Por lo general, las personas que consumen cannabis de manera recreacional sólo deben preocuparse por conseguir un buen bong o rolling paper de calidad, así como de tener una despensa bien surtida para cuando ataque el hambre, pero al parecer, en los últimos meses ha aumentado el consumo de la llamada fake weed, y parece ser más peligrosa de lo que se pensaba.

Esta semana, funcionarios del Departamento de Salud Pública de Illinois en los Estados Unidos publicaron un comunicado en el que advertían que un grupo de personas sufrieron hemorragias severas después de usar cannabinoides sintéticos, que interfieren con la capacidad de la sangre para coagularse. Las autoridades informaron que cuatro personas fueron hospitalizadas por casos de hemorragia grave la semana pasada, pero que hasta ahora son seis los casos de episodios hemorrágicos graves.

Los cannabinoides sintéticos o fake weed a menudo se conocen como K2 o Spice, y muchas personas lo usan como una alternativa “legal” a la marihuana. Sin embargo, su fabricación y venta involucra cientos de sustancias químicas diferentes y desconocidas, y pueden causar enfermedades graves cuyo origen es difícil descifrar.

Los compuestos tienen el nombre de cannabinoides porque actúan sobre los mismos receptores de células cerebrales que los principales ingredientes activos de la marihuana como el THC o CBD, pero sus efectos son completamente distintos, tal como explica el director del Departamento de Salud Pública de Illinois, Nirav D. Shah:

“Es difícil saber qué contienen o cuál será la reacción a estas sustancias. Hay que estar conscientes de que los efectos sobre la salud del uso de cannabinoides sintéticos pueden ser impredecibles y dañinos, incluso amenazan la vida de quienes los consumen”.

Hasta los momentos, las autoridades estadounidenses dijeron estar trabajando para identificar una sustancia en común utilizado por las seis personas que sufrieron las hemorragias, pero ante la duda: quédate con el weed más orgánico y natural que puedas encontrar.

Despues de leer, ¿qué te pareció?