Tom Sachs es un artista neoyorquino que en los últimos años ha estado trabajando sin parar desde su estudio de SoHo para diversos proyectos, que van desde la recreación de de una misión a Marte de la NASA hasta una línea de zapatos para Nike que ahora con considerados objetos de arte y sólo se consiguen en eBay por más de $3000.

Sachs tiene también algunos fanáticos famosos, como los directores creativos de moda Heron Preston y Virgil Abloh, así como Kanye West y Frank Ocean, con quien estuvo colaborando en su proyecto visual Endless y la revista Boys Don’t Cry. Hace poco, Pitchfork lo estuvo entrevistando para hablar un poco más sobre cómo se involucró con el proyecto de Ocean. Ambos se conocieron luego de algunas conversaciones telefónicas, y de algunos trabajos que realizaron en el estudio de Sachs, así como su aporte a lo que es ahora una revista de 360 páginas de Frank Ocean.

“Sé que hubo una enorme espera para que todo esto saliera. Las cosas hechas a mano toman tiempo, y vivimos en una era de cosas mecanizadas y rápidas. La música de Frank, que es muy personal y, literalmente, tiene su voz, simplemente toma tiempo. Y cuando ves el video (Endless), lo ves construyendo una escalera al cielo en tiempo real. La versión de 40 minutos está editada, pero hay algo así como una versión de 140 horas. Eso existe, y esa es la obra de arte.”

El artista agregó que el trabajo de Frank es algo de lo que todos podemos aprender, pues es la oportunidad de aprender a hacer algo que le hable de verdad a los demás, pues nuestras personalidades están siendo homogeneizadas a través de la grandeza de la computadora, y que siempre hay un chance de dejar nuestra huella en algo que hacemos. Sachs dice que la escalera que Frank construyó en Endless refleja la simpleza, la complejidad y la transparencia de su música.

Para cerrar, Sachs reveló que Blonde es un álbum con varias capas de complejidad que toma varios días para poder digerir y dar una verdadera reseña. “Es genial, pero es el tipo de disco que hay que escuchar con audífonos.”

Escuchemos el track Nikes de Frank Ocean:

Despues de leer, ¿qué te pareció?