Japón tiene una rica historia en la fotografía: desde las nebulosas y surrealistas imágenes en blanco y negro que salieron de la nueva ola artística de Tokio durante los años 60 hasta la actualidad, en donde hay numerosos representantes que han dejado su marca tanto en su país como en el extranjero en campos como la moda y el arte, siempre es posible encontrar una nueva generación de jóvenes que detrás del lente logran puntos de vista únicos, y que crean cuerpos de trabajo consistentemente inventivos, imaginativos e increíblemente hermosos.

No es exagerado decir que Japón tiene una relación única y especial con el medio de la fotografía: pocos libros fotográficos suelen ser tan increíbles como las publicaciones que salen de esta isla, y ahora, gracias a Instagram, es mucho más fácil conocer a esos creativos de la imagen que se encuentran siguiendo los pasos de maestros como Daidō Moriyama, Nobuyoshi Araki y Hiroshi Sugimoto, así como artistas más jóvenes como Takashi Homma y Rinko Kawauchi. En esta selección de 15 fotógrafos emergentes, queda demostrado que Japón sigue siendo uno de los mejores lugar para encontrar nuevos talentos fotográficos. Prepárate a seguirlos a todos.

1. Izumi Miyazaki

Fotografía: Izumi Miyazaki

Fotografía: Izumi Miyazaki

Fotografía: Izumi Miyazaki

Fotografía: Izumi Miyazaki

Fotografía: Izumi Miyazaki

Fotografía: Izumi Miyazaki

Una de las artistas más jóvenes de la lista, podemos encontrar las imágenes de Miyazaki en Tumblr, en donde organiza su sueños lúcidos en selfies surrealistas que están llenos de humor expresivo. Cada fotografía es manipulada de manera que lo mundano se convierte en algo con un toque de magia: ya sean conos de arroz como colinas o panes como orejas, Miyazaki hace un guiño con cada imagen.

2. Haruhiko Kawaguchi

Fotografía: Haruhiko Kawaguchi

Fotografía: Haruhiko Kawaguchi

Fotografía: Haruhiko Kawaguchi

Fotografía: Haruhiko Kawaguchi

Fotografía: Haruhiko Kawaguchi

Fotografía: Haruhiko Kawaguchi

Desde el año 2009, el fotógrafo Haruhiko “Photographer Hal” Kawaguchi ha hecho una carrera fotográfica al preguntarle a diversas parejas a entrar en grandes bolsas que después sella al vacío, mostrándolas más unidas que nunca, y en donde comparten los últimos momentos de aire entre ambos justo a tiempo para que Kawaguchi presione el obturador. No muchos podrían salirse con la suya, pero este nativo de Tokio ya ha hecho tres exitosas series fotográficas inspiradas en la idea: Flesh Love, Flesh Love Returns y Zatsuran.

3. Yuma Yamashita

Fotografía: Yuma Yamashita

Fotografía: Yuma Yamashita

Fotografía: Yuma Yamashita

Fotografía: Yuma Yamashita

Fotografía: Yuma Yamashita

Fotografía: Yuma Yamashita

Yuma Yamashita es una de las fotógrafas más populares de todo Tokio. Forma parte del staff de la revista Inspiration Cult Mag, y en su Instagram vemos cómo logra un difícil equilibrio entre postales cosmopolitas desde las alturas de su ciudad natal, retratos de street fashion y la tradición que forma parte integral de la cultura japonesa, sin dejar de lado su propia visión, que une estos tres estilos en su estética personal.

4. Liam Wong

Fotografía: Liam Wong

Fotografía: Liam Wong

Fotografía: Liam Wong

Fotografía: Liam Wong

Fotografía: Liam Wong

Fotografía: Liam Wong

 

Las imágenes de Liam Wong parecen haber salido de una fantasía de ciencia-ficción retrofuturista, en donde el neón terminó sustituyendo la luz del sol y bañando la ciudad de Tokio en una noche eléctrica sin final que podrían confundirse con encuadres de un Blade Runner fascinante, sumergido en degradados cyan y magenta que capturan nuestra mirada para nunca más dejarla ir.

