Luego de una serie de colaboraciones realizadas durante este año con artistas como Lunice para su álbum CCCLX y una coproducción junto a Cashmere Cat en el tema 9 (After Coachella) junto a , SOPHIE, la reconocida productora de Los Ángeles conocida por su trabajo en el colectivo PC Music así como por ser la mente creativa detrás de los trabajos más recientes de artistas como Charli XCX y Vince Staples, al fin muestra su rostro en un nuevo video llamado It’s Okay To Cry.

Este es el primer material de SOPHIE desde PRODUCT del año 2015, y algo nos dice que será el primer paso de una nueva estética en su carrera, pues aunque la canción es una balada electrónica etérea y hermosa, se aleja un poco del sonido bubblegum y dulce de sus producciones anteriores. Sin embargo, tiene un encanto absolutamente cinemático que se complementa de manera perfecta con el clip.

El visual, dirigido por la misma SOPHIE en conjunto con Nicholas Harwood (quien ha trabajado en los videos Sandra’s Smile y Augustine de Blood Orange) es un paseo por el espacio sideral, por el atardecer, por el amaneces y por la magia de la naturaleza en menos de cuatro minutos.

De principio a fin, vemos a la hermosa SOPHIE frente a una pantalla dinámica que se va llenado de efectos CGI para mostrarnos los más hermosos eventos celestiales, desde un grupo de nubes sencillas, pasando por un arcoíris y una aurora boreal y terminando en un cielo estrellado que muy bien podría ser del espacio: visitamos paisajes claros, violetas, naranjas e incluso lluviosos mientras la artista canta una balada electrónica llena de sentimiento, y que nos recuerda nuestra propia humanidad.

Tanto la canción y el video muestran lados previamente invisibles de SOPHIE, y que aunque habíamos escuchado algunos detalles de lo que podía hacer con su música, ahora parece que la artista tomará formas nuevas e inesperadas, tales como la tormenta eléctrica que muestra por fin su vulnerable rostro al público.

Disfrutemos del increíble video It’s Okay To Cry a continuación:

Despues de leer, ¿qué te pareció?