SACO6

Sin bailarines, ni escenarios gigantes, ni cambios de vestuario, ni juegos de luces, ni monjas bailando en tubos de stripper; en su lugar: un venue pequeño, arreglos acústicos y un set lleno de B-sides y canciones favoritas de los fanáticos que posiblemente nunca sonarán en ninguna de sus giras. Esta es la premisa de Tears Of A Clown, el regalo de Madonna para Melbourne, Australia después de 23 años de ausencia.

Madonna

Madonna

Al mejor estilo del Anti Tour (2012) de Kylie Minogue, Tears Of A Clown es un espectáculo que resulta atípico para lo que es ya costumbre para Madonna: ofrecer conciertos épicos en estadios y arenas con producciones astronómicas y éxito tras éxito siendo coreado por miles de fanáticos. Esta propuesta llega en un momento en el que la crítica más grande hacia la Reina del Pop, es su falta de innovación, factor que le dio su título de realeza musical y que de alguna manera vuelve a estar presente en esta puesta en escena.

TEARS OF A CLOWN

Ataviada con una peluca rosada y un look circense (que hace referencia a su Girlie Show, gira de 1993 con la que pisó tierra australiana por última vez), Madge busca mezclar comedia con música y momentos íntimos que hagan que más de uno suelte una lágrima – lo cual puede resultarle fácil debido a la batalla que atraviesa por la custodia de su hijo con el cineasta Guy Ritchie, Rocco. Tears Of A Clown fue filmado y se espera forme parte del DVD del Rebel Heart Tour, la actual gira de su última placa discográfica.

Despues de leer, ¿qué te pareció?