5. Kei Kinoshita

Fotografía: Kei Kinoshita

Fotografía: Kei Kinoshita

Fotografía: Kei Kinoshita

Fotografía: Kei Kinoshita

Fotografía: Kei Kinoshita

Fotografía: Kei Kinoshita

Los retratos de Kei Shinoshita juegan con los ángulos arquitectónicos de la ciudad en donde su agitada vida lo lleve en el momento: utiliza los reflejos y la luz como sus mayores aliados, y sus retratos parecen posters de superhéroes y superheroínas que aún no conocemos. Entre amarillos, azules y rojos, el portafolio de Shinoshita parece atrapado entre el amanecer y la madrugada, la mejor hora para capturar cómo la luz se desangra sobre el pavimento.

6. Yuto Yamada

Fotografía: Yuto Yamada

Fotografía: Yuto Yamada

Fotografía: Yuto Yamada

Fotografía: Yuto Yamada

Fotografía: Yuto Yamada

Fotografía: Yuto Yamada

Originario de Tokio, Yuto Yamada está pasando una temporada en Berlín, y de vez en cuando se da un viaje a otros lugares del mundo para ofrecer su punto de vista en donde acaricia la arquitectura como una amante: entre el caos y el hacinamiento, logra capturar el mejor perfil, en donde la gente, el bullicio, los miles de avisos de tiendas y los infinitos balcones de proyectos habitacionales asiáticos terminan logrando una armonía estética atractiva y fascinante.

7. Yoshito Hasaka

Fotografía: Yoshito Hasaka

Fotografía: Yoshito Hasaka

Fotografía: Yoshito Hasaka

Fotografía: Yoshito Hasaka

Fotografía: Yoshito Hasaka

Fotografía: Yoshito Hasaka

Al igual que muchos de sus compatriotas, Yoshito Hasaka utiliza el color durante la oscuridad de la noche como uno de sus mayores atractivos, en donde calles, avenidas y estructuras de concreto se transforman en criaturas vivientes bajo la luz del neón, del atardecer, de los automóviles o de las vallas electrónicas que como caleidoscopios llenos de píxeles cubren la ciudad. Pero las protagonistas de las mejores imágenes de Hasaka son las estrellas, que en capturas de larga duración llegan como un manto iluminado a acompañar el asfalto.

8. Kohei Harada

Fotografía: Kohei Harada

Fotografía: Kohei Harada

Fotografía: Kohei Harada

Fotografía: Kohei Harada

Fotografía: Kohei Harada

Fotografía: Kohei Harada

Kohei Harada, al igual que Yuma Yamashita, forma parte del grupo de fotógrafos de la revista japonesa Inspiration Cult Mag, pero bajo su lente, es el estilo callejero el que no se escapa. Entre callejones, escalones o algún rincón oscuro de la ciudad, lleva a sus modelos llenas de actitud y desenfado para que a través de ellas conozcamos cuáles son las tendencias más recientes de Tokio y sus alrededores.

9. M.

Fotografía: M.

Fotografía: M.

Fotografía: M.

Fotografía: M.

Fotografía: M.

Fotografía: M.

La misteriosa M. comparte a través de su cuenta de Instagram postales digitales que parecieran haber salido de una cámara Polaroid. Se sienten instantáneas pero efímeras, capturadas entre neblina, madrugadas melancólicas y momentos solitarios con los ojos cerrados. Su narrativa es una crónica lo-fi entre luces y sombras, entre memorias y sueños, y entre la ficción y la realidad, en donde la luz parece filtrarse entre árboles y pétalos de tímidas flores.

10. Mao Kokubu

Fotografía: Mao Kokubu

Fotografía: Mao Kokubu

Fotografía: Mao Kokubu

Fotografía: Mao Kokubu

Fotografía: Mao Kokubu

Fotografía: Mao Kokubu

El feed de Instagram de Mao Kokubu es una oda a la primavera y a la luz del sol. Sus retratos son una bitácora de tardes indolentes y ociosa en donde la naturaleza sirve de telón de fondo para momentos de introspección y belleza, en donde la paleta pastel casi nos hace querer respirar una intensa bocanada de aire fresco en donde podamos sentir el olor a grama recién cortada.

