La madrugada de hoy falleció Sofía Imber, una de las figuras más importantes de la cultura venezolana del siglo 20: periodista, promotora cultural y trabajadora incansable, una que convirtió al Museo de Arte Contemporáneo de Caracas en el mejor de Latinoamérica con una exposición permanente llena de artistas de la talla de Pablo Picasso, Henri Matisse, Georges Braque y Fernando Botero.

Pese a que en los últimos años se pasaba largas temporadas en Miami con su hija Adriana, con quien compartía su pasión por el arte y la cultura, Doña Sofía se encontraba en Caracas con motivo del recibimiento de un doctorado Honoris Causa que le entregaría la Universidad Simón Bolívar mañana 21 de febrero. Ahora, ese será el día de su sepelio, día en el que descansará junto a su esposo, el periodista Carlos Rangel, fallecido en el año 1988.

Hoy recordamos su increíble legado cultural recordando algunos de los detalles más importantes sobre su carrera profesional.

1. Fue una periodista incansable

Además de trabajar en diarios de Argentina, Colombia y México por más de 50 años, así como en publicaciones venezolanas como El Nacional, Últimas Noticias y Diario 2001, fue la directora de las páginas culturales de El Universal, así como parte del consejo directivo de la revista CAL (Crítica, Arte y Literatura), y además parte importante del programa televisivo Buenos Días, cuya responsabilidad asumió luego del fallecimiento de su esposo, el periodista Carlos Rangel.

2. Formó parte de círculos artísticos internacionales

Sofía Imber y Carlos Cruz-Diez

Sofía Imber y Carlos Cruz-Diez. Fotografía: FIA

Además de ser una de las figuras más reconocidas del arte y la cultura venezolana, Sofía Imber también tuvo la fortuna de conocer personalmente a artistas como Pablo Picasso y Victor Vasarely, quienes fueron parte importante de su desarrollo como curadora para el museo que posteriormente dirigiría en Caracas.

3. Fue directora del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas por 30 años

MACSSI

Fotografía: Notitarde/Archivo

Desde 1973 y hasta 2001, Imber estuvo a la cabeza de uno de los mejores museos de Venezuela y América Latina: el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, que fue su segunda casa. En su mejor momento, el museo llegó a tener hasta 4000 obras de arte, y en honor a su extraordinaria labor el museo fue renombrado en 1990 con su nombre. También fundó el Museo de Arte de Coro, en la capital del Estado Falcón.

4. Se enfrentó a Hugo Chávez y fue despedida

Sofía Imber

Fotografía: Notitarde/Archivo

Doña Sofía fue directora del prestigioso museo hasta el año 2001, cuando el entonces presidente Hugo Chávez la despidió de su cargo a través de un programa de televisión en represalia a Imber, quien firmó un documento en contra de “alusiones antisemitas” del entonces presidente. “Yo estaba haciendo ejercicio en la Cota Mil cuando me enteré. Me llamaron de casa para informarme. No alteré mi rutina. Eso fue en enero. Yo pensaba renunciar en marzo. Sabía que no iba a poder trabajar con una persona como Chávez en el gobierno. Él se adelantó a mi decisión.” Pese a cartas de protesta del mismísimo Fernando Botero, la decisión fue irreversible.

5. Fue responsable de la colección de arte de la UCV

"Sophia" de Victor Vasarely en la UCV. Fotografía: Gorgal/Flickr

“Sophia” de Victor Vasarely en la UCV. Fotografía: Gorgal/Flickr

El trabajo de Imber fue parte importante de que el campus de la Universidad Central de Venezuela, denominada la Ciudad Universitaria de Caracas haya sido nombrada Patromonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000. Además de tener arquitectura inspirada en Bauhaus, los terrenos tienen piezas maestras de arquitectura moderna y de las artes plásticas, con obras de Alexander Calder, Jean Arp, Fernand Léger, Victor Vasarely, Mateo Manaure y muchos más.

6. Fue una recipiente múltiple de premios y honores internacionales

Sofía Imber

Fotografía: Luigi Scotto

Además de ser la única mujer a quien se le ha otorgado el Premio Nacional de Periodismo de Venezuela, también recibió durante su larga trayectoria a Orden del Libertador (Venezuela) y la Medalla Picasso, que otorga la Unesco, convirtiéndose en la primera latinoamericana en recibir este premio. Fue también recipiente de la Legión de Honor, en grado de Chevalier, del gobierno de Francia; el Águila Azteca (México); la Cruz de Boyacá (Colombia); la Orden al Mérito (Italia); la Orden de Mayo (Argentina); la Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral (Chile); la Orden del Río Branco (Brasil); la Orden del Mérito Civil (España); la gran cruz de la Orden de Isabel la Católica del gobierno español y múltiples otras condecoraciones internacionales.

7. Regaló 14.000 libros en el año 2014

Sofía Imber

Fotografía: El Universal

Uno de sus último regalos para con el mundo de la educación, el arte y la cultura fue en el año 2014, cuando le regaló a la Universidad Católica Andrés Bello su Biblioteca completa, que constaba de unos 14.000 ejemplares, que desde entonces se encuentran resguardados en el Centro Cultural Padre Guillermo Plaza de dicho centro de estudios.

Despues de leer, ¿qué te pareció?