SACO6

IMG_6561

El espectro de los sonidos emergentes colombianos van desde la crudeza hasta lo astral. Propuestas sonoras que pareciera venir desde lo mas infinito del universo. Música que sin lugar a duda pudiera ser originada durante el colapso final del espacio tiempo para dar origen a ondas gravitacionales, las cuales al ser interpretadas por nuestros rudimentarios instrumentos, darían como resultado los sonido creados por nuestro segundo proyecto recomendado: Ságan.

Este propuesta sonora nace en Febrero del 2015 cuando Felipe Ortega (Integrante de la banda de Folk-Pop, Surcos) tenia unas maquetas sobre las cuales María Monica Gutierrez (Suricato y El Último Boabdil) comenzó a hacer melodías. De ahí surgieron las primeras canciones las cuales los impulsaron a seguir componiendo como Ságan, lo cual no solo hace honor al gran Astrofísico, sino que también les aporta una sonoridad que van en paralelo con el concepto artístico y musical de este dúo.

IMG_6476

En menos de un año, Ságan ha logrado invadir los múltiples espacios sonoros de Colombia en radio y festivales, logrando una acogida abrumadora en tan poco tiempo. En palabras de sus integrantes: “Nos sorprende muchísimo lo que ha pasado, no imaginábamos tener esta acogida. Estamos muy agradecidos con los que escuchan las canciones que hacemos y nos ayudan a impulsarnos. Esperamos que todo lo que está pasando con la banda nos permita simplemente seguir haciendo música con el compromiso que ahora le tenemos”.

Influenciados por artistas tan polivalentes como Mum, Bjork, The Acid, FKA Twigs y Atoms For Peace, lanzaron en el 2015 su álbum debut Cada Célula el cual durante sus 7 cortes muestra una impecable producción y una majestuosa voz por parte de María. Con puntos altos como Caligula, Polvo y Universal, acompañados por valles de introspección como Bidimensional, Piedras y Cada Célula, los cuales invitan al oyente  a bloquear por un momento la luz que entra por sus ojos e ignorar los procesos neuronales que logran que los protones se conviertan en información a través de la sinapsis y permitir que escuchemos el universo y lo sintamos a través de sus ondas cuánticas, uniéndonos con el, aceptando aquella invitación que nos lleva de regreso a nuestros orígenes, a convertirnos nuevamente en estrellas y regresar al Big Bang en una estruendosa y continua sonoridad.

Verlos en vivo solo aviva más la experiencia etérea que es su música. Acompañados de un desarrollo de mapping que sincroniza de manera armónica perfectamente con cada beat y sample de Felipe, y con cada armonía y melodía de la voz de María.

“Queremos que los que nos vean en vivo tengan una experiencia visual y sonora. La energía de estar en un escenario es muy especial y solo se da ahí, cuando el publico está dispuesto a escucharte. Nos mueve darle cada vez más a ese público, por eso nos gusta construir un show que vaya más allá de la música”

Según la segunda ley de la termodinámica el universo eventualmente llegara a su fin. Sin embargo, este proyecto aun tiene mucho más que dar: “Todavía no tenemos expectativas de sacar un nuevo disco, aunque ya estamos componiendo más música. Dentro de poco podrán escuchar algunas de estas nuevas canciones en vivo y probablemente lancemos un sencillo del disco en la primera mitad del año.”

Esto nos da esperanzas para todos aquellos que nunca hemos tenido la oportunidad de ver una lluvia de estrellas, una estrella fugaz, ver la vía láctea surgir en la constelación de sagitario o poder hacer parte del equipo que en el ALMA investiga los más recónditos confines del universo. Sin embargo, al escuchar a Ságan, el universo se hace palpable, se siente entre tus manos, se desliza por la piel, se esconde detrás de nuestros oídos, susurrándonos el cantar de miles de estrellas que nos ven desde lo alto, esperando que volvamos a ser parte de ellas.

Despues de leer, ¿qué te pareció?