y Ron DeSantis en Florida (gobernador).

Aunque los demócratas lograron escalar posiciones, los republicanos conservaron la mayoría de ellas, fortaleciendo la posición de Trump para su reelección en el año 2020. Si el prospecto suena aterrador para el ciudadano común, lo cierto es que es un símbolo de la nueva cara del partido republicano: un partido de derecha radical, liderado por un líder omnipresente, que redefinirá el conservativismo para toda una generación.

Solo el tiempo dirá qué tanto poder sobre el presidente esta “ola azul” en el Congreso podrá tener sobre el descontrolado Trump, que no es una persona que suela obedecer las reglas de su propio país, pero pese a este revés, las midterms no fueron para nada un revés irrecuperable para la nación MAGA.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
Magazine

ISSUE #02

$5.000
Limpiar

Thom Yorke está harto de la apatía: “Si sales a la calle, si te involucras en la política, puedes cambiar las cosas. Ahora es mucho más difícil pensar así, pese al gran potencial de Internet y las redes sociales. De hecho, sucede lo contrario. Hay un vacío de acomodo y negación donde todas las opiniones son iguales y nada tiene consecuencias” + More