SACO6

Si bien es cierto que la banda punk Sex Pistols fue, es y seguirá siendo una de las agrupaciones más legendarias de la historia de la música, también lo es el hecho de que su bajista Sid Vicious forma parte importante de ese legado. Considerado por muchos como la versión punk de James Dean, su vida ha sido vista bajo un lente romántico al morir tan sólo a los 21 años, dejando atrás los recuerdos de su comportamiento rebelde y el misterio de la muerte de su novia, Nancy Spungen.

Tal día como hoy hace 38 años, el cuerpo de Vicious fue encontrado por su madre en un apartamento de Manhattan. Tan sólo unas horas antes, el músico se había inyectado una sobredosis mortal de heroína. Tan sólo dos años antes, Vicious había dicho en una entrevista que sabía que no llegaría a los 25 años, y unos días después de haber sido cremado, fue descubierta una nota suicida en un bolsillo de su chaqueta:

“Teníamos un pacto de muerte, y tengo que mantener mi promesa. Por favor entiérrenme al lado de mi bebé. Entiérrenme con mi chaqueta de cuero, jeans y botas de motociclista. Adiós.”

Pese a que para muchos su contribución real al movimiento punk fue mínima, Sid continúa siendo una figura de culto. Revisemos algunas curiosidades de la vida de John Simon Beverly, el príncipe maldito del punk.

1. Su madre fue una de las mayores influencias en su vida

Sid Vicious

Fotografía: Anne Beverley

Anne Beverley, la madre de Vicious, era una hippie nómada: nunca tenía un hogar o trabajo fijo. Incluso vivió con su hijo en Ibiza, en donde mantenía a ambos vendiendo marihuana en la playa. Por desgracia al regresar e Inglaterra terminó involucrándose con drogas más pesadas, que Sid también comenzó a consumir a muy temprana edad, incluso antes de conocer a Johnny Rotten y unirse a los Sex Pistols.

2. Estaba obsesionado por su imagen y look

Sid Vicious

Fotografía: Anne Beverley

De acuerdo a lo que cuenta John Lydon en el libro 12 Days On The Road de Noel Monk, cuando John y Sid se conocieron, este último amaba a los rockeros glam como David Bowie, Roxy Music y T. Rex, y adoptó su estilo de vestir desafiante y afeminado. “Era invierno y hacía un frío implacable afuera, pero no usaba una chaqueta porque quería que la gente viera una de sus camisas nuevas. Tenía que ser visto.”

3. Su afición a las drogas sorprendía hasta a los adictos más severos

Sid Vicious + Dee Dee Ramone

Fotografía: Archivo/Splash

El músico Dee Dee Ramone, ningún ajeno a los momentos de depravación extrema, comentó en más de una oportunidad que durante la primera visita de los Ramones a Inglaterra, se sorprendió por lo que vio del bajista: “Sid sacó un estuche lleno de parafernalia, puso un montón de heroína en la jeringa y luego metió la aguja en el inodoro con todo el vómito y orine que había allí y se inyectó. Ni siquiera lo cocinó, sólo lo sacudió, se lo metió en el brazo y presionó la jeringa.”

4. Vivía desesperado por ser el centro de atención

Sid Vicious

Fotografía: Archivo/Getty

Su comportamiento abusivo tenía un solo objetivo: la atención de los demás. Ya sea lanzando botellas a otras bandas o dándole golpes a periodistas, Vicious vivía por ser la persona de quien todos hablaban, incluso arriesgándose a sí mismo. En el libro de Monk que mencionamos anteriormente, el padre de John Lydon cuenta que Vicious solía estrangular gatos, quemarse con cigarrillos y cortarse a sí mismo con los bordes de latas de frijoles tan sólo para que la atención de una habitación se tornara hacia él.

5. Formó parte de otras bandas legendarias antes de los Sex Pistols

Sex Pistols

Fotografía: Archivo/Splash

Antes de que Johnny Rotten convenciera a Malcolm McLaren de que Sid Vicious era el bajista que debía reemplazar a Glen Matlock en la banda, fue baterista de Siouxsie and the Banshees en su concierto de debut en el 100 Club Punk Rock Festival en 1976. También tuvo su propio grupo, The Flowers of Romance, con Keith Levene (que más tarde formaría parte de PiL), y también tocó las futuras integrantes de The SlitsViv Albertine y Palmolive, así como con el guitarrista de Adam Ant, Marco Pirroni, entre otros.

6. Tenía conflictos consigo mismo por sus preferencias sexuales

spungen-vicious-dee-dee

Fotografía: Archivo/Splash

Aunque su romance más conocido fue con la groupie Nancy Spungen, el fotógrafo norteamericano Leee Black Childers comenta en el libro Please Kill Me: The Uncensored Oral History of Punk de Legs McNeil y Gillian McCain que muchas veces tuvo conversaciones con Vicious acerca de su orientación sexual. “Pensé que tendría sexo conmigo, pero a la mañana siguiente se asustaba: ‘¿Qué he hecho, soy gay?'” Al igual que en su relación con Spungen, Vicious se sintió atraído por Childers más por la necesidad de ser protegido que cualquier cosa sexualmente explícita, durmiendo en sus brazos, pero nunca consumando la relación.

7. Aún sigue siendo el sospechoso principal de la muerte de Nancy Spungen

Sid Vicious y Nancy Spungen

Fotografía: Archivo/Getty

Todos conocemos la tórrida historia de amor, drogas y abuso entre Sid y Nancy, y en especial cómo terminó: con la muerte de Nancy el día 12 de octubre de 1978 en el Hotel Chelsea de Nueva York luego de haber recibido una puñalada en el estómago. Las declaraciones de  Vicious a la policía siempre fueron vagas y contradictorias, y al momento de la muerte del músico, seguía siendo el sospechoso número uno de la policía. Pero como una versión aún más perversa de Romeo y Julieta, Sid Vicious falleció para acompañar a su amada por la eternidad.

Despues de leer, ¿qué te pareció?