Somos adictos desde que nacemos, o eso creemos, así nos han programado para creer o sentir. Si pensamos en lo que las filosofías y religiones han tratado de atender y resolver desde hace milenios, el deseo y las ansias suele llevar por un mal camino, porque ser adicto a un algo -y más si es material- no está bien. Lo cierto es que la sociedad ha luchado en contra de esto, no una vez sino por demasiados tiempos, tanto que hasta la lucha se ha vuelto parte necesaria de nuestra cultura. Finalmente, ¿Qué es la adicción y cómo la percibimos?

nustshell-adiction

Hoy en día es común que alguien sea adicto a alguien, pero también que ese alguien sea adicto a alguna sustancia, o alguna acción. Mientras los melómanos y cinéfilos son los adictos menos atacados por la sociedad moderna, el ostracismo para quienes prefieren sustancias llamativas es cada vez mayor en ciertos focos sociales, mientras que en otros es completamente obviado. Es cosa de la región, es cosa de su gente y es que ahí es en dónde realmente se encuentra la clave de entender la adicción, todo lo que sabemos hasta ahora está mal.

nustshell-adiction-2

Los prejuicios que se han creado alrededor de este contexto no tienen un par de años o décadas, siempre han estado ahí, ya fuera por tabúes religiosos o rechazos sociales, pero en un mundo tan globalizado como en el que estamos en este momento no hay ya lugar para este tipo de conceptos. A principios del siglo XX se realizó un experimento que es capaz de tambalear la perspectiva que tenemos al respecto de este problema, se tomó una rata y se encerró en una jaula con dos pipetas, una con agua pura y otra con agua y heroína. Lo que sabemos sobre la heroína nos indica que la rata buscaría de forma compulsiva el agua con heroína y la verdad ese fue el resultado del experimento, la rata moría siempre de sobredosis por ser incapaz de dejar la heroína.

nustshell-adiction-3

¿Qué pasaría si la rata del experimento no estuviera sola en una jaula? Esa pregunta se la hizo en los 70’s el psicólogo Bruce Alexander, quien pensó en que si la rata no estuviera sola en una jaula, no preferiría la droga sobre el agua normal. Para su experimento creó un espacio en el cual se pudiera sentir cómoda la rata, la puso con otras, les dio libertades, creó una especie de paraíso para ratas y el resultado fue el que esperaba: las ratas no murieron por sobredosis, en caso tal, evitaban el agua con heroína.

¿Qué pasa entonces con la adicción? ¿Es o no es cómo se supone que nos enseñaron? De acuerdo con esta teoría, la verdad es que no es así, es un proceso que depende de la necesidad humana de creación de vínculos y lazos interpersonales, no una reacción química, haciendo que algo como una droga sea atractivo en soledad, o cuando las situaciones de vida son terribles, tanto que necesitas huir de ellas.

La adicción se presenta en esta teoría como una jaula, una limitación de vida, no como un problema químico o de actitud social.

Les dejamos un vídeo explicativo de parte de Nutshell

Despues de leer, ¿qué te pareció?