11. SeiSho Hung

Fotografía: SeiSho Hung

Fotografía: SeiSho Hung

Fotografía: SeiSho Hung

Fotografía: SeiSho Hung

Fotografía: SeiSho Hung

Fotografía: SeiSho Hung

El fotógrafo chino residente en Japón utiliza la fotografía como su diario íntimo: sus imágenes están bañadas de la luz suave  que pasa a través de las cortinas de su habitación, mostrándonos las sábanas desordenadas que dejó el sueño y el sexo. Su modelo estrella es su pareja, a quien vemos en rutinas diarias, pero sobre todo, atrapada entre la tímida pereza de la desnudez.

12. Iwakura Shiori

Fotografía: Iwakura Shiori

Fotografía: Iwakura Shiori

Fotografía: Iwakura Shiori

Fotografía: Iwakura Shiori

Fotografía: Iwakura Shiori

Fotografía: Iwakura Shiori

Una de las características principales de la fotografía de Iwakura Shiori es su paleta llena de colores brillantes, que hace que sus imágenes se sientan cinematográficas, como si fuesen la versión real de fotogramas de películas de Studio Ghibli. Colegialas, jóvenes que caminan entre cerezos y caminan a lo largo de la costa son algunas de las fotografías más llamativas de esta artista, quien también nos ofrece el mágico de talle de un millón de gotas de lluvias capturadas sobre el plástico de un paraguas: momentos llenos de sencillez pero visualmente cautivantes.

13. Ko-ta Shouji

Fotografía: Ko-ta Shouji

Fotografía: Ko-ta Shouji

Fotografía: Ko-ta Shouji

Fotografía: Ko-ta Shouji

Fotografía: Ko-ta Shouji

Fotografía: Ko-ta Shouji

El fotógrafo japonés de moda Ko-Ta Shouji comenzó como estilista en el año 2007, pero desde el 2014 se desempeña como artista de la imagen: sus imágenes están llenas de fugas de luz, exposiciones dobles y puntos borrosos que realzan la despreocupación de sus modelos, que por lo geneal son los protagonistas de una estética inspirada en instantáneas y en donde la energía palpita como un corazón en carne viva.

14. Yoshiyuki Okuyama

Fotografía: Yoshiyuki Okuyama

Fotografía: Yoshiyuki Okuyama

Fotografía: Yoshiyuki Okuyama

Fotografía: Yoshiyuki Okuyama

Fotografía: Yoshiyuki Okuyama

Fotografía: Yoshiyuki Okuyama

urante los últimos cinco años, Yoshiyuki Okuyama ha sido uno de los fotógrafos más destacados de la escena artística de Tokio gracias a sus energéticas imágenes llenas de personajes que parecen dar un vistazoa realidades alternativas en donde las dobles exposiciones sirven como sugerencias oníricas, en donde los colores vibrantes parecen salidos de la pantalla gigante, o llenas de colores pasteles de ensueño. Ha trabajado para editoriales de Vetements, Dolce & Gabbana y muchas firmas más.

15. Shun Komiyama

Fotografía: Shun Komiyama

Fotografía: Shun Komiyama

Fotografía: Shun Komiyama

Fotografía: Shun Komiyama

Fotografía: Shun Komiyama

Fotografía: Shun Komiyama

Durante los últimos años, el fotógrafo Shun Komiyama ha atrapado bajo su lente la cultura de las calles de Tokio, no sólo como parte de numerosos editoriales que tiene en su portafolio para publicaciones internacionales, sino también como parte de su trabajo individual que juega con los altos contrastes del flash, como si sus fotografías se encargaran de atrapar desprevenidos a los millenials sin filtro y sin censura.

Despues de leer, ¿qué te pareció?