Luego de que Irlanda votara hace algunas semanas por la despenalización del aborto, la cámara de diputados argentina aprobó después de una intensa discusión de 23 horas de duración una ley que permitiría la legalización del aborto en las primeras 14 semanas del embarazo. El conteo final fue de 129 diputados a favor, 125 en contra y una abstención, en un vuelco dramático del voto a última hora.

Tal como cuenta el diario argentino Clarín, la cámara de diputados vivió una votación cambiante durante toda la noche y la madrugada, y cuando parecía que el proyecto iba a ser rechazado por la mayoría poco después de las 8 de la mañana hubo un cambio de openión de parte de algunos diputados que decidieron cambiar su voto, dando como resultado la aprobación de la propuesta.

Fernando Iglesias, un diputado del partido Cambiemos (y conocido por su defensa de políticas económicas ultraliberales) tuvo un momento notable en el debate, en el que mostraba a sus colegas un mapamundi en la mano:

“Vinimos a cambiar, no a consagrar el status quo. En Norteamérica, Asia, Europa, Australia, el aborto es legal o si queremos que se parezca a las partes rojas del planisferio, Latinoamérica y África. Son los únicos continentes que prohíben el aborto, donde la desigualdad y la violencia son mayores”.

Otro de los discursos notables fue el de la diputada Silvia Lospennato, del partido PRO, que impulsó desde el principio el proyecto, y que destacó a las mujeres que en la historia política de Argentina habían luchado por un momento como este, cerrando su intervención visiblemente emocionada a favor de las mujeres que “en sus casas, a nuestras madres y a nuestras hijas. Que el aborto sea legal, seguro y gratuito. Que sea ley”.

La ley ahora pasará al Senado, quienes podrían frenarla si quisieran. Aunque el presidente argentino, Mauricio Macri, se opone al proyecto de ley, acordó no ejercer el poder de veto si ambas cámaras lo aprueban.

En la actualidad, el aborto es ilegal en Argentina, y aunque hay excepciones en los casos de violación, incesto o cuando la salud de la mujer puede verse comprometida, si alguna mujer requiere un aborto, deben solicitar el permiso de un juez que puede otorgarlo o negarlo, agregándole un obstáculo legal al proceso y aumentando las demoras en un procedimiento que muchas veces requiere premura.

Durante toda la noche, un numeroso grupo de mujeres, activistas y organizaciones civiles se mantuvieron en vigilia en las afueras del congreso argentino siguiendo la votación, que terminó con una explosión de celebración y alegría por parte de quienes buscaban este cambio para la sociedad argentina, y algunas caras largas para los sectores conservadores. Vale la pena destacar que la votación fue histórica pese a que varios representantes de la cámara de diputados recibieron amenazas de violencia y muerte de grupos religiosos si apoyaban la ley.

Incluso si el proyecto de ley no es aprobado por el Senado, las defensoras del movimiento #NiUnaMenos han dicho que consideran la discusión y el voto un paso gigante hacia la aprobación del aborto. Se espera que la aprobación por parte de la cámara alta ocurra entre los meses de septiembre u octubre de este mismo año.

Despues de leer, ¿qué te pareció?