Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Film / TV

Soon-Yi Previn rompe el silencio sobre Woody Allen para defenderlo y acusar a Mia Farrow de abuso

Soon-Yi Previn y Woody Allen en una exposición a principios de este año. Fotografía: Sean Zanni/Patrick McMullan via Getty Images)
Words mor.bo

Alguien que nunca ha hablado sobre la épica controversia de hace casi tres décadas y que involucra a Woody Allen, su hija Dylan Farrow (quien desde 1992 lo acusa de abuso sexual) y Mia Farrow es Soon-Yi Previn, quien fuese hija adoptiva de la actriz y terminara casándose con Allen en 1997 luego de una relación de al menos seis años que comenzó cuando Soon-Yi tenía 21 años y Allen supuestamente aún mantenía una relación sentimental con Farrow.

Sin embargo, 25 años después de su polémico matrimonio con Allen, y en una entrevista publicada anoche en New York Magazine, Previn rompió su silencio, poniéndose del lado de su esposo y acusando a la mujer que la crió de años de abuso.

“Nunca me interesó escribir una nueva versión de Mommie Dearest, desquitarme con Mia, nada de eso. Pero lo que le ha pasado a Woody es tan perturbador, tan injusto. Mia se ha aprovechado del movimiento #MeToo y ha desfilado a Dylan como una víctima. Y toda una nueva generación está escuchando sobre eso cuando no deberían”.

Si bien recordamos, Previn fue adoptada por Mia y su entonces marido André Previn en 1978. Mia salió con Allen desde 1980 hasta 1992, pero según Soon-Yi, Allen nunca la crió. Para ella, André ya era una figura paterna, y alrededor de 1991, cuando tenía 21 años, Soon-Yi y Allen comenzaron una relación secreta que terminó en escándalo luego de que Mia descubriera unas Polaroids de Soon-Yi desnuda tomadas por Allen. Ambos se casaron en 1997.

La primera vez que Mia Farrrow acusó a Allen de asalto sexual a Dylan, quien entonces tenía 7 años, fue 1992. Hubo múltiples investigaciones, ninguna de las cuales encontró prueba creíble, y aunque la controversia se desvaneció, resurgió por primera vez en 2014, cuando Mia y su hijo Ronan Farrow comenzaron a acusar públicamente a Allen de mala conducta sexual.

Woody Allen y Soon-Yi Previn en 1992. Fotografía: LIFE Picture Collection/Getty Images

Woody Allen y Soon-Yi Previn en 1992. Fotografía: LIFE Picture Collection/Getty Images

Desde entonces, ha habido dos lados marcados en batalla: Mia, Ronan y Dylan siguen diciendo que las acusaciones son legítimas. Mientras tanto, Woody Allen, la hermana de Allen, Letty Aronson, y Moses Farrow, otro de los hijos adoptivos de Mia, quien también la acusó de abuso, dicen que las acusaciones han sido fabricadas. Allen y otros miembros de la familia han acusado a Mia de manipular a Dylan y Ronan, supuestamente haciéndolos creer en una mentira.

Tomando en cuenta todo este background, en la entrevista publicada anoche, Soon-Yi, ahora de 47 años de edad, pinta un retrato de Mia que es similar al descrito por Moses: dice que Mia “nunca fue materna” con ella desde el principio. La primera vez que Mia trató de darle un baño a Soon-Yi, en lugar de ayudarla a meterse en la bañera, “simplemente me tiró”. Cuando Mia intentó enseñarle el abecedario, aparentemente se sintió frustrada con Soon-Yi y le lanzó los bloques de madera con el alfabeto. Hubo muchas bofetadas y insultos; y también afirma que Farrow a menudo la sostenía boca abajo para hacer que le “circulara la sangre en la cabeza” y hacerla “menos retrasada (sic)”. Cuando se le preguntó si tenía algún recuerdo positivo de Mia, Previn respondió: “Parece difícil de imaginar, pero realmente no puedo pensar en uno”.

El artículo y entrevista fueron hechos por Daphne Merkin, una amiga de Allen durante las últimas cuatro décadas, quien también describe en el artículo cómo comenzó la relación, y que fue Woody quien había buscado a Soon-Yi, según ella misma lo explica: “Yo no fui quien persiguió a Woody, ¿de dónde sacaría el valor? Él me persiguió. Es por eso que la relación ha funcionado: me sentí valorada. Es bastante halagador para mí. Por lo general es una persona muy mansa y dio un gran salto”.

Desde que el movimiento #MeToo comenzó el otoño pasado, Dylan y otros han mantenido vivas las acusaciones contra Allen. Muchos actores que han estado en las películas de Allen, como Mira Sorvino, Timothée Chalamet, Rebecca Hall y Greta Gerwig, han dicho que lamentan haber actuado para él; Hall y Chalamet incluso donaron sus salarios de la película A Rainy Day en Nueva York, que tal vez nunca sea lanzada, a organizaciones benéficas. Otros actres, como su amiga de siempre y ex, Diane Keaton, han apoyado a Allen.

Luego de la publicación del artículo, Dylan Farrow comentó al respecto, diciendo que tales acusaciones sobre ella eran ofensivas, publicando en Twitter una larga declaración en respuesta a la historia de Soon-Yi Previn:

Ronan Farrow, hijo de Mia y hermano de Dylan, y quien además es un galardonado periodista que ha cobrado relevancia en los últimos años gracias a sus investigaciones y e historias sobre abusos sexuales de hombres poderosos como Harvey Weinstein, Les Moonves y otros, también criticó la entrevista en su cuenta de Twitter:

Luego de estas críticas, un vocero de New York Magazine declaró a The Hollywood Reporter que Soon-Yi Previn estaba contado su lado de la historia por primera vez, y que la revista esperaban que la gente leyera todo lo que tenía que decir antes de formarse juicios de valor. “Nos pusimos en contacto con Mia y Dylan Farrow para que hicieran sus comentarios, pero Dylan eligió hablar a través de su representante. Somos transparentes acerca del hecho de que la historia está contada desde el punto de vista de Soon-Yi”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • 2
    WTF!
  • 6
    Me confunde
Canvas

MOR.BO × Lin Zhipeng

CLP $6.000

Yayoi Kusama acerca del miedo Aunque estemos pasando por un momento oscuro y difícil, estos nos ofrecen una oportunidad de aprender quiénes somos. “La psiquiatría no era tan aceptada en mi juventud como lo es ahora. Tuve que luchar por mi cuenta con lo que me pasaba, con mi ansiedad, sin hablar de las visiones y alucinaciones que a veces me abrumaban”